16.8 C
Medellín
miércoles, octubre 5, 2022

Yina Calderón podría llevar el récord de cirugías estéticas en Colombia; van más de 20

La ‘influencer’, en su afán por ser la Barbie colombiana, ha tenido varias entradas al quirófano, las intervenciones han tenido su salud en peligro.

Al iniciar el nuevo año, la exparticipante del ‘reality’ Protagonistas de Nuestra Tele en 2013 y generadora de contenidos para redes sociales, Yina Calderon Ome anunció que se convertiría en la nueva Barbie colombiana. Doce días después el 25 de enero ingresó por urgencias a una clínica al norte de Bogotá.

Dolor en el pecho, desorientación, fatiga, transpiración, escalofríos, dificultad para respirar y una aparente baja de tensión fueron los síntomas que la tuvieron hospitalizada varios días.

Por sus síntomas asociados a enfermedad respiratoria y porque para ese momento el país enfrentaba la cuarta ola de la pandemia por cuenta de la variante más contagiosa Ómicron, se descartó un contagio por covid-19.

El diagnóstico fue una neumonía bacteriana no especificada, es decir, una infección en los pulmones causada por bacterias, un cuadro clínico altamente peligroso que puede derivar en complicaciones graves como un shock séptico, insuficiencia respiratoria, insuficiencia renal o incluso abscesos pulmonares.

Por eso, los médicos han tratado a la ‘influencer’ en diversas ocasiones y le ratifican la necesidad de cuidar su salud y tener moderación con su cuerpo, incluso le han advertido de los riesgos que presenta para su organismo tantos procedimientos, en su mayoría, estéticos.

Doctrinantes como Ramon L. Zapata, han llamado la atención sobre infecciones que se adquieren en el lugar de la cirugía y que aparecen en el postoperatorio en cirugías de contorno corporal.

De hecho, en el año 2011 en Estados Unidos se realizaron 57 millones de cirugías ambulatorias en más de 5.000 instituciones médicas, un porcentaje importante fue con fines estéticos y en estos se analizó una incidencia de infección mayor en abdominoplastias, mastopexia, reducción, aumento mamario y ritidectomía, mismas cirugías que Yina se había hecho con el propósito de ser la Barbie colombiana.

Pese a que la misma ‘influenciadora’ había advertido que uno de los procedimientos que se haría era la eliminación de las denominadas costillas flotantes, los médicos no hallaron rastros de esta intervención.

Yina Calderón puede ser la colombiana que más operaciones de este tipo se ha hecho, pues ya suma más de 20 procedimientos estéticos, los mismos que hicieron que su salud se viera ampliamente comprometida.

La transformación física se convirtió en una verdadera obsesión para ella, por esto comenzó con sus primeras intervenciones, las cuales fueron una liposucción, una bichectomía y levantamiento de párpados, pero con todo esto, no quedó conforme y quiso ir por más.

Volvió al quirófano, esa vez para una reducción de mejillas, perfilamiento del rostro, aumento de pómulos, aumento de labios, cirugía de nariz, eliminación de papada.

A pesar de todas las intervenciones, continuaba con la percepción de que su rostro se veía redondo y no perfilado como tanto añoraba. Meses después pidió a su cirujano que le realizara una mentoplastia, es decir, una prótesis de silicona en su mentón, también un aumento de senos y la disminución de cintura.

A todos los procedimientos mencionados se añadió la inoculación de biopolímeros en sus glúteos, los cuales se tuvo que retirar meses después, pero no quedando contenta, se hizo una reconstrucción de los mismos con lipotransferencia de grasa e hilos tensores para levantarlos. 

El ánimo de la creadora de contenido por modificar su cuerpo ha sido tanto que ni sus orejas se han salvado, pues en uno de los ingresos al quirófano pidió que le arreglaran su oreja izquierda.

Mientas la ‘influencer’ se somete a varios procedimientos quirúrgicos, el 3 de enero de 2017 inició su negocio de fajas de yeso, por eso creó su empresa llamada Yina Calderon SAS, mediante un documento privado y a ella como única socia.

En marzo de 2021 su empresa fue demandada por Julián Alberto Cardenas García quien busca que el Juzgado 4 Municipal de Pequeñas Causas Laborales de Bogotá declare que entre él y la empresa de Calderón Ome hubo un contrato de trabajo y se le ordene pagar la indemnización correspondiente por despido sin justa causa, así como la liquidación de prestaciones sociales.

Un proceso similar se surte en el Juzgado 71 Civil Municipal de Bogotá en el que Julio Alberta Reina Guerrero demandó a la ‘Instagramer’ en un proceso monitorio que busca el pago de una deuda de manera expedita. 

Así, entre procedimientos estéticos y negocios en crecimiento vive Yina Calderón, una de las ‘influencers’ más reconocidas del país.

Fuente: Pulzo

spot_imgspot_img
Articulos Relacionados
spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí