16.8 C
Medellín
miércoles, octubre 5, 2022

Una Corte constitucional mercenaria : Si a la muerte No a la vida

… un gran asesinato de fetos en marcha !

Por : Misael Cadavid

En los últimos 6 meses me he alejado de las letras debido a mi condición de aspirante a la Cámara de Representantes por Antioquia,en un acto de respeto por los amables lectores que me leen desde hace varios años,pero es menester dar mi opinión respecto a la decisión mercenaria de la corte constitucional de despenalizar el aborto antes de la semana 24.

Primero fue ampliar los términos de la Eutanasia,ya no se requiere una enfermedad crónica terminal para practicarla,sino cualquier enfermedad crónica así no sea terminal,que le produzca sufrimiento psicológico al paciente,así las cosas un hipertenso,un diabético,un artrítico,un epiléptico o un párkinson podría solicitarla si se ve afectada su salud mental. Nada mas aberrante y absurdo.

Ahora el infausto fallo de despenalización del aborto antes de la semana 24 : mercenarios de seres indefensos !

Y es que  todo lo relacionado con la condición humana no nos puede hacer indiferentes,mucho menos la vida.

La sentencia de la Corte pone en entredicho los principios democráticos y de separación de poderes sobre los cuales se funda el Estado Social de Derecho. A mi juicio, es el Congreso de la República el órgano llamado a buscar amplios consensos sobre asuntos especialmente complejos por sus implicaciones sociales.

La decisión de la Corte Constitucional le da un valor relativo y subjetivo al derecho a la vida, cuya protección jurídica, moral y médica, inicia como lo reconoce el propio Tribunal, desde la gestación. 

A lo largo de la historia, los diferentes intentos en ponerle un valor relativo a  la vida han mostrado consecuencias nefastas para la humanidad. La vida es una y comienza desde la unión del ovulo con el espermatozoide, lo que llamamos la CONCEPCION.

Es asi como la corte legitima el asesinato de niños indefensos como conducta socialmente permitida al reconocer el aborto como un derecho absoluto antes de las 24 semanas de gestación.

Esta absurda e inexplicable decisión judicial promueve la cultura de la muerte,se han convertido en sicarios intelectuales de unos seres que están privados de toda capacidad de defensa. 

Los niños en gestación, deben ser tratados como sujetos de derechos,pero la corte que al parecer debe llamarse corte de franela y no constitucional optó por reducidir a los niños a objetos de consumo y descarte. 

La sociedad debería estar de luto.

Anhelamos la paz y necesitamos devolverle el sentido a la vida, lo cual debería comenzar con la protección de unos seres inocentes y vulnerables como son los que están en etapa de gestación y quienes son tratados, en esta ocasión, como enemigos sin derechos.

Con esta polémica decisión Colombia es uno de los pocos países que permiten el aborto sin límites antes de las 24 semanas de gestación; lo cual es inconcebible cuando se trata de defender el derecho inviolable e inalienable a la vida.

La decisión judicial confunde el concepto de vida,lastima que los médicos o biólogos no podemos hacer parte de la corte de marras. Ellos pseudolegislan desde sus togas y confortables oficinas y ahora nos ponen a los médicos a ser matones de seres indefensos.

Permítanme señores magistrados decirles que entre las semanas 7 y 12 de gestación existe certeza sobre la sensibilidad al dolor por parte de los niños en gestación. Por ende, llama la atención que la propia jurisprudencia de la Corte Constitucional reconozca protección jurídica a otros seres y entes sintientes que carecen de personalidad jurídica. Ademas existe evidencia clínica que la práctica del aborto antes de la semana 24 de gestación puede, poner en riesgo la vida y salud de la madre, incluso en condiciones de atención óptimas. Y por último permitir el aborto hasta la semana 24 desconoce la probabilidad, del 30% al 50% de que un niño sobreviva con el cuidado médico pertinente en lugar de esperar su muerte.

Si Dios y la ciudadanía lo quieren desde el Congreso de la República me comprométere a buscar un consenso democrático que permita reglamentar la OBJECION DE CONCIENCIA EN LOS HOSPITALES para que no se conviertan en escenarios de la muerte y que trabajen por la defensa de la vida.

Y si realmente los médicos fuimos formados para proteger la vida y no para destruirla les suplico que bajo el juramento hipocrático protejan la vida desde su concepcion.

Queremos una corte que le diga Si a la vida,No a la muerte !

spot_imgspot_img
Articulos Relacionados
spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí