InicioSaludIncontinencia urinaria: un problema de salud oculto por el pudor

Incontinencia urinaria: un problema de salud oculto por el pudor

Principalmente afecta a las mujeres.

De acuerdo al contenido de la revista Medicina y Cienciala incontinencia urinaria, el más conocido de los trastornos de la micción, afecta a más de un 22% de la población entre 40 y 75 años. Siendo la población femenina la más afectada. De hecho, la mitad de las mujeres de más de 60 años la padece, así mismo, las mujeres más jóvenes que hacen deportes de alto impacto la pueden sufrir.

Pero, ante todo, la pérdida involuntaria de orina es un trastorno con profundas repercusiones psicológicas y sociales en la vida diaria, situaciones muchos más graves que el problema médico en sí.

Vergüenza, pérdida de autoestima, depresión, aislamiento, incluso problemas a la hora de mantener relaciones sexuales con normalidad son algunos de los peajes que pagan los afectados de incontinencia urinaria.

La vejiga hiperactiva tiene tres síntomas de alarma:

  • Orinar con demasiada frecuencia, lo que suele medirse en unas ocho o más veces al día.
  • Una sensación incontrolable y súbita de ir al baño.
  • Pérdidas repentinas de orina, lo que se conoce como incontinencia de urgencia.

Causas más comunes

El portal Web Consultas las presenta de la siguiente manera:

  • Uretra con mayor movilidad. En este caso, el individuo afectado presenta cierta debilidad de los elementos anatómicos que se encargan de sostener la uretra en su localización correcta, presentando una movilidad –generalmente un descenso– de la uretra a planos inferiores, por ejemplo, ante un esfuerzo. Este mecanismo será el responsable en los casos de incontinencia de esfuerzo.
  • Lesiones del esfínter uretral. Lo que se produce con un cierre incompleto o defectuoso es una pérdida de orina porque el elemento que impide su salida voluntariamente no funciona correctamente.
  • Lesiones neurológicas. En circunstancias concretas de determinados trastornos neurológicos centrales como enfermedades neurodegenerativas y demencias, puede existir una desconexión entre las órdenes cerebrales y las respuestas periféricas a nivel urológico.
  • Inflamaciones locales. Algunas infecciones, inflamaciones no infecciosas como cistitis secundarias a tratamientos con radioterapia, infecciones por esquistosoma, tumores… se produce una alteración de los mecanismos de cierre de la uretra y de su esfínter, dando lugar a la pérdida involuntaria de orina típica de la incontinencia urinaria.

Fuente: Publimetro

Articulos Relacionados
spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí