InicioColumnistasEl Viacrucis del Pasaporte

El Viacrucis del Pasaporte

Por: Federico Senior

Hace unos veinte años, el tal vez mejor servicio que prestaba el Estado, era el de los Pasaportes, nuevos o renovados, funcionaba casi que a la perfección, que para Colombia, ya es demasiado, la última vez que solicite la renovación del mío, fue hace casi diez años, me tomo tan solo un par de horas, en la Calle 100 de Bogotá, se sentía uno como en el primer mundo, bien, no fue sino que a Duque se le ocurriera nombrar a la inigualable, genial, talentosa y brillante Vicepresidente como Canciller y ahí fue Troya, todo se volvió M137DA, por no decir menos.

El mío se vence en junio, en contra vía a lo que hace la mayoría de mis compatriotas, por costumbre tengo no dejar nada para última hora, desde ayer, estoy sentado frente a mi computador intentando conseguir la cita (obligatoria), averiguo a cual página debo acudir,  al entrar en ella el asunto parecía sencillo y rápido, tan solo llenar un formulario con los datos básicos y parecía que hasta ahí era la cosa, cuan equivocado estaba, esto es una tortura, es lo más estúpido que haya podido ver en mi ya larga vida, al llegar al final del formulario, aparece un link que pretende comprobar que “NO SOY UN ROBOT”, situación que bien poco importaría en este caso, si en verdad lo fuera, un ROBOT digo, que carajos importaría, pregunto, ¿lograría un ROBOT con la cita obtenida en la página, conseguir un pasaporte colombiano?, de ser así, sería este un acontecimiento sin precedente en la historia humana, como primera medida tendría que ser Colombiano el ROBOT, ahora bien de ellos hay miles, pero con la característica especial de poder acceder a un pasaporte, sería excepcional, otro de los grandes logros nacionales, como ese de tener las más bellas esmeraldas, o el segundo himno más bonito, sería ahora entonces, el de tener como ciudadano nacido (fabricado mejor) en Colombia, con Pasaporte, bien, el link en definitiva no es para todo eso, tan solo es la manera de dilatar el proceso de consecución de la cita, más o menos cada minuto, la validación de no ser un robot se vence, es necesario entonces volver a dar “click” en el “link”, de manera inmediata se genera el estúpido método que exige dar “link” en una serie de fotografías que corresponden a una pregunta que formula el sistema, algunas de las fotos muestran la imagen de lo solicitado, semáforos, motocicletas, puentes, escaleras, chimeneas, hidrantes, en fin, todas son unas pésimas fotografías, muchas borrosas, otras con los objetos muy lejanos, así que me toca hacer uso de mi lupa para poder “adivinar” en donde están las puñeteras motos, chimeneas, autos o cruces peatonales, ahora bien, cuando se trata de una solo foto, ésta aparece dividida en dieciséis cuadros, en donde por ejemplo, un semáforo puede ocupar tres o más de ellos, en algunas ocasiones el objeto ocupa un pedazo muy pequeño del cuadro y uno no sabe si darle “clik” o no, es absurdo, ridículo, es una burla al ciudadano, estamos ante el hecho, de que el Estado tiene la obligación de otorgar este documento, único válido para cuando se esta fuera del país, no es posible entonces que sometan a la población a semejante martirio, hoy llevo ya más de tres horas intentando que la página me permita dar click en “continuar”, para ver si puedo conseguir la bendita cita.

Martica, por favor, si no puedes con algo tan elemental como emitir unos pasaportes, con el agravante de que antes de que llegaras a la Cancillería el asunto funcionaba casi perfecto, ¿Cómo pretendes que algún día te elijamos Presidente?, por favor, yo no te emplearía ni de mensajera, con lo que reflejan tus actuaciones como ministra, creo que en el cargo de recadera no serías capaz de encontrar siquiera una dirección; así que querida amiga, entrega ese puesto, o al menos pon a alguien en Pasaportes que arregle este M137D370….

Articulos Relacionados
spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí