InicioColumnistasEl Embeleco del Debata

El Embeleco del Debata

Por: Federico Senior

Nada más inútil en las democracias modernas que los debates televisivos, en Colombia están signados por ser un espacio en donde quienes intentan brillar con más fulgor (casi nunca lo logran) son los presentadores, las preguntas son las mismas, el tiempo de respuesta es mínimo y cuando los participantes no quieren responder, pues no lo hacen, y punto, en eso era un experto el Ex Presidente Uribe, contestaba lo que le daba la gana, lecciones muy bien aprendidas por su archi enemigo Petro, a quien  jamás lo he oído responder, por lo que se le pregunta.

En eso es mucho más honesto Rodolfo, ese, como no le tiene miedo a nada ni a nadie y de paso le importa un soberano carajo las críticas por su franqueza, pues va diciendo lo que es, aunque sea políticamente incorrecto; dando así “papaya” para que se le saque de contexto cada frase que diga, claro, el hombre no entra en vainas para decir las cosas, se le salen groserías, impertinencias, las cuales se vuelven invaluables tesoros para los jovencitos de las bodegas, en donde terminan de maquillar las vaciadas de Rodolfo y las viralizan en instantes. Las respuestas de Hernández, están dadas por lo general en un contexto claro de robustez de pensamiento, claridad y contundencia, expresadas con absoluta sencillez y lenguaje coloquial, eso, eso es lo que no le gusta a Gustavo, dueño de la más pura fraseología marxista, acomodada al muy laberíntico estilo de Cantinflas, dice un montón de cosas expresadas en una inexpugnable catarata de incoherencias, las cuales van adobadas con bien escogidas frases que llevan las más mortíferas pociones del populismo, así, lo que queda es la fatua promesa, la del regalo sin sentido que incluye mesadas, becas, comida, salud; queda en las mentes de los incautos, que Petro les va a dar de todo, sin tener que esforzarse en lo más mínimo, semilla de rápido germinar, en las estériles mentes de los haraganes jóvenes revoltosos, mientras Rodolfo lo que propone es poner a trabajar duro a todo el mundo y, eso no le gusta a los flojos y tozudos Petristas.

Bien hace entonces el Ingeniero en negarse a confrontar con el escurridizo Petro, sabe bien Rodolfo que Petro lo conoce, lo intentaría sacar de sus casillas y ya sabemos como es que reacciona Rodolfo, eso es lo que quiere Petro, nada de exponer propuestas viables o realistas, nada de eso, solo vascuencia populista y aleves ataques a su contrincante con la única intención de “sacarle la piedra” en vivo y en directo.

A mí personalmente, me encantaría ver como Rodolfo le clavara la mano al cabrón de Petro, de verdad lo disfrutaría mucho, pero ese es un pensamiento personal, que claro, sé que le gustaría a muchos, pero que por ahora no se puede; mientras tanto dejemos a nuestro candidato tranquilo en su apacible Piedecuesta, allá sin mayores pretensiones, esperando los resultados del domingo, de seguro en la cocina, esperando la pepitoria o el cabrito, mientras en el Movistar Arena, se retorcerán de la ira, las fétidas huestes Petristas, viendo cómo se les escapa el poder, boletín tras boletín…

Articulos Relacionados
spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí