Domingo de Ramos: cuál es el significado de esta festividad religiosa

Totus Noticias
3 Min Lectura

Este domingo 24 de marzo se celebrará el Domingo de Ramos, un festejo religioso cargado de simbolismos y tradiciones propias de la religión católica.

Esta festividad cristiana conmemora la entrada triunfal de Jesús en Jerusalén, marcando el inicio de la Semana Santa. Según la creencia religiosa, la comunidad recibió a Jesús, también llamado el “hijo de David» y el «rey de los judíos», extendiendo sus ropas y ramas de palmera por el camino, un acto que se refleja en la costumbre actual de bendecir y distribuir ramos durante esta celebración. 

“La entrada de Jesús en la ciudad siempre se describe como un ‘triunfo’ en la tradición cultural compartida, recordando la forma en que los reyes entraban en una ciudad. Los Evangelios también lo proclaman como un ‘cumplimiento de la profecía’”, señala Vatican News, el portal de información de la Santa Sede.

De acuerdo con National Geographic, el domingo de ramos “fue el día en que Jesús entró en la ciudad de Jerusalén, en Israel. Hasta entonces, el profeta judío se había alojado con sus discípulos en una aldea llamada Betania, en el lado oriental del Monte de los Olivos, también en Jerusalén, según la Enciclopedia de Historia Mundial (una plataforma de conocimiento histórico)”. 

El origen de la bendición de los ramos se remonta al siglo VII, aunque hay registros de celebraciones similares en Jerusalén desde el siglo IV. Uno de los primeros en referirse a esta tradición fue San Isidoro de Sevilla, quien calificó este día como un «gran día». 

La tradición del Domingo de Ramos se conoce en tras regiones del mundo con otros nombres que reflejan diferentes aspectos, como: Pascua Florida o Domingo de Pasión. 

El portal Holyart indica que la celebración del Domingo de Ramos también tiene sus raíces en la Fiesta de las Succot o la “fiesta de las cabañas”, una festividad judía que conmemora el viaje del pueblo judío a través del desierto hasta la Tierra Prometida, donde vivían en cabañas y llevaban ramilletes de plantas en peregrinación al templo de Jerusalén. 

“Para celebrar esta fiesta, los judíos iban en peregrinación al templo de Jerusalén llevando como ofrenda un ramillete compuesto por cuatro plantas diferentes: palma, cedro, tres ramas de mirto y dos ramas de sauce atadas con cáñamo”, explica.

Oración para el Domingo de Ramos

Señor,
haz de mi corazón tu nueva y eterna Jerusalén.
Entra en mi interior con tu gloria y majestad.
Conduce tus pasos al templo de mi corazón,
y allí, derriba toda mentira, vanidad y egoísmo,
toda soberbia, arrogancia y miseria
que me separan de la verdadera esencia
que habita en mí.

Torna sagrado este templo, por tu presencia,
por tu verbo y por tu corazón.
Que tus Palabras encuentren eco en mi interior
y, por los siglos de los siglos,
resuenen en mi consciencia
y se tornen vida en mi vida.

Amén.

Cuadro de comentarios de Facebook
Comparte este artículo