Conectate con nosotros

Columnistas

COLOMBIA, POTENCIA DE VIDA

Columnistas

Publicado

en

Por: William Calderón

Evidente y tristemente, no lo somos. Como todo lo del petrismo, trátase de un atractivo concepto cuyo contenido promocional no se aviene con la realidad. En el poco tiempo de este gobierno, se cuenta el asesinato de 35 líderes sociales. La diferencia es que ahora, las bodegas al servicio del Pacto Histórico, ya no trinan “nos están matando”.

La prohibición

La prohibición de bombardear campamentos de quienes, usando toda suerte de armas, están dedicados al narcotráfico y a la ilegalidad con la dominación territorial de vastas zonas del país, es orden que debe cumplir nuestro Ejército Nacional, desactivado hoy en su fuerza de combate, llegando incluso hasta el extremo de quedar inertes y dejarse secuestrar por comunidades al servicio de los carteles.

El vandalismo y la humillación

El mismo relato cobija a la policía, que debe dejarse apalear a la vista de todos, pues el protocolo de la protesta social, léase vandalismo, les impide restablecer el orden, instaurándose por encima del respeto a la vida, a la autoridad, a los bienes, servicios públicos y privados, el derecho a la protesta. De manera impávida, registramos como, frente a los gestores de convivencia del distrito capital y sin que la policía pudiera actuar, inició un grupo al margen de todo respeto, un incendio que pretendía quemar la Catedral Primada de Colombia. Hace tres semanas la comunidad Embera, alegando el incumplimiento de compromisos adquiridos por el gobierno distrital, se plantó con palos y arengas en una protesta que terminó en con la destrucción de la fachada del edificio de Avianca y la humillación y lesiones a mujeres y hombres de la policía en una asonada sin antecedentes.

Transmilenio maldito

Parece que Transmilenio está maldito. Además del hacinamiento y el fraude permanente de la ciudadanía que se niega a pagar el transporte, ahora es sede de toda suerte de delitos contra la propiedad y la vida, sufriendo la infraestructura de las estaciones, ataques permanentes por parte de pandillas de antisociales. Pareciera que hay un derecho supremo, por encima de todos los derechos, el de la violencia intimidatoria en las calles. ¿Y la fuerza pública? Muy bien, gracias, cruzados de brazos.

Cien días para no olvidar

Populismo rampante. Ideologización plena. Falta de coherencia. Exposición de locuras económicas y sociales lanzadas al aire sin un análisis serio y culpando de todo a los Estados Unidos, al sector bancario, a los empresarios que producen riqueza y empleo, a la regla fiscal, al Banco de la República, a las empresas prestadoras de salud, a las petroleras, atacando a Raimundo y todo el mundo. Es así como trasladan responsabilidades a fin de enmascarar su propio desatino e incompetencia, llevando a los mercados internacionales a dudar de la estabilidad financiera y fiscal del país.

La justificación

Este predicamento funciona en el gobierno Petro para justificar la inflación y la devaluación sin antecedentes del peso colombiano frente al dólar. Según ellos, es la guerra y la invasión de Rusia a Ucrania, acompañadas del aumento de las tasas de interés decretadas por la reserva federal de Estados Unidos, las causantes de un aumento en el costo de la vida que está asfixiando ya al pueblo colombiano. ¡No señores!, el asunto es así: sus declaraciones erráticas, desaciertos ministeriales, amenazas a las industrias, pactos con bandoleros, etc., etc. son las verdaderas causas del trastorno económico que estamos padeciendo.

Minar el aparato productivo

Y siguen los despropósitos insólitos como marchitar a Ecopetrol, minar el aparato productivo del país, anunciar el control de capitales, aranceles exorbitantes para la importación de textiles y la imposición de una reforma tributaria que hasta la saciedad se sabe, frenará el desarrollo económico, producirá desempleo, lesionará seriamente a todas las clases sociales, en particular a los estratos medios y bajos. Ya se anuncia que los tenderos bajarán sus ventas en un 8% y que la minería con niveles confiscatorios de un 90% de impuestos, alejará al capital extranjero y producirá menos regalías para los territorios que se benefician de la operación de las compañías que extraen carbón y níquel en la costa Caribe, principalmente.

Comportamiento político

Resultó lo mismo votar liberal, conservador y de la U, que votar comunista. La averiada moral de los políticos que no les importa el devenir de la patria sino solo las cuotas burocráticas y la contratación pública, es el desgraciado sino del comportamiento de estas bancadas en el Congreso. A toda máquina funciona hoy el régimen de las complicidades. Hay 12.000 puestos al servicio de estos colectivos sin ideales.

La oposición

La oposición es tenue, solo se hacen sentir voces como la de Miguel Uribe Turbay y David Luna. Actúa con mayor vehemencia y beligerancia la bancada de Cambio Radical que la mismísima del Centro Democrático con un Álvaro Uribe distante y poco actuante. Fuentes de alta fidelidad, como diría Arturo Abella, nos informan que los partidos integrantes del grandilocuente Pacto Histórico, están desarticulados, dándole un plazo al gobierno para ver si cumple con sus expectativas y compromisos… Recuerden ustedes que cuando no haya recursos para escuelas, hospitales y vías en el territorio colombiano, deben reclamarle, entre otros, al camaleón de la política, Efraín Cepeda que con su cuadrilla y la de otros partidos genuflexos al petrismo, llevarán sobre sus espaldas las consecuencias del desastre y su propia muerte política.

El Partido Conservador

No obstante la cantidad de cartas de retiro que han llegado al Directorio Nacional Conservador, albergue de los trashumantes que dirigen el Fincho y Carlos Trujillo, los aludidos no se inmutan. Actúan con olímpico desdén, a pesar de que tienen vencido su periodo estatutario en dicho directorio. De hecho, lo anterior ha llevado a solicitar por parte de los juristas Ciro Galvis y José Vicente Sánchez, la intervención del Partido Conservador por parte del Consejo Nacional Electoral, entidad encargada de hacer cumplir los estatutos de la colectividad.

El encuentro en la Fundación Mariano Ospina

Del encuentro de quienes no se sienten representados por los indoctrinarios, llevado a cabo en la sede de la Fundación Mariano Ospina Pérez, salieron varias acciones a adelantar para que el conservatismo vuelva a su esencia que está enmarcada en la justicia y la doctrina social de la Iglesia Católica. Además de la acción jurídica frente al Consejo Nacional Electoral, se ha impetrado una denuncia ante la veeduría del partido. En lo político, los territorios están haciéndose sentir; la inconformidad y el desencanto es patético en la mayoría de los conservadores. Los congresistas se apoderaron de la enseña azul, sin ningún pudor para sus aviesos propósitos.

Las intervenciones

Así quedó plasmado en las intervenciones de los asistentes a la Casa Ospina el pasado 31 de octubre, reunión que presidieron Carlos Holguín Sardi, Omar Yepes Alzate, Ángela Ospina, José Darío Salazar, Diego Arango y Gilberto Alzate Ronga, acompañados de dirigentes tradicionales del Partido Conservador como Ubeimar Delgado, Gustavo Padilla, Rafael Serrano, Juan Diego Gómez, Jorge Perdomo, el exgeneral Gustavo Rincón, entre otros excongresistas y personalidades… Soy testigo presencial de la vehemente intervención de Luis Fidel Moreno Rumié, Presidente del Directorio Departamental del Valle del Cauca, quien puso la pica en Flandes llamando las cosas por su nombre. La transmisión virtual de este evento, congregó a 300 personas desde muchos municipios de Colombia. El coro fue unánime: ¡No más entrega al gobierno Petro, Convención Nacional Conservadora ya!

Sigue leyendo
Haz clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Columnistas

Las Ciclorutas: Símbolos de Modernidad

Columnistas

Publicado

en

Por: Luis Pérez Gutiérrez

Las Ciclorutas son la sensación para la movilidad contemporánea en las ciudades más avanzadas. Toda ciudad, todo territorio que quiera mostrar modernidad, construir ciudadanía y respeto al medio ambiente, realiza grandes inversiones en ciclo rutas y en vías para caminantes.

Una ciudad sin espacios públicos de calidad y sin ciclorutas se ve vetusta y poco atractiva. La humanidad llevaba 150 años haciendo espacios para carros, y se olvidaron del ciudadano y del buen aire.

Hace poco salió una nota en el periódico GENTE, que me llenó de orgullo, recordando que hace 20 años se construyeron LAS PRIMERAS CICLORUTAS EN Medellín. Hace 20 años, la Alcaldía de Luis Pérez construyó las primeras ciclorutas con cerca de 25 kms. Y siguen siendo ejemplo de modernidad.

Luego en 2016, el Plan de Desarrollo de Luis Pérez, Antioquia Piensa en Grande, incluyó un plan de ciclorutas para todo el Departamento, más de 200 kms. En particular, para el bello paisaje de Oriente de Antioquia se hizo un plan de ciclorutas que seguramente se tomarán cinco años más para terminarlas.

La Cicloruta desde el Mall Llanogrande en Rionegro a la Ciudad de Guarne, pasando por el Aeropuerto, es un espectacular bulevar y un espacio público, ejemplo para cualquier territorio en el mundo.

Hay un justo debate público por la demora en terminar esa obra. Hay que buscar la verdad y quien tiene la responsabilidad. Luego de las autorizaciones de la Asamblea Departamental y del banco de proyectos, INDEPORTES como Instituto independiente y descentralizado, recibió los recursos para construir esas ciclorutas. El día 1 de diciembre de 2017, INDEPOPORTES firma con la empresa VIVA, acta de inicio del contrato cuyo objeto fue la construcción de la cicloruta, del Mall Llanogrande en Rionegro, pasando por el Aeropuerto Internacional y llegando a Guarne.

El contrato involucraba a su vez a los Municipios de Guarne y Rionegro, en lo relacionado con el apoyo catastral. Es decir INDEPORTES contrata y paga y la empresa VIVA realiza la construcción de la cicloruta
En síntesis, los responsables de construir la cicloruta de Oriente son INDEPORTES, que por Asamblea Departamental maneja esos recursos por ser entidad descentralizada autónoma; y VIVA como el contratista que Indeportes seleccionó. En temas de ejecución y contratación en los institutos descentralizados, ni el Gobernador Aníbal Gaviria ni el ex Gobernador Luis Pérez tienen ninguna responsabilidad fiscal. Ni contratan ni adjudican ni son de las juntas directivas.

En 2019. La Directora de INDEPORTES en Gobernación de luisperez. al ver el atraso en las obras de la cicloruta de oriente, iba en 52%, solicitó UNA CONCILIACION PREJUDICIAL en contra de VIVA con el fin de, o dar por terminado el contrato con sanciones, o que se pusieran al día en la construcción. Así quedó escrito en el informe de empalme.

En abril de 2020, en la actual administración de Anibal Gaviria, Indeportes desistió de la solicitud de conciliación prejudicial, sin que hubieran cambiado las circunstancias que dieron lugar a la solicitud de conciliación; es decir. la empresa VIVA continuaba incumpliendo el contrato. Hecho jurídicamente anormal porque la única razón que justificaba la decisión de desistir de la conciliación prejudicial era el cumplimiento de las obras, lo cual no sucedió.

Tres años después de desistir de la CONCILIACION, la obra sigue parada. Y el contrato de construcción, INDEPORTES y VIV A, sigue vigente con seis suspensiones justificadas en la emergencia sanitaria y con cero avances.
El informe del contrato para terminar las ciclorutas de Oriente se entregó en el EMPALME con Gobernación de Aníbal Gaviria, como lo exige la ley. Y se dejaron los recursos necesarios. Y no hubo objeción, pero se desistió en 2020 de la conciliación prejudicial-

Cualquiera haya sido el error de VIVA, hay que terminar las ciclovías de Oriente. Son espacios no solo de belleza y deporte sino también hermosos espacios de igualdad. Toda obra pública que no se termine es una ofensa que se le hace a la comunidad y a la región.

Aquí más Columnas de Opinión

Sigue leyendo

Columnistas

CALI ZOZOBRA

Columnistas

Publicado

en

Por: Gustavo Álvarez Gardeazábal

No hay nada más preocupante para una ciudad que terminar admitiendo su incapacidad de detener el acelere hacia la equivocación permanente. Es probable que la medición no sea objetiva y ella obedezca a experiencias personales de quien las haya vivido. Pero aún a riesgo de ser subjetiva, y como tal de ayudar a seguirse equivocando, me resulta mejor decirlo y de una vez. Estoy asombrado con el clima de zozobra que vive la capital del Valle . Y lo digo con dolor porque yo, que realicé mis estudios universitarios en esa ciudad, que trabajé más de una década en ella, que llegué a ser miembro del Concejo Municipal y de la Asamblea Departamental con sus votos. Yo, que el 58% de la votación, entonces abrumadora, que obtuve hace 25 años para ser gobernador los conseguí en sus barriadas, no me puedo quedar callado ante una realidad apabullante que hace percibir a Cali como un escaparate que voltearon a la fuerza y quedó patas arriba con los cajones afuera. No soy muy partidario de las estadísticas sobre seguridad, pero cuando uno ve las cifras de “Cali como vamos” en donde los poquitos que denuncian los hurtos han aumentado de 1.650 denuncias en 2005 a 24.009 en 2022,hay que admitir la gravedad de lo que pasa. Y como cuando uno llega a Cali siente que ha entrado en una ciudad donde las normas elementales de convivencia ya no rigen, palpa hasta donde llega el cáncer que la consume. En Cali los semáforos existen, prenden y apagan y cambia de color pero cada vez menos gente los respeta. En el estadio y en los sitios de diversión pública donde venden los puestos, cada vez se respeta menos ese derecho adquirido y la gente se apropia del asiento ajeno sin inmutarse. Y vaya proteste. Corre el riesgo de morir en el acto, como se siente que le puede pasar si cuando queda metido en uno de los eternos trancones del irrespeto semafórico se le acercan par greñudos con cara de zombis a exigirle que deje limpiar los vidrios o que les paguen por lo que no han hecho. Y ni sigo, porque da escalofrío contarlo.

Sigue leyendo

Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter


Lo más Leído

Copyright © 2023 Totus Noticias. Desarrollado por Totus Agencia Creativa