Colombia derrotó a Rumania en Madrid, pero al final se durmió

Totus Noticias
4 Min Lectura

Colombia inició con más bríos el partido ante Rumania en un estadio Civitas Metropolitano de Madrid abarrotado de hinchas colombianos, quienes alentando ruidosamente al equipo de Lorenzo, esperaban una victoria para celebrar en Semana Santa.

Muy temprano llegó el primer gol

A los 5 minutos John Córdoba se levantó luego de un centro de Mojica y marcó el 1 a 0, después de que Luis Díaz con enganche pretendió levantar la pelota, pero la tiró a un costado para que el lateral del Osasuna de Pamplona español pusiera el Balón como con la mano para que el hijo de Manuel Asisclo Córdoba, gran figura del fútbol nacional en los años ochenta y noventa.

Tres minutos después Rumania se acercó al pórtico de Camilo Vargas y se produjo la primera desatención de la defensa colombiana en estos dos partidos, porque Lucumí y Cuesta no se entendieron y el balón quedó flotando y el delantero rumano, simplemente no encontró la esférica, o de lo contrario se hubiera decretado rápidamente el empate.

Luis Díaz intentaba tomar la pelota, pero los rumanos lo tenían bien estudiado y por eso escalonaban marcas para evitar sorpresas, por eso el juego se centralizó y James Rodríguez era el encargado de entregar el balón, mientras el guajiro recibía pierna fuerte por parte de los rumanos.

Y llegó el segundo

A los 25 minutos, luego de varias intentonas sin mayor resultado, Colombia realizó una gran tocata en el medio campo, Muñoz realizó un taco de crack a Ríos que lanzó el balón desde la derecha y dejó a John Arias libre para marcar el segundo gol cafetero con la tranquilidad del más experto de los goleadores.

Para la segunda parte el combinado nacional contó con la presencia de Santiago Arias y al primer minuto Rumania tuvo opción al rematar desde el borde del área, pero encontró a Camilo Vargas bien parado y controló sin problemas.

John Córdoba por poco envía un balón al fondo a los 48 con un pase en profundidad de James Rodríguez, pero el balón pegó en la parte externa con fuerte remate entre dos defensores.

A los 51 Lucho Díaz por poco marca un golazo con un tiro de pierna derecha al ángulo, pero el arquero Moldovan la sacó milagrosamente con mano izquierda en espectacular volada cuando ya el estadio cantaba el tercer gol.

Camilo Vargas se la jugó para evitar el descuento rumano y le quitó de los pies el gol a Alibec, el delantero más insistente del seleccionado de Europa del este.

El trámite del partido prosiguió con dominio colombiano, pero sin claridad en la penetración en el área y en la definición; James intentó con centros encontrar la cabeza de Córdoba y luego intentó la misma fórmula con la entrada de Borré al terreno de juego.

Dos cambios y llega el tercer gol

A los 71 minutos ingresaron dos mediocampistas de oro, Juan Fernando Quintero y Yasser Asprilla, en remplazo de James Rodríguez y John Córdoba, dos de las figuras del seleccionado patrio, ante el aplauso atronador para el cucuteño que alguna vez fue el 10 del Real Madrid.

Yasser Asprilla marcó el tercero y parecía liquidado el partido, el del Watford recibió en la mitad del área y marcó pegando la pelota al palo de la mano izquierda del arquero Moldovan.

Hagi, recién ingresado para Rumania puso el 3 a 1 ante un error de Lerma y Lucumí, no se entendieron, dejaron el balón y Hagi marcó ante la salida de Camilo Vargas, y en el último suspiro Rumania descontó por segunda vez.

Cuadro de comentarios de Facebook
TAGGED: ,
Comparte este artículo