InicioDeportesBilbao remontó al Atlético de Madrid y jugará la final de la...

Bilbao remontó al Atlético de Madrid y jugará la final de la Supercopa de España contra el Real

Nico Williams puso el 2-1 (81), que permitirá al Athletic de Bilbao defender su corona.

El Athletic de Bilbao, vigente campeón, remontó para ganar 2-1 al Atlético de Madrid, este jueves en semifinales de la Supercopa de España, en el estadio King Fahd de Riad, donde jugará por el trofeo el domingo contra el Real Madrid.

Un tanto en propia puerta del portero del Athletic Unai Simón (62) adelantó al Atlético, pero Yeray Álvarez igualó de cabeza (77) y Nico Williams puso el 2-1 (81), que permitirá al Athletic defender su corona.

«Es un honor para nosotros defender nuestro título», dijo tras el partido el técnico del equipo vasco, Marcelino García Toral.

El Athletic se medirá en la final al Real Madrid, que el miércoles había ganado en la prórroga 3-2 al Barcelona y que había fue el vencedor de la competición hace dos años, cuando se impuso en los penales al Atlético en Yedá, a orillas del Mar Rojo, en la primera edición de la Supercopa disputada en Arabia.

Este jueves, tras un primer tiempo gris, con los dos equipos muy juntos más preocupados de defender que de atacar, el partido se animó en el segundo tiempo.

Un gol anulado por fuera de juego a los ocho segundos a Joao Felix auguraba un partido disputado, pero tras veinte minutos disputados, el partido empezó a atascarse con escasas ocasiones por parte de ambos equipos.

El Atlético golpea primero

El Athletic pudo adelantarse en un remate en boca de gol de Iñaki Williams que paró el meta Jan Oblak (11), a lo que respondió Yannick Carrasco con un tiro lejano que también atajó el portero Unai Simón (21).

El Atlético esperaba en su campo para tratar de salir al contraataque abriendo el juego hacia las bandas por donde corrían Yannick Carrasco y Marcos Llorente para tratar de meter balones al área.

El Athletic intentaba llegar con el balón controlado al área de Oblak, pero sin llegar a poner en auténtico peligro al meta esloveno del Atlético.

Los rojiblancos, a los que la presión adelantada del Athletic dificultaba la salida, pudieron adelantarse poco antes del descanso en un disparo de Kongdobia desde la frontal que detuvo Unai Simón (40).

A la vuelta del descanso, los dos equipos dieron algo más de intensidad a su juego, pero el Atlético encontró primero el gol.

En un saque de esquina, Joao Felix cabeceó a la cepa del poste, el balón salió y rebotó en la espalda de Unai Simón entrando en la portería del Athletic (62).

Con el gol en contra, Marcelino movió el banquillo buscando aire fresco y velocidad, que llegó con la entrada de Nico Williams, hermano de Iñaki.

Fragilidad defensiva

El Athletic empezó a encerrar al Atlético, que volvió a mostrar su fragilidad en la defensa de acciones a balón.

«No lo podemos esconder, el equipo no tiene fortaleza defensiva en el juego aéreo», lamentó el técnico del Atlético, Diego Simeone, tras el partido.

Tras un primer remate de cabeza a bocajarro de Iñigo Martínez parado por Jan Oblak tras un saque de esquina (64), Yeray se elevó en otro córner para volver a cabecear esta vez al fondo de las mallas (77), poniendo el 1-1.

El Atlético sufría para contener las acometidas del equipo vasco, que adelantó líneas y presionaba muy arriba la salida rojiblanca.

Nico Williams, que dio velocidad al juego del Athletic, avisó con un disparo a bocajarro que sacó Oblak (80), pero apenas un minuto después, el menor de los hermanos Williams cazó un rechace en la frontal del área para disparar, haciendo el 2-1 (81) definitivo.

El Atlético, sin apenas tiempo, se vio impotente para remontar y fruto de la frustración, aún vería como José María Giménez era expulsado con roja directa por una patada a la cabeza de Iñigo Martínez en un intento de despeje (90+2), con lo que se cerró el partido.

Agencia AFP

Articulos Relacionados
spot_img

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here