Conectate con nosotros

Columnistas

Y LA FIERA DESPERTO……

Columnistas

Publicado

en

Por: Federico Senior

Se había levantado antes, pero había vuelto a caer dormida, más bien atemperada, o aletargada producto de la inesperada pandemia, pero la ira, el descontento, la indignación, la desesperanza, todo producido por la interminable suma de injusticias y atropellos, desidia continua de todos y cada uno de los gobiernos de hace más de cien años, la inseguridad, la impunidad, el gigantismo de un Estado que asfixia a todos, la desigualdad y la imbatible miseria que marcha implacable pauperizando a la gran mayoría, reventaron, tenían que reventar, es una ley física, no había envoltorio que resistiera tal presión, la caldera hierve, azuzada por el lamentable, mediocre, lastimero, triste e incapaz actuar de un gobierno plagado de inútiles, personajes inexpertos que caen de repente en mullidos sillones, a manejar ministerios, departamentos administrativos, gigantescas entidades del administrativo, o son elegidos a dedo, para cargos de fiscalización y control, todos a formar parte de un coro de desafinados copleros, que van cantando a voz propia sin coordinación alguna, todo igual debido, a que el director nada sabe de la complejidad que representa el intrincado pentagrama de la realidad nacional.

La fiera se levanto hambrienta, sedienta, furiosa, no hay temor al virus, ni a las muy mal dirigidas fuerzas armadas del Estado, la fiera ya no tiene miedo, porque es que ya casi no tiene nada que perder, entonces, pierde todo sentido de la razón, lleva por dentro acumulado el dolor del sufrimiento de siglos enteros, ya perdió la mesura, porque sabe que ésta no le lleva sino a continuar con la misma situación de siempre, a la opresión y el vandalismo que el establecimiento ha ejercido contra las mayorías, aplastándolas contra el suelo, dejándolas impotentes, la fiera se ha levantado y solo se sentará cuando ostente el poder.

Así es, eso sí, no nos creamos que hay detrás de toda esta situación un director de orquesta a la sombra, para nada, se equivocan de la “misa a la media” los incautos funcionarios que intentan corear ahí sí, la tonada que batuta el jefe del partido de gobierno, intentando capitalizar el desmadre de hoy, para generar terror amenazando al pueblo advirtiéndoles “ojo con el 2022”, bien trasnochada esta estrategia, hoy por hoy más que inútil, ante todo, como podemos temerle al infierno, si ya estamos en él, que más podemos perder los que nada tenemos, que puede ser peor que la situación que hoy vivimos, porque entonces no podemos esperar que un cambio rotundo sea algo que nos merecemos los que hemos sido víctimas de la clase dirigente que nos ha llevado al más desolador de los infortunios.

Empero, antes lo decía, no hay hoy un director a la sombra, el más notorio de los personajes de la oposición, actúa igual que sus enemigos, él no hace nada, solo mira y observa, cuando lo considera, incita, enuncia proclamas populistas, habla (bien que lo hace), en el Congreso, y con su pulgar en el móvil, intenta dejar constancia de que es él la única solución.
Pues bien, no lo creo, el Señor Petro, no ha hecho nada para merecer ser nuestro líder, igual que el actual presidente, que llegó ahí, puesto por el deseo de Uribe de elegir un títere con cuerdas bien amarradas, no iba a dejar que le pasara lo de Santos, pues bien, ahí lo ha tenido, ejerciendo el poder, de la peor de las maneras, sin el más mínimo contacto con el pueblo, solo favoreciendo el inagotable apetito del partido, queriéndolo todo para ellos, así lo dejaron saber desde el principio, aduciendo un muy moralista deseo de gobernar sin “mermelada”, se dedicaron a repartirse la torta solo entre ellos, ahí comenzó el desmadre, no querían acabar con la corrupción, lo que hicieron fue quedársela toda para ellos, y los otros, parodiando a la viejita de la propaganda de Santos en la segunda vuelta “los demás, pues que coman mierda….”
El talante estuvo de presente desde el primer momento, solo hasta ahora, con un país incendiado, bloqueado, descertificado por las calificadoras de riesgo, con la economía desbaratada, con los índices de pobreza y miseria, por las nubes, con el desempleo y la informalidad idem; el gobierno aterrorizado pide auxilio, de rodillas, cuando ya no tiene poder alguno, para que los de afiladas garras de los partidos políticos, hinquen sus espolones en lo profundo de las arterias y desangren el poco poder que aun resta al gobierno, mostrando de paso la gran vulnerabilidad y la total inoperancia que ha ostentado el ejecutivo desde un principio.

Y para rematar la corrida, el nefasto Ex, don Uribe, acojonado porque está viendo como se le escapa el poder de las manos, ahora ante los terribles hechos del acontecer del hoy, trata de salvar lo poco que le queda de poder, acometiendo la estúpida campaña del ojo con el 2022; intentando mostrarse como el Salvador de la Patria, como publican por ahí todavía algunos “furibistas” de raigambre, fotos del espantoso personaje, con la cinta tricolor terciada al pecho y por lo general jineteando algún noble corcel, apareciendo como Bolívar en Chimborazo, o a lo Napoleón en Austerlitz.
Usando su repugnante estilo, de quitar el apoyo a los amigos, a tantos que lo han dado todo por defenderlo a él, a eso apunta hoy Alvarito, que desgraciado, está dejando solo a su fiel pupilo, y este pobre hombrecito no tiene idea de que hay que hacer, el jefe esta en campaña, ya debe haber elegido a su nuevo guiñol, que para fortuna de él (del guiñol), no va a ganar las elecciones, así que se salvará de ser acabado por el juicio de la historia, como le sucederá y pronto a Iván Duque.

Retomo lo dicho antes, esta revuelta no tiene líder propio, por mucho que el señor Petro intente mostrarse como el caudillo de todo, nadie le cree, la gente igual de él, está hasta el cogote, salvo sus serviles áulicos, nadie aparte de tal jauría, va a confiarle el país, ya tuvo la oportunidad de mostrarse como mandatario en la Capital y no hizo sino defecarla, así que la gente repito, no lo sigue, sabe de sobra que tampoco es por ahí.

Pero esta situación hoy hace que la cosa sea más difícil aún, al no haber un interlocutor visible, (ya los estudiantes dijeron que no están representados por el comité del paro) al gobierno, que bien poco sabe donde esta parado, habla con muchos, pero nada resuelve, porque no puede, la prueba está en las últimas determinaciones que ha tomado, todas de paso, logros de los protestantes, sacó a Carrasquilla, retiro la reforma tributaria, ordeno la gratuidad para universitarios, creo un sistema de apoyo a los emprendedores jóvenes, se sepulto sola la reforma a la salud, y todo esto, aunque loable, primero, no ha tenido eco en los marchantes y, segundo, ya nadie le cree; así que el gobierno esta luchando por vencer a una fiera multi cefálica, como la de Cerbero, el perro del dios Hades según Hesíodo, guardián de las puertas del Averno, con cincuenta cabezas, la fiera sin control devora con cada una de sus fauces lo que puede, el gobierno por mucho que ceda, ya nada puede hacer para calmar a semejante monstruo, la fiera esta desbocada, nada la va a calmar, la culpa, sin el menor intento de despotricar, es de manera única y exclusiva, del Ex Presidente Álvaro Uribe Vélez, él es quien ha ostentado el poder, él es el que ha mandado, ordenado, ejecutado, elegido, él es el Capo, de él proviene toda orden, por tanto, el desmadre de hoy, es su culpa, solo de él.

Ya no hay nada que hacer, el gobierno Duque, debería reconocerlo, así como hizo Piñeira en Chile, sentarse, mandar a Uribe a visitar al perro de Hades, reconocer que ya no puede más, ceder, negociar, y dejar que el que le suceda intente arreglar, este mierdero.
Sino lo hace, el estado en que va a quedar el país será tan lamentable, que nos va a costar una generación completa, recuperar lo que con tanto esfuerzo habíamos logrado hasta ahora.

A esto nos llevo la Seguridad Democrática, la confianza inversionista, la prepotencia, la arrogancia, el desgreño y la absoluta ineptitud del personaje más fatídico en toda la historia republicana de nuestro pobre país.

Sigue leyendo
Haz clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Columnistas

TEORÍA Y REALIDAD

Leidy Garcia Balvin

Publicado

en

Por: José Gregorio Hernández

¿Para qué nos sirven tanta norma sobre protección a los niños, si se han quedado escritas?

En un Estado de derecho, como su nombre lo indica, las normas jurídicas tendrían que ser eficaces. No bonitas construcciones teóricas, ni estatutos ideales, repletos de ilusiones y buenos deseos, ni anhelos colectivos jamás realizados. Tendrían que ser –mientras estén vigentes– reglas obligatorias, aplicadas, observadas, cumplidas.

Frente a un supuesto hipotético, la norma señala una consecuencia jurídica. El deber ser. Si, en la vida real, ante la ocurrencia del hecho tiene lugar la consecuencia jurídica señalada en la norma, esta ha cumplido su función en el seno de la sociedad. Si, por el contrario, esa consecuencia no ha tenido realización, debe ser aplicada la sanción consagrada en la norma. Dado A, debe ser B. Si B no es, debe ser C. Aplicada la sanción en ese evento, también la norma ha cumplido su función.

Pero el Estado debe examinar y valorar, a nivel global y con cierta periodicidad, si las normas jurídicas están cumpliendo su función, o si, por el contrario, no lo están haciendo. Si son eficaces, o si no lo son, para alcanzar los objetivos de beneficio general.

El Estado colombiano está en mora de diseñar y poner en práctica una política real, efectiva y justa, orientada al cumplimiento de las normas vigentes y a la verdadera protección de los niños.

Cuando se establece que, reiteradamente, ante los supuestos previstos por determinadas normas jurídicas, no se dan las consecuencias previstas en ellas, es lógico concluir que han sido inútiles; que se ha frustrado el propósito básico perseguido cuando se las profirió. ¿Qué hacer en tales casos? El Estado tiene que trazar una política legislativa y administrativa acorde con las finalidades que persigue el ordenamiento jurídico. Debe decidir, entonces, si esas disposiciones repetidamente inobservadas deben ser derogadas, reformadas, complementadas, o si procede mantenerlas, buscando nuevos mecanismos para su cumplimiento.

Traigo a colación, a título de ejemplo, lo que ocurre con las normas aplicables en Colombia sobre protección a los niños. Además de las constitucionales, tenemos las civiles, las penales, las del Código de Infancia y Adolescencia, las de la Convención Internacional sobre Derechos del Niño (1989), las que regulan la actividad del ICBF, las relativas a comisarios de familia, y abundante jurisprudencia. Pero, como lo expresaba en columna anterior, la dolorosa realidad, que todos los días nos recuerdan las noticias sobre niños agredidos, maltratados y asesinados, violencia intrafamiliar –física y sexual–, acoso, abandono, muerte por hambre y desnutrición, a lo largo y ancho del territorio, es alarmante. En las aceras de Bogotá y otras ciudades vemos a diario a niños –inclusive algunos muy pequeños– pidiendo limosna, y nada hacen las autoridades al respecto.

Lo que cabe preguntar –me lo expresaba con franqueza una inteligente alumna de posgrado– se resume en pocas palabras: “¿Para qué nos sirven tanta norma y tanta jurisprudencia sobre protección a los niños, si se han quedado escritas?”.
Según el artículo 44 de la Constitución, los niños “serán protegidos contra toda forma de abandono, violencia física o moral, secuestro, venta, abuso sexual, explotación laboral o económica y trabajos riesgosos”. Exactamente lo contrario de lo que ocurre. Los niños no están protegidos contra ninguno de esos males. Al parecer, no están en las prioridades del Gobierno, ni en la gestión del ICBF ni en las preocupaciones de los alcaldes.

Por otra parte, aunque el mismo precepto declara que los derechos de los niños prevalecen sobre los derechos de los demás, eso se cumple a la inversa en la realidad. Por ejemplo, en providencias judiciales, como la que dejó libre a un condenado por el delito de violencia sexual, dos días antes de que violara y asesinara a una niña de diez años.

El Estado colombiano está en mora de diseñar y poner en práctica una política real, efectiva y justa, orientada al cumplimiento de las normas vigentes y a la verdadera protección de los niños. Esa política debe prevalecer sobre otras, de menor urgencia y trascendencia. Ojalá lo haga el presidente Petro.

Sigue leyendo

Columnistas

LA TOMA HOSTIL E HIDROITUANGO

Columnistas

Publicado

en

Por: Julio Enrique González Villa

Quintero Calle es el gran enemigo de Hidroituango y de EPM. Recuerdo el que le haya arrojado un queso en la cara a nuestra empresa insigne en plena campaña electoral:

“En 2018, Quintero Calle le arrojó un queso al Gerente de EPM (en ese entonces Jorge Londoño de la Cuesta) en plena reunión con el concejo municipal, cuando la crisis de la contingencia de Hidroituango estaba en desarrollo. Dio a entender que algo olía mal -como un queso corrupto- en la construcción de la represa. En consecuencia, sobre estos hechos ruidosos y mediáticos, Quintero se hizo candidato a la alcaldía de Medellín en el 2019.” https://www.lasillavacia.com/historias/historias-silla-llena/los-quesos-del-alcalde-quintero

El 7 de septiembre del 2018 Quintero Calle espetó en su cuenta de Twitter:

“Hidroituango es el caso de corrupción más grande en la historia de Medellín y Antioquia. Es necesario encontrar el punto en el que desviamos el camino, corregir, levantarnos de nuevo y salir adelante.”

Quintero Calle acusó a los contratistas de Hidroituango de corruptos, por lo que estos se vieron obligados a radicar las denuncias correspondientes. https://www.elespectador.com/economia/constructores-de-hidroituango-denunciaron-ante-la-fiscalia-al-alcalde-quintero/

Hoy Hidroituango no es un proyecto, es una realidad. De ocho (8) turbinas de generación de energía hidroeléctrica, están ya en pleno funcionamiento (3 de febrero del 2023) dos (2), ofertando energía para todo el país y recibiendo casi un millón de dólares diarios por la venta efectiva de esa energía.

EPM ha demostrado que el proyecto Hidroituango no sólo era viable, sino que no hubo corrupción, pues pagaron las aseguradoras todo el siniestro y la Contraloría General de la República terminó el proceso que hubo adelantado.

La ingeniería antioqueña (EPM, Coninsa, Conconcreto, Sedic, Integral) ha salido avante y queda consignado que hubo un siniestro que aglutinó a Antioquia en una sola intención.

Antioquia sólo tiene dos opciones serias, grandes, de generación de riqueza: la minería de su oro y la generación hidroeléctrica. Antioquia no puede renunciar a ellos porque sería renunciar a su propia naturaleza, a su propia historia, a su sustancia.

La generación de energía hidroeléctrica usando su río, el Cauca, que la atraviesa de sur a norte por toda su mitad, es un imperativo. Si se logró atravesar y contener el río Cauca con su caudal promedio de 1.000 o 1.500 metros cúbicos por segundo en Hidroituango, hay que hacer otras dos presas que complementen ese desarrollo energético: una, aguas arriba y otra, aguas abajo del proyecto. No sólo hay que abastecer al país de la energía que requiere sino exportar energía. La energía es la fuerza que hace desarrollo.

Después de la visita física que hicimos a las profundidades del proyecto, de constatar el avance de la instalación de las otras dos turbinas (3 y 4), de verificar el compromiso del personal de EPM liderado por el ingeniero William Giraldo y de todos aquellos que llevan 40, 35, 30, 25, 20, 15, 10 años en EPM dando lo mejor de sí, a pesar de este infantil, irresponsable, malintencionado alcalde de Medellín (Quintero Calle) y el séquito que embutió en la cúpula administrativa de EPM cambiando a todos los vicepresidentes y trayéndonos un bogotano que ni sabía donde queda Maturín ni Amador, no queda sino sentirnos orgullosos de nuestras Empresas Públicas de Medellín y seguir luchando contra esta Toma Hostil de nuestra ciudad.

Julio González Villa

Concejal de Medellín

Profesor Universitario

Abogado

Sigue leyendo

Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter


Lo más Leído

Copyright © 2023 Totus Noticias. Desarrollado por Totus Agencia Creativa