Y LA FIERA DESPERTO……

Columnistas
11 Min Lectura

Por: Federico Senior

Se había levantado antes, pero había vuelto a caer dormida, más bien atemperada, o aletargada producto de la inesperada pandemia, pero la ira, el descontento, la indignación, la desesperanza, todo producido por la interminable suma de injusticias y atropellos, desidia continua de todos y cada uno de los gobiernos de hace más de cien años, la inseguridad, la impunidad, el gigantismo de un Estado que asfixia a todos, la desigualdad y la imbatible miseria que marcha implacable pauperizando a la gran mayoría, reventaron, tenían que reventar, es una ley física, no había envoltorio que resistiera tal presión, la caldera hierve, azuzada por el lamentable, mediocre, lastimero, triste e incapaz actuar de un gobierno plagado de inútiles, personajes inexpertos que caen de repente en mullidos sillones, a manejar ministerios, departamentos administrativos, gigantescas entidades del administrativo, o son elegidos a dedo, para cargos de fiscalización y control, todos a formar parte de un coro de desafinados copleros, que van cantando a voz propia sin coordinación alguna, todo igual debido, a que el director nada sabe de la complejidad que representa el intrincado pentagrama de la realidad nacional.

La fiera se levanto hambrienta, sedienta, furiosa, no hay temor al virus, ni a las muy mal dirigidas fuerzas armadas del Estado, la fiera ya no tiene miedo, porque es que ya casi no tiene nada que perder, entonces, pierde todo sentido de la razón, lleva por dentro acumulado el dolor del sufrimiento de siglos enteros, ya perdió la mesura, porque sabe que ésta no le lleva sino a continuar con la misma situación de siempre, a la opresión y el vandalismo que el establecimiento ha ejercido contra las mayorías, aplastándolas contra el suelo, dejándolas impotentes, la fiera se ha levantado y solo se sentará cuando ostente el poder.

Así es, eso sí, no nos creamos que hay detrás de toda esta situación un director de orquesta a la sombra, para nada, se equivocan de la “misa a la media” los incautos funcionarios que intentan corear ahí sí, la tonada que batuta el jefe del partido de gobierno, intentando capitalizar el desmadre de hoy, para generar terror amenazando al pueblo advirtiéndoles “ojo con el 2022”, bien trasnochada esta estrategia, hoy por hoy más que inútil, ante todo, como podemos temerle al infierno, si ya estamos en él, que más podemos perder los que nada tenemos, que puede ser peor que la situación que hoy vivimos, porque entonces no podemos esperar que un cambio rotundo sea algo que nos merecemos los que hemos sido víctimas de la clase dirigente que nos ha llevado al más desolador de los infortunios.

Te gustaría leer también:  Santa Fe de Antioquia se Prepara para las Jornadas de Cultura del Cuidado

Empero, antes lo decía, no hay hoy un director a la sombra, el más notorio de los personajes de la oposición, actúa igual que sus enemigos, él no hace nada, solo mira y observa, cuando lo considera, incita, enuncia proclamas populistas, habla (bien que lo hace), en el Congreso, y con su pulgar en el móvil, intenta dejar constancia de que es él la única solución.
Pues bien, no lo creo, el Señor Petro, no ha hecho nada para merecer ser nuestro líder, igual que el actual presidente, que llegó ahí, puesto por el deseo de Uribe de elegir un títere con cuerdas bien amarradas, no iba a dejar que le pasara lo de Santos, pues bien, ahí lo ha tenido, ejerciendo el poder, de la peor de las maneras, sin el más mínimo contacto con el pueblo, solo favoreciendo el inagotable apetito del partido, queriéndolo todo para ellos, así lo dejaron saber desde el principio, aduciendo un muy moralista deseo de gobernar sin “mermelada”, se dedicaron a repartirse la torta solo entre ellos, ahí comenzó el desmadre, no querían acabar con la corrupción, lo que hicieron fue quedársela toda para ellos, y los otros, parodiando a la viejita de la propaganda de Santos en la segunda vuelta “los demás, pues que coman mierda….”
El talante estuvo de presente desde el primer momento, solo hasta ahora, con un país incendiado, bloqueado, descertificado por las calificadoras de riesgo, con la economía desbaratada, con los índices de pobreza y miseria, por las nubes, con el desempleo y la informalidad idem; el gobierno aterrorizado pide auxilio, de rodillas, cuando ya no tiene poder alguno, para que los de afiladas garras de los partidos políticos, hinquen sus espolones en lo profundo de las arterias y desangren el poco poder que aun resta al gobierno, mostrando de paso la gran vulnerabilidad y la total inoperancia que ha ostentado el ejecutivo desde un principio.

Te gustaría leer también:  Luto en el Poderoso: Fallece Caretorta, Icono de la Hinchada del DIM

Y para rematar la corrida, el nefasto Ex, don Uribe, acojonado porque está viendo como se le escapa el poder de las manos, ahora ante los terribles hechos del acontecer del hoy, trata de salvar lo poco que le queda de poder, acometiendo la estúpida campaña del ojo con el 2022; intentando mostrarse como el Salvador de la Patria, como publican por ahí todavía algunos “furibistas” de raigambre, fotos del espantoso personaje, con la cinta tricolor terciada al pecho y por lo general jineteando algún noble corcel, apareciendo como Bolívar en Chimborazo, o a lo Napoleón en Austerlitz.
Usando su repugnante estilo, de quitar el apoyo a los amigos, a tantos que lo han dado todo por defenderlo a él, a eso apunta hoy Alvarito, que desgraciado, está dejando solo a su fiel pupilo, y este pobre hombrecito no tiene idea de que hay que hacer, el jefe esta en campaña, ya debe haber elegido a su nuevo guiñol, que para fortuna de él (del guiñol), no va a ganar las elecciones, así que se salvará de ser acabado por el juicio de la historia, como le sucederá y pronto a Iván Duque.

Retomo lo dicho antes, esta revuelta no tiene líder propio, por mucho que el señor Petro intente mostrarse como el caudillo de todo, nadie le cree, la gente igual de él, está hasta el cogote, salvo sus serviles áulicos, nadie aparte de tal jauría, va a confiarle el país, ya tuvo la oportunidad de mostrarse como mandatario en la Capital y no hizo sino defecarla, así que la gente repito, no lo sigue, sabe de sobra que tampoco es por ahí.

Pero esta situación hoy hace que la cosa sea más difícil aún, al no haber un interlocutor visible, (ya los estudiantes dijeron que no están representados por el comité del paro) al gobierno, que bien poco sabe donde esta parado, habla con muchos, pero nada resuelve, porque no puede, la prueba está en las últimas determinaciones que ha tomado, todas de paso, logros de los protestantes, sacó a Carrasquilla, retiro la reforma tributaria, ordeno la gratuidad para universitarios, creo un sistema de apoyo a los emprendedores jóvenes, se sepulto sola la reforma a la salud, y todo esto, aunque loable, primero, no ha tenido eco en los marchantes y, segundo, ya nadie le cree; así que el gobierno esta luchando por vencer a una fiera multi cefálica, como la de Cerbero, el perro del dios Hades según Hesíodo, guardián de las puertas del Averno, con cincuenta cabezas, la fiera sin control devora con cada una de sus fauces lo que puede, el gobierno por mucho que ceda, ya nada puede hacer para calmar a semejante monstruo, la fiera esta desbocada, nada la va a calmar, la culpa, sin el menor intento de despotricar, es de manera única y exclusiva, del Ex Presidente Álvaro Uribe Vélez, él es quien ha ostentado el poder, él es el que ha mandado, ordenado, ejecutado, elegido, él es el Capo, de él proviene toda orden, por tanto, el desmadre de hoy, es su culpa, solo de él.

Te gustaría leer también:  Impacto de un rayo en la Escuela de Carabineros de Manizales dejó 30 heridos

Ya no hay nada que hacer, el gobierno Duque, debería reconocerlo, así como hizo Piñeira en Chile, sentarse, mandar a Uribe a visitar al perro de Hades, reconocer que ya no puede más, ceder, negociar, y dejar que el que le suceda intente arreglar, este mierdero.
Sino lo hace, el estado en que va a quedar el país será tan lamentable, que nos va a costar una generación completa, recuperar lo que con tanto esfuerzo habíamos logrado hasta ahora.

A esto nos llevo la Seguridad Democrática, la confianza inversionista, la prepotencia, la arrogancia, el desgreño y la absoluta ineptitud del personaje más fatídico en toda la historia republicana de nuestro pobre país.

Cuadro de comentarios de Facebook
Comparte este artículo