Polémica en el Atanasio tras mano de Cristian Zapata y gol del Medellín

Totus Noticias
3 Min Lectura

El fútbol de la fecha 17 llegó hasta el Atanasio Girardot, para el enfrentamiento entre Atlético Nacional e Independiente Medellín, en una edición más del Clásico Antioqueño que, en esta ocasión, vestía de verde, pues era este último el que oficiaba de local, con la salvedad de que no habría hinchada visitante.

De esta manera, el balón rodó para dejar ver un muy buen partido, con un Medellín que muestra seriedad y méritos para llegar hasta la final del campeonato. Alfredo Arias, que llegó tras la salida de David González, muestra cada vez más cara de candidato al título, siendo un equipo con argumentos tanto ofensivos como defensivos.

Así, el primer tanto del encuentro cayó a los 33 minutos, de la mano de Luciano Pons y un derechazo desde el centro del área que Harlen Castillo no pudo detener. Golazo para el poderoso que demuestra por qué está en la parte alta de la tabla y, de nuevo, parece superar a Atlético Nacional, al que ya había vencido en la fecha de clásicos.

Pero el cuadro verdolaga, en el que esta noche debutaba John Jairo Bodmer como entrenador, al menos hasta diciembre, empezó a cargar, sobre todo gracias a un arma que parece incansable: Dorlan Mauricio Pabón quien, sobre 59 minutos recibió un balón desde la izquierda, de Jefferson Duque, y puso cruzado, al palo izquierdo de José Luis Chunga.

Zapatazo inatajable que firmaba el empate del que, esta noche, oficiaba de local en el Atanasio. Con el resultado, parecía que Nacional estaba más cerca del segundo tanto, aunque no parecía tener la eficacia para marcar e irse arriba, lo que sí pudo hacer el cuadro visitante, aunque no lejos de la polémica.

Te gustaría leer también:  Polémicos audios del ministro de Salud, Alfonso Jaramillo, revelan crisis en modelo de salud de docentes

Al minuto 75, tras una llegada del Medellín por banda izquierda, Anderson Plata dispara a puerta, siendo el balón rechazado por Cristian Zapata, que se había lanzado para evitar el disparo rival. Infortunadamente para el defensor central y para los hinchas de Nacional, el balón golpeó alrededor de su mano por lo que, tras revisar, Wilmar Roldán autorizó un penal y Daniel Torres se encargó de patear, para desequilibrar el marcador en su favor.

Con el 2 a 1, el cuadro poderoso selló una victoria, 3 puntos y aseguró la clasificación, instalándose en el segundo puesto de la tabla, con 32 unidades. La jugada es tendencia en redes sociales, debido a la polémica que desató. La cuenta especializada El Var Central le dio la derecha al árbitro paisa, asegurando que era lo que debía pitar. Sin embargo, el debate apenas comienza.

Cuadro de comentarios de Facebook
Comparte este artículo