Pesado techo de bomba de gasolina cayó sobre motociclista y sobrevivió para contarlo

Totus Noticias
3 Min Lectura

La situación climática en Colombia es de extremos porque mientras en algunos puntos del país el calor y la sequía comienzan a dar muestras de su aparición, en otras zonas las lluvias han generado grandes emergencias, tal como sucedió en la noche del viernes en la ciudad de Manizales.

La capital del pasodoble y del departamento de Caldas fue azotada por un vendaval acompañado de aguaceros que no solo ocasionaron inundaciones y colapsos viales, sino que también pusieron en peligro la vida de varios de sus habitantes porque generaron desprendimiento de techos y tejas que revolotearon peligrosamente.

Un motociclista fue uno de los protagonistas del fuerte vendaval en Manizales porque estuvo a punto de perder la vida cuando el techo de una estación de servicio se le vino encima, pero por fortuna logró salir ileso del percance.

Láminas pesadas

Fue tal la fuerza del viento que envió al piso la estructura de una bomba de gasolina compuesta por enormes y pesadas láminas que pueden ocasionar graves heridas si cae sobre alguien, pero al motociclista en Manizales no le produjo más que algunos golpes y laceraciones.

El motociclista pasaba frente a la estación de servicio y buscando protegerse de la lluvia se posó bajo la estructura, pero lo que parecía resguardarlo terminó con atentar contra su propia integridad cuando el viento la envió al piso cayendo primero sobre él y su vehículo.

El hombre quedó bajo la pesada estructura y gracias a la ayuda de varias personas que se encontraban en el lugar logró ser sacado sin heridas de consideración, mientras que su vehículo quedó bajo las láminas todavía con las luces encendidas.

Te gustaría leer también:  Polémicos audios del ministro de Salud, Alfonso Jaramillo, revelan crisis en modelo de salud de docentes

El hombre afirmó que pudo observar cómo en diferentes lugares las tejas volaban y de repente sintió un estruendo y el techo se le vino encima, agradeciendo a Dios que su vida no hubiese sido cegada por el accidente que nadie espera tener que padecer.

El accidente en la bomba Centenario de la capital caldense afectó también a un taxi, pero no dejó ninguna vida perdida o personas con heridas de consideración, luego de la fuerza del viento mezclada con un fuerte aguacero generara temor entre la población.

Las fuertes lluvias caídas en Manizales y en otros puntos del departamento generaron diversas emergencias, es el caso del municipio de Neira, cercano a la capital departamental, cuando un deslizamiento de tierra en la vía que conecta a la población con Manizales afectó a dos automóviles que transitaban por allí.

Cuadro de comentarios de Facebook
Comparte este artículo