Noche y madrugada agitada por temblores en el Urabá y la costa norte de Colombia

Totus Noticias
3 Min Lectura

La noche del miércoles y la mañana del jueves en Colombia estuvo movida, pero no necesariamente por la actividad política y social que jamás paraliza sus remezones, sino porque hubo bastante actividad telúrica, la cual para muchos fue inusual debido a la cantidad de temblores.

La zona norte colombiana se vio agitada el miércoles a las 10:05 p.m. con un temblor cuyo epicentro se encuentra en el golfo de Urabá en los límites entre Colombia y Panamá en los departamentos de Chocó y Antioquia, y se sintió con fuerza en los departamentos de Chocó, Antioquia, Córdoba y otros de la costa Caribe colombiana, al igual que en el vecino país de Panamá.

El evento tuvo una magnitud de 6.6 con profundidad de 10 kilómetros y se sintió con mucha fuerza en edificios altos de Medellín y la costa Caribe, y 10 minutos después, se presentó una réplica de 4.1 que fue sentida y reportada en los mismos lugares.

Sobre las 10: 24 de la noche del miércoles un nuevo sismo se presentó en la misma zona del Mar Caribe que comparten los departamentos de Chocó y Antioquia, y aunque fue de 3.6 su poca profundidad (30 kilómetros) hizo que se sintiera con fuerza en poblaciones costeras de la zona.

Los temblores no pararon en la zona y a las 10:56 se sintió nuevamente uno con magnitud de 3.1 con baja profundidad, situación que mantuvo cierto grado de temor entre la población, en donde se reportaron algunos daños estructurales, pero ninguna vida humana lastimada ni perdida.

Te gustaría leer también:  ‘No hay señales de vida’: dan por muerto al presidente iraní, Ebrahim Raisi

Sin riesgo de Tsunami

A pesar de la movida situación en la zona desde la Unidad Nacional para la Gestión de Riesgos se descartó riesgo de Tsunami, sin embargo, la Armada Nacional y los guardacostas se mantenían en alerta ante cualquier eventualidad.

Sobre las 2:35 se volvió a mecer la misma zona en la que inició a temblar la noche del miércoles y se produjo un nuevo movimiento telúrico de baja profundidad (menos de 30 kilómetros) con intensidad de 3.5, lo que hizo que quienes no tuvieron problemas para dormir con los remezones de la noche, abrieran los ojos sin poderlos pegar debido a la inusual situación.

Sobre las 3:47 a.m. del jueves se presentaron otros dos temblores con magnitud 4 lo que hizo que las poblaciones de municipios costeros de Antioquia y Chocó se mantuvieran en alerta.

En Panamá también existe registro de temblores en poblaciones costeras como en Los Santos, en donde se reportó un temblor de magnitud 5 y poca profundidad, y en Capurganá y Acandí en el lado colombiano se reportaron algunos daños de estructuras como muros quebrados y algunos caídos.

Fuente consultada: Colombia.com

Cuadro de comentarios de Facebook
Comparte este artículo