Independiente Medellín aplastó a Unión Magdalena y se quedó con el punto invisible

Totus Noticias
3 Min Lectura

El Deportivo Independiente Medellín fue hasta el estadio Sierra Nevada de Santa Marta, para jugar su último partido del todos contra todos, ante Unión Magdalena, ya descendido y sin nada qué pelear en liga. El juego, que parecía que se jugaba a puerta cerrada, dada la cantidad de seguidores del cuadro samario, resultó todo un paseo al parque para el equipo de Alfredo Arias.

El paseo del Medellín comenzó sobre los 2 minutos, con un penalti que malogró Daniel Londoño. Cinco minutos después, también a través de la vía del penalti, Déiner Quiñones anotó el primero del partido, en medio de un asedio constante del poderoso. Posteriormente, el cuadro samario robaría el balón y pelearía un poco más cerca de la portería de José Chunga, sin lograr anotar.

Esta fue la diferencia crucial entre ambos equipos, que en principio no parecían muy lejanos, queriendo tocar el balón y generar oportunidades para marcar. De esta forma, justo al cierre de la primera parte, Diego Moreno anotó el segundo, marcador con el que el Poderoso cerraba la faena, al menos por el primer tiempo.

El inicio de la segunda parte contó con un Medellín que saltó al terreno de juego absolutamente conectado y, producto de ello, consiguió el tercero de la jornada, apenas en el minuto 46. El autor fue el mismo Diego Moreno, luego de una gran asistencia de Yairo Moreno, convirtiéndose este binomio en las grandes figuras del poderoso, en el encuentro en Santa Marta.

No hubo mucho qué hacer por parte del Unión Magdalena, que se despedía por goleada de la primera división, además jugando de local. Y así, sobre los 88 minutos de juego, llegó la redención de Daniel Londoño quien, tras errar el penalti al inicio del partido, terminó bajando la persiana en Santa Marta, poniendo el 4 a 0 y convirtiendo la goleada en humillación.

Te gustaría leer también:  ‘No hay señales de vida’: dan por muerto al presidente iraní, Ebrahim Raisi

Sin mucho más qué agregar, el árbitro Jhon Alexander Hinestroza terminó el juego con apenas un minuto de adición, sentenciando la goleada del Poderoso y, además, dado el resultado en el Pascual Guerrero, donde el Atlético Bucaramanga venció al América de Cali después de 17 años, se consolidaba como el segundo cabeza de serie de la Liga, de cara a los cuadrangulares semifinales.

Un cierre espectacular del equipo de Alfredo Arias, que terminó el todos contra todos tras un largo invicto, siendo su última derrota ante Independiente Santa Fe, a comienzos del torneo de este semestre. El uruguayo logró consolidar una buena nómina del Poderoso, logrando llevarla hasta cuadrangulares y poniéndola como favorita a levantar el título.

Cuadro de comentarios de Facebook
Comparte este artículo