Familia de Santiago Ochoa, Joven que murió decapitado, asegura este no era de Primera Línea

Totus Noticias
4 Min Lectura

El macabro caso que tiene en vilo al Valle del Cuca de un joven, del cual encontraron su cabeza, causó asombro y horror en la tarde del domingo entre los habitantes del sector.

Después de más de 12 horas de investigaciones, se determinó que la cabeza pertenecía a Santiago Ochoa, un joven de 23 años. Su familia pide que el crimen no quede impune.

Hacia las 5 de la tarde del domingo 20 de junio, el ocupante de una motocicleta arrojó una bolsa negra en un antejardín en el callejón El Delirio, en el corregimiento de Aguaclara, zona plana de Tuluá, municipio a hora y media de Cali.

Al anochecer, una bolsa llamó la atención de varias personas, fue en el momento que una de ellas decidió abrirlo y cayó la cabeza de un joven al piso. Como país nos duele la muerte de todo colombiano, pero el atroz crimen del joven Santiago Ochoa en la ciudad de Tuluá, merece todo nuestro rechazo.

Familia desmiente que el joven fuera de Primera Línea

Nos molesta mucho que estén diciendo que mi sobrino pertenecía a la primera línea o que tuviera que ver con algo relacionado con el paro u otros comentarios que han dejado diciendo que mi sobrino era un joven consumidor, cuando esto es falso”, afirmó Ochoa al medio citado.

La mujer fue enfática en que su sobrino nunca hizo parte de la primera línea ni estuvo relacionado con los temas del paro nacional.

La información corrió por redes sociales. Los allegados de Santiago Ochoa vieron las imágenes y les entró la angustia porque los rasgos corresponderían a su familiar, de quien no sabían nada desde el sábado, cuando salió de su hogar.

Entonces, el domingo se encaminaron a la morgue del Instituto de Medicina Legal, donde accedieron al reconocimiento, en medio de su tristeza. Era lo que temían, se trataba de Santiago.

Los allegados dicen que era un muchacho reservado, tenía pocos amigos, pero con ellos compartía sus momentos. De resto, estaba dedicado a su trabajo y a su casa.

Y desde el mismo momento que se conoció su identidad surgieron varias versiones. Mientras unos apuntaban que era un manifestante de la Primera Línea desaparecido por el Esmad, otros decían que podría tratarse de un lío por drogas. 

Te gustaría leer también:  Comisión de árbitros habría despedido a 15 hombres por amaño en partidos del FPC

Organismos de seguridad investigan los móviles y procedencia de quienes le dieron una brutal muerte, porque no correspondería a un hurto. La familia teme que haya podido ser confundido con otro joven.

El crimen está rodeado de interrogantes. La Policía anunció una recompensa de 10 millones de pesos y la Gobernación aportó otros 100 millones para establecer la autoría.

En redes hay quienes señalan que Ochoa estuvo en alguna de las manifestaciones en Tuluá, pero no era integrante de los grupos que protestan.

El coronel Jorge Urquijo Sandoval, comandante de la Policía del Valle, desmintió algunas versiones sobre una posible vinculación de miembros del Esmad con este crimen. Aseguró que se han destinado todas las capacidades para dar con la captura de los autores materiales e intelectuales.


Cuadro de comentarios de Facebook
Comparte este artículo