Conectate con nosotros

Columnistas

Desubicado entre el montón

Columnistas

Publicado

en

Por: Raúl E. Tamayo Gaviria.

Le escuché una vez al doctor Fernando Gómez Martínez esta historia que en cierta ocasión le contó su amigo Vicentico Martínez Martelo, hombre público muy querido y respetado en Cartagena, ciudad de la que fue alcalde en dos ocasiones.

“Como te parece Fernando la que nos pasó la otra noche. Estábamos acostados y dormidos, Laurina y yo, en nuestra casa del Cerro, cuando me despierta mi esposa y me dice:

  • Tico, estoy sintiendo ruidos abajo. ¿Por qué no te asomas a ver si son ladrones?

Yo me levanté con pereza, porque estaba con mucho sueño y bajé al primer piso y me encuentro con un hombre que estaba esculcando los cajones de la cómoda en el comedor y empacando cosas. Yo le pregunto:

  • Oye y ¿tú qué haces aquí?

El hombre me respondió: Eche, don Vicente, es verdá, ¿yo qué hago aquí?

Y dejando el costal con los charoles y los cubiertos de plata, se fue por la puerta.

Entre todos los que hemos opinado sobre el alcalde de Medellín, me encontraba como el ladrón cartagenero en la casa de don Vicente Martínez. Desubicado.

Yo defendí la actuación de Daniel Quintero Calle, porque creí en este joven que había sido viceministro de Comunicaciones, que viene de una importante familia del Norte de Antioquia, en la que tengo muchos amigos y levitas que admiro y porque en su gabinete había importantes amigos conservadores y otros no tanto, como mi amigo Alberto Uribe Correa, que, aunque “zurdo”, admiro por todo lo que ha hecho por la Universidad de Antioquia y porque es un sabio contertulio, del que aprendo mucho.

Te gustaría leer también:  Gustavo Petro propone estrategia para frenar déficit de combustibles: ¡Compra planificada de gasolina importada!

Pero me parece que seguir apoyando a quien quiere acabar con el Aeropuerto Olaya Herrera, que es un lujo que nos podemos dar los paisas y que no nos pertenece solo a nosotros, pues los habitantes del Urabá antioqueño y chocoano, la región de Sucre y Córdoba y todas las ciudades intermedias del Pacífico y de Caldas y hasta el mismo Bogotá con muchos pasajeros que vuelan por Satena y otras aerolíneas, se sienten también felices sobre este derecho a aterrizar en plena capital de Antioquia.

No puedo dar opinión favorable a quien tiene en dificultades al Jardín Botánico que es el patrimonio de los habitantes de Medellín y la sede de nuestros clubes de Jardinería de Medellín y El Poblado, el lugar de investigación de estudiantes y protectores de nuestra flora, la orquideología antioqueña, orgullo de la montaña reconocida mundialmente.

La sacada de mi amigo Álvaro Guillermo Rendón de la gerencia de EPM con todos los méritos que el mismo alcalde le reconoció, subiéndolo hasta las nubes para después soltarlo al vacío con la destitución.

No voy a pasar a denigrar de quien hasta ayer defendí, porque creo que hay esperanzas de lograr un cambio de actitud en esta administración. “Solo Dios no cambia de pensamiento, porque lo conoce todo, y los animales porque no piensan”, dijo Juan Gómez Martínez.

ÑAPA: Los pensionados estamos amenazados con el gravamen a nuestras pensiones. Eso es inconstitucional y el gobierno dizque es amigo. ¿Otra vez desubicado?

Cuadro de comentarios de Facebook

Aldrin Garcia Balvin

Entre escándalos y decepciones: Los hilos invisibles del gobierno Petro – La Opinión del Director

Avatar

Publicado

en

Por: Aldrin García Balvin

En el turbulento escenario de la política colombiana, nos encontramos con un capítulo digno de las más intrigantes crónicas. Los sucesos recientes, expuestos por la revista Semana, nos llevan a un oscuro laberinto donde los intereses, las traiciones y los secretos se entrelazan en un juego peligroso. Desde mi perspectiva, analizaremos los problemas que podrían acarrear, para el gobierno del presidente Petro estos escándalos reveladores.

En el trasfondo de esta narrativa, se alza un misterio inquietante: el origen de los recursos utilizados en la campaña presidencial de Petro. Las revelaciones de Armando Benedetti en los explosivos audios nos sumergen en un mundo de incertidumbre y sombras. La implicación de 15.000 millones de pesos y el control de los votos en la Costa, levantan interrogantes que exigen respuestas claras. La falta de transparencia amenaza con erosionar la confianza ciudadana y, a su vez, debilitar las bases de la democracia.

En esta trama política, los actores se desenvuelven entre amistades frágiles y rivalidades encarnizadas. Las tensiones entre Benedetti y Sarabia son solo la punta del iceberg de una situación más compleja. Los desencuentros y las traiciones dentro del círculo cercano de Petro reflejan una falta de cohesión y una lucha por el poder que amenaza con desviar la atención de los verdaderos desafíos de gobernar. Estas fracturas internas solo alimentan el descontento y la desconfianza en la ciudadanía.

En medio de este panorama desalentador, surge la necesidad imperante de una comunicación eficiente y acciones contundentes. La ciudadanía espera respuestas claras y acciones contundentes que rescaten la integridad del gobierno. El presidente Petro y su equipo deben enfrentar los escándalos con valentía y honestidad. Solo así, podrán comenzar a reconstruir la confianza perdida y demostrar que están comprometidos con una gestión transparente y orientada al bienestar de la sociedad.

Te gustaría leer también:  Impactante accidente de tránsito cerca del colegio INEM en Medellín deja destrozos y preocupación

En este enigmático relato político, cada uno de nosotros tiene un rol fundamental. No podemos permitirnos la indiferencia ante estos sucesos. Es momento de levantar nuestras voces y exigir transparencia, ética y responsabilidad en la gestión pública. Solo así podremos construir un futuro donde la integridad sea el pilar de nuestra democracia. Como sociedad, debemos estar atentos a los hilos invisibles que se tejen en el poder y recordar que la participación ciudadana es el motor del cambio verdadero.

Cuadro de comentarios de Facebook
Sigue leyendo

Columnistas

Más encartado que gallina criando patos – Crónicas de Gardeazábal

Avatar

Publicado

en

Por: Gustavo Álvarez Gardeazábal

Al presidente de la nación no solo los cafeteros le metieron (según sus palabras) los dedos en la boca, sino que otros le pueden haber estado metiendo más cosas en los meses que lleva sin que se hubiese dado cuenta.

Hoy día, después de la crisis sin nombre generada por Laura y Benedetti, (y que no sabemos donde terminará), no solo tiene que encontrarles reemplazo para asumir las funciones que les encomendó, sino que tiene que inventarse alguna fórmula para recuperar la credibilidad ciudadana, vuelta trizas después del mal manejo político, la pésima conducción administrativa y el desconcertante disfraz personal conque que afronta la marcha del estado.

Casi todo lo que ha ido pasando, es generado por sus equivocaciones o sus protuberantes ignorancias. Si no hubiese cometido el error de haberle otorgado funciones superministeriales a una jovencita falta de mundo a quien nunca nombró ministra. Si no hubiese confiado tanto en Armando Benedetti aún después del incidente nunca dilucidado de los petrovideos de la campaña.

Si hubiese investigado un poquito más en quienes integraban la terna para gerente de los cafeteros, y hubiese descubierto a tiempo que José Antonio Ocampo tenía los dados marcados para forzar la elección de Bahamón, el uribista procesado por la Contraloría de Bogotá, la inminente crisis entre la Federación y el Gobierno no estuviera hoy llenando el cielo campesino de nubarrones. De la misma manera si hubiese identificado que la ministra Irene es la sacerdotisa sectaria de la religión hildebránica, que nos quiere sacrificar cual catecúmenos en las catacumbas ambientalistas. Si supiera para qué lado juega Danilo Rueda, el Comisionado de Paz.

Te gustaría leer también:  Gustavo Petro propone la 'Renta Ciudadana' como incentivo para pandilleros y promueve la paz entre jóvenes

En fin, si supiera administrar el estado en todo el sentido de la palabra y no solo repetir su fracaso como alcalde de Bogotá, no estaría tan encartado como una gallina criando patos, o como dijo el politólogo Eduardo Llano “cerca de quedarse parado en una baldosa sin poder moverse”.

Cuadro de comentarios de Facebook
Sigue leyendo

Aldrin Garcia Balvin

La victoria de los políticos decentes: una nueva era en la política electoral

Avatar

Publicado

en

Por: Aldrin García Balvin

Como estratega político, me encuentro en desacuerdo con la premisa de que los candidatos que no apelan a la mentira y a la infamia están destinados a perder en las elecciones. Al contrario, considero que ha llegado el tiempo de los políticos decentes, aquellos que no necesitan destrozar al otro para ganar réditos electorales. Estamos presenciando un cambio positivo en la política, donde la integridad y la honestidad se valoran más que nunca.

Durante demasiado tiempo, hemos sido testigos de una competencia electoral caracterizada por ataques personales, difamaciones y manipulaciones de la verdad. Parecía que la estrategia para triunfar en las elecciones se basaba en destruir al oponente a cualquier costo. Sin embargo, esto ha llevado a una erosión de la confianza ciudadana en los políticos y en el sistema democrático en su conjunto.

Pero ahora, el panorama está cambiando. Los ciudadanos están cansados de la polarización y la falta de ética en la política. Están buscando líderes que sean capaces de ofrecer propuestas sólidas y soluciones reales a los problemas que enfrentamos como sociedad. Los políticos decentes, aquellos que basan su campaña en la integridad y la transparencia, están ganando terreno y generando confianza en los votantes.

Esto no significa que los políticos decentes sean débiles o ingenuos. Al contrario, son personas valientes que se atreven a desafiar el statu quo y a liderar con principios. Apelan a la razón, al diálogo constructivo y a la empatía hacia las necesidades de la ciudadanía. Su enfoque se centra en la construcción de consensos y en la búsqueda de soluciones que beneficien a todos, en lugar de en la destrucción del adversario.

Te gustaría leer también:  LA ESTRATEGIA PETRO: DESINFORMACIÓN Y DOPAMINA MERCENARIA

Los políticos decentes están demostrando que es posible ganar elecciones sin recurrir a la mentira y a la infamia. Su éxito radica en su autenticidad y en su capacidad para conectar con los ciudadanos de manera genuina. Los votantes valoran la honestidad y la coherencia, y están dispuestos a apoyar a aquellos líderes que encarnan estos valores.

Como estratega político, animo a los candidatos a abandonar las tácticas destructivas y a abrazar una forma de hacer política basada en la decencia y la integridad. Es hora de construir un nuevo paradigma político donde la ética y la responsabilidad sean los pilares fundamentales. Juntos, podemos cambiar el rumbo de la política y recuperar la confianza de los ciudadanos en el sistema democrático.

En conclusión, el triunfo electoral no está reservado para aquellos que apelan a la mentira y a la infamia. Ha llegado el tiempo de los políticos decentes, aquellos que no necesitan destrozar al otro para ganar réditos electorales. Es momento de liderar con integridad, construir puentes y trabajar en beneficio de la sociedad. Juntos, podemos crear un futuro político basado en valores y principios que inspire a las generaciones venideras.

Cuadro de comentarios de Facebook
Sigue leyendo

Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter


Lo más Leído

Copyright © 2023 Totus Noticias. Desarrollado por Totus Agencia Creativa