25.1 C
Medellín
jueves, diciembre 1, 2022

Caso Sergio Urrego: Tribunal Superior de Bogotá bajó 2 años de condena a ex rectora del colegio

El tribunal le fijó la condena en 8 años y 8 meses de prisión y canceló la orden de captura en su contra y le dio prisión domiciliaria.

El Tribunal Superior de Bogotá confirmó la condena contra Amanda Azucena Castillo Cortés, exrectora del colegio de Sergio Urrego, como responsable de los delitos de falsa denuncia y ocultamiento, alteración o destrucción de elemento material probatorio.

Sin embargo, la magistrada le bajó la pena dos años y la fijó en 8 años y 8 meses de prisión y en una multa de 500 SMMV. Además, le dio el beneficio de prisión domiciliaria.

Es preciso recordar que el 3 de mayo el juez 43 de conocimiento de Bogotá la había condenado a 10 años y 8 meses de prisión y a una multa de 500 SMMV. En ese momento, juzgado le negó la posibilidad de prisión domiciliaria y ordenó su captura inmediata.

Tras conocerse la decisión, la Fiscalía y el apoderado de víctimas anunciaron que interpondrá el recurso extraordinario de casación con el que buscarán que la Corte Suprema de Justicia revise el caso y la condena.

Para la justicia, Castillo dirigió su voluntad con el fin de esconder los actos de discriminación que se estaban ejecutando en la institución alrededor de la relación afectiva entre Sergio Urrego y Danilo Pinzón.

“A pesar de tener conocimiento de que la relación entre serio y Danilo Pinzón era libre y consentida, quiso interponer denuncia penal por acoso el 22 de julio del 2014. Es el mismo Danilo Pinzón, como víctima, quien señala: “considero que Amanda Azucena le entregó esos documentos para que puedan ser radicado como denuncia penal para sentirse tranquila de que la pareja homosexual de sus colegio se iba a mantener alejada y que no iba a molestarlos más”.

Además, se advierte que con pleno conocimiento de la ilicitud de sus conductas dirigió su voluntad con el fin de esconder los actos de discriminación que se estaban ejecutando alrededor de la relación afectiva de Sergio y Danilo. Tales conductas deben calificarse como dolosas”, dijo el juez.

Asimismo, añadió que la extractora es un ejemplo de la deshumanización del sistema educativo y que su actuar llevó al suicidio del joven.

“Fue el actuar desproporcionado, prejuicioso, discriminatorio en el que fue segregado solo debido a su orientación sexual y qué tal como se advierte en la pericia de autopsia psicológica la falsa denuncia fue el detonante para que Sergio, una mente brillante que con solo 16 años había aportado un pensamiento crítico e incluyente, decidiera quitarse la vida.

Así las cosas, Amanda Azucena Castillo es un ejemplo claro de esa deshumanización del sistema educativo y es que la presión, el acoso, la humillación vivida por Sergio a su corta edad no puede repetirse en otro niño de este país.

La labor fundamental de los establecimientos educativos es apoyar, fortalecer, guiar a los niños y adolescentes y transformar todas esas políticas y filosofías discriminatorias por encima del cumplimiento de unos resultados”, sentenció.

spot_img
Articulos Relacionados
spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí