Conectate con nosotros

Columnistas

Tiempo de tempestades, Crónica de Gardeazábal

Columnistas

Publicado

en

Por: Gustavo Álvarez Gardeazábal

Ya estamos a septiembre y los huracanes en el Caribe no han llegado este año. Pero en Colombia. Cuando apenas completamos un mes del Gobierno Petro. Arrecian las tempestades y todas maquiavélicamente planificadas como si se tratara de un laboratorio para fabricar la tormenta perfecta.

El auge de la extorsión se ha vuelto una peste que no se puede controlar. Es soledad Atlántico. Las gentes no resistieron más el flagelo y salieron a las calles a manifestar su descontento y a pedir inútilmente a la autoridad que intervenga. En Tuluá. El alcalde emite un comunicado elevando la protesta por la manera como un individuo seriamente implicado en extorsión, fue enviado a una cárcel de mediana seguridad y no a una con aislamiento y las llamadas extorsivas desde ese centro carcelario reaparecieron.

En La Habana le le en anuncia que se ha bajado del tren de la paz total porque no le dieron asiento de primera clase, sino que los volvieron igual que a los nadies. En cerrejón, donde se produce la mayor cantidad del ahora apetecido carbón de exportación, se suspenden intermitentemente los envíos por bloqueos de trabajadores y sindicalistas en Guavio, la gran hidroeléctrica bogotana se reduce a un 20% de la producción de energía por los obstáculos generados por un paro cívico en Ubalá que impide a los operarios el mantenimiento de la planta.

En las páginas de los periódicos y en las salas y mesas de comedor de la gran mayoría de hogares de la costa atlántica. ¿El comentario es solo 1, cómo pagar la elevadísima tarifa de la energía que está siendo causada por la acumulación de medidas estúpidas de los controladores del sistema eléctrico nacional? En la casa de Nariño, como si fuera poca cosa, comienzan a tintinear los vidrios de las ventanas de comunicación con las oficinas de la vice presidente Francia Márquez, porque el Presidente Petro, otra vez la ninguneó al nombrar a cielo rushing que en el Departamento de la prosperidad Social y no al dos veces Negreado Carlos Rosero, su alter ego.

Y como si fuera poco, los niños de bienestar familiar están llorando porque nombraron directora del Instituto colombiano de bienestar familiar a una funcionaria menor de las alcaldías. Cundinamarquesas bastante cuestionada, por cierto, en sus criterios y en su impreparación pueril.

Son, curiosamente, demasiadas tempestades al mismo tiempo, como para no pensar mal, muchas gracias.

Escucha al Maestro Gustavo Álvarez Gardeazábal

Sigue leyendo
Haz clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Columnistas

CALI ZOZOBRA

Columnistas

Publicado

en

Por: Gustavo Álvarez Gardeazábal

No hay nada más preocupante para una ciudad que terminar admitiendo su incapacidad de detener el acelere hacia la equivocación permanente. Es probable que la medición no sea objetiva y ella obedezca a experiencias personales de quien las haya vivido. Pero aún a riesgo de ser subjetiva, y como tal de ayudar a seguirse equivocando, me resulta mejor decirlo y de una vez. Estoy asombrado con el clima de zozobra que vive la capital del Valle . Y lo digo con dolor porque yo, que realicé mis estudios universitarios en esa ciudad, que trabajé más de una década en ella, que llegué a ser miembro del Concejo Municipal y de la Asamblea Departamental con sus votos. Yo, que el 58% de la votación, entonces abrumadora, que obtuve hace 25 años para ser gobernador los conseguí en sus barriadas, no me puedo quedar callado ante una realidad apabullante que hace percibir a Cali como un escaparate que voltearon a la fuerza y quedó patas arriba con los cajones afuera. No soy muy partidario de las estadísticas sobre seguridad, pero cuando uno ve las cifras de “Cali como vamos” en donde los poquitos que denuncian los hurtos han aumentado de 1.650 denuncias en 2005 a 24.009 en 2022,hay que admitir la gravedad de lo que pasa. Y como cuando uno llega a Cali siente que ha entrado en una ciudad donde las normas elementales de convivencia ya no rigen, palpa hasta donde llega el cáncer que la consume. En Cali los semáforos existen, prenden y apagan y cambia de color pero cada vez menos gente los respeta. En el estadio y en los sitios de diversión pública donde venden los puestos, cada vez se respeta menos ese derecho adquirido y la gente se apropia del asiento ajeno sin inmutarse. Y vaya proteste. Corre el riesgo de morir en el acto, como se siente que le puede pasar si cuando queda metido en uno de los eternos trancones del irrespeto semafórico se le acercan par greñudos con cara de zombis a exigirle que deje limpiar los vidrios o que les paguen por lo que no han hecho. Y ni sigo, porque da escalofrío contarlo.

Sigue leyendo

Columnistas

ANTIOQUIA SIN PETRO

Columnistas

Publicado

en

Por: Diego Calle Pérez.

Todos los columnistas escriben contra y a favor de Petro. Llevamos 7 meses en que solo se leen los acertados comentarios, de lo poquito que dejan editar, acerca de los ministros de Petro y la creación del nuevo ministerio gestionado por la Vicepresidenta que muchos quieren ver como sirvienta. Llevamos 7 meses de acomodos y todavía no han podido encontrar la manera de suprimir algunos cargos que dejaron los que abandonaron la casa de Nariño. Llevamos 7 meses leyendo los trinos de los viudos de poder, tratando de convencer, eran ellos, los que pensaban en la ciudadanía y se hicieron a presupuestos como el caso de los 70 mil millones abudineados, sin saber, dónde están, los ladrones como dice la canción.

Antioquia sin Petro, se margina el departamento. Antioquia quedará rezagada y un poco olvidada en el panorama nacional. Antioquia entrará en un receso por unos años. Antioquia tendrá que seguir como le pasó a muchos departamentos cuando eran intendencias y comisarías. Antioquia, sus habitantes, no todos, me refiero, municipios que hacen parte de las subregiones, en otros departamentos se denominan provincias, están reacomodando sus listas actualizadas para promover candidatos a los concejos municipales y alcaldías que tengan una sintonía con el gobierno nacional, para que nos los olviden, en planeación presupuestal.

Antioquia nunca fue visitada por Simón Bolívar, nunca le interesó conocer Santa fe de Antioquia y menos Rionegro. Medellín para 1810 era un pequeño poblado de casas dispersas, los más representativos, vivían en Envigado. Antioquia no contaba, como prioridad, en la campaña libertadora. En Antioquia se escondieron los vagos, jugadores y estafadores de esa época, la bibliografía es abundante y se encuentran tesis de grado de doctores en Historia. Antioquia con su cuento de grande y pujante, fue un invento para los inversionistas del oro que hacían sus cuentas alegres, manejaban los impuestos a su amaño y el diezmo de la diócesis.

Antioquia sin Petro, será olvidada por unos años, tendrán cabida otros departamentos, dirán, era hora, en especial Amazonas, Putumayo, Arauca y Vichada. La frontera con Panamá es Chocó, como si volviera a la época, de 1840 por referente, ropa importada, que llegaba en bogas, recorriendo el río Atrato. Antioquia sin Petro, un tema para una inmensa minoría, porque la otra mayoría sigue convencida que Antioquia es para, los mismos.

Sigue leyendo

Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter


Lo más Leído

Copyright © 2023 Totus Noticias. Desarrollado por Totus Agencia Creativa