REVIVIÓ LA SOCIEDAD HIDROELECTRICA ITUANGO

8 Min Lectura

Por: Jairo Hernán Ramírez Gómez

Antecedentes

Con el Contrato BOOMT en 2011 para el Proyecto Hidroeléctrico Ituango, y posteriormente con Acta de Modificación Bilateral 4, AMB 4 de 2013, EPM asume el rol de contratista, que antes tenía su filial EPM Ituango. Desde el principio se fijaron reglas para efecto de calcular la Remuneración que EPM le debe trasladar a la Sociedad hidroeléctrica Ituango, dueña del proyecto, cuando este inicie operación.

La Remuneración, una vez recibida por la Sociedad, descuenta las reservas de ley y los impuestos; el saldo, según la participación se reparte a los socios mayoritarios, el IDEA, la Gobernación de Antioquia y también a EPM y a los minoritarios que tienen el 0.05 % de la participación accionaria.

Volviendo a la AMB 4, fue firmada en su momento por el gerente y Representante legal de EPM, Juan Esteban Calle Restrepo, y por John Alberto Maya Salazar, en calidad de gerente y representante legal de la Sociedad Hidroeléctrica Ituango, contratante en el BOOMT, hoy en la otra orilla en representación del contratista EPM.

En el contrato BOOMT están reglados los costos y el papel que representan el Auditor de Costos, ya contratado años atrás, un Asesor Comercial y Regulatorio y una Banca de Inversión, estos dos últimos debieron contratarse dentro del mes siguiente a la entrada en operación comercial del Grupo 1 de Unidades del proyecto, las primeras cuatro máquinas, evento ocurrido en noviembre pasado.

 En otras palabras, no son todos los costos en que se ha incurrido los que se cargan para efectos de calcular la remuneración a la Sociedad, como lo ha pretendido EPM desde un principio, a pesar de los llamados de atención de la Sociedad y de las Glosas del Auditor de Costos.

La Sociedad hidroeléctrica Ituango en Cuidados Intensivos

Con el antecedente de los costos cargados para efectos de la Remuneración y con proyecciones desfasadas en el valor del Kilovatio Hora, EPM en sus Estados Financieros desde 2022, en Notas 9 y 11 revela que no habrá remuneración a la Sociedad durante la vigencia del contrato BOOMT, alerta ésta que da al traste con los sueños del Departamento en el proyecto.

Con estas revelaciones de EPM en sus estados financieros, se lleva la señal a la Sociedad Hidroeléctrica Ituango que no le desembolsará los recursos anuales pactados para su funcionamiento durante la vigencia del Contrato BOOMT, pues no tendrá de donde descontarlos.

Estos recursos para funcionamiento de la Sociedad son cargados contablemente por EPM a los costos del proyecto a una tasa del 11.7%, la famosa TIR con la que EPM recupera el retorno de los rendimientos sobre las inversiones que realiza en el proyecto.

Se resalta que el papel de la Sociedad se circunscribe solamente a la Verificación Técnica, Legal y Financiera del proyecto y como tal no tiene, ni tendría otra fuente de ingresos, debiendo apelar para subsistir durante los 37 años restantes del contrato BOOMT a los aportes de sus socios, o a los recursos disponibles de caja y como tal a su descapitalización que prontamente la llevarían a su liquidación, generando un ambiente pesimista en la sociedad, en la gobernación y en el IDEA.

El Resurgir de la Sociedad Hidroeléctrica Ituango

Como se esperaba, de acuerdo con los plazos del proceso, y el mismo día de las velitas, se publica el Fallo del Tribunal de Arbitramento de la Cámara de Comercio de Medellín, condenando a EPM a pagar a la Sociedad hidroeléctrica Ituango $781.828.888.350 por Cláusulas Penales de Apremio por Incumplimiento de Hitos, sustentados en las demandas de la Sociedad a EPM. Según lo pactado en el contrato, EPM decidió tomar la opción de abonar esta suma como un menor valor del costo del proyecto para efectos del cálculo de la Remuneración.

Con la decisión del Tribunal de condenar monetariamente a EPM y con otros señalamientos de incumplimiento contractual, de ella y de los que asumió de los terceros cuando firmó el BOOMT, la obligan a cubrir de su parte otros costos adicionales a los relacionados también con la contingencia.

Además, y en buena hora, el gobernador Andrés Julián Rendón Cardona, en su discurso de posesión le hizo un llamado de atención a EPM en sus cálculos, en el sentido de que el valor de kilovatio hora de $100 está desfasado con relación a su valor real que supera los $300.

El desface argumentado en las cifras del kilovatio Hora y los resultados del Fallo del Tribunal, reviven la remuneración a la Sociedad a partir de 2023 cuando entró en operación comercial el Grupo 1, y también mejora su posición frente a una eventual negociación que tenga en cuenta replantear el Modelo Financiero, el Costo Base de Remuneración y el impacto tributario.

También, la nueva dirección, con John Maya a la cabeza, conocedor de la Sociedad, son prenda de garantía para el cumplimiento del contrato BOOMT, como la atención oportuna de los requerimientos que se hacen desde la Sociedad y del Auditor de Costos, de las cláusulas referidas al Libro Abierto, a la Indemnidad, a la Remuneración, entre otras, tan desestimadas en administraciones anteriores.

Estas precisiones y el Fallo mencionado son razones más que suficientes para que se solicite a EPM en estados financieros a diciembre de 2023, retirar las notas de balance que eliminaron de tajo la Remuneración a la Sociedad Hidroeléctrica Ituango, y también que proceda con los ajustes contables del Costo Base de Remuneración, facilitando a la vez la gestión al Auditor de Costos, Al Asesor Comercial y Regulatorio y a la Banca de Inversión enunciados antes.

Igualmente, tomar decisiones en cuanto a la Sociedad Hidroeléctrica Ituango, en el sentido de ampliarle su objeto social, donde, por tratarse de una reforma estatutaria requiere de la aprobación por la mayoría de sus dueños incluido EPM Accionista. De no aprobarse esta reforma, la Sociedad solo generaría costos y gastos durante los próximos 37 años, aparte del riesgo al utilizarla como fortín político de las administraciones con crecimiento burocrático y nóminas paralelas que se generan con los contratos de prestación de servicios, que tanto gustaron a la administración departamental saliente.

Cuadro de comentarios de Facebook
Comparte este artículo