Qué dice la sharía, la ley islámica que el Talibán impone de manera radical

Totus Noticias
4 Min Lectura

Los derechos de las mujeres en Afganistán serán respetados «dentro del marco de la ley islámica».

Así lo declaró el Talibán en la primera conferencia de prensa que dio el grupo fundamentalista islámico el martes tras retomar el control del país el domingo.

Es una afirmación que busca apaciguar los temores de muchos afganos, pero en particular de las mujeres, que vieron sus derechos completamente cercenados durante el dominio talibán (entre 1996 y 2001), que impuso una versión estricta y radical de la ley islámica o sharía.

Durante esa época eran comunes las lapidaciones de las mujeres acusadas de adulterio así como los cruentos castigos corporales tanto para hombres como para mujeres que quebrantaban la ley.

Las mujeres tampoco podían trabajar o circular solas por la calle, y a las niñas mayores de 10 años se les prohibía asistir a la escuela.

«En los textos constitucionales de algunos países musulmanes aparece la sharía como la base fundamental de jurisprudencia; es decir, no se puede tomar ninguna decisión que esté en contra de la sharía, como en el caso de los estados que llamaríamos más fundamentalistas, como Arabia Saudita e Irán y ahora el Afganistán de los talibanes», le explica a BBC Mundo Ignacio Gutiérrez de Terán, director del Departamento de Estudios Árabes e Islámicos y Estudios Orientales de la Universidad Autónoma de Madrid.

De hecho, le explica a BBC Mundo Simon Perfect, investigador del centro de pensamiento Theos, con sede en Londres, «la educación es vista como algo verdaderamente importante en el islam, y a los musulmanes se los alienta a buscar el conocimiento y eso aplica tanto a hombres como mujeres».

«Es importante tener en cuenta que por siglos, el islam estaba muy por delante de la Europa cristiana en cuanto a los derechos. Desde el inicio del islam, las mujeres musulmanas tenían derecho a tener propiedades, algo que no ocurrió en Europa hasta alrededor de 1800», dice.

El rol de las mujeres

Lo mismo ocurre en cuento a la vestimenta: mientras que la tradición dicta el principio de la modestia tanto para hombres como mujeres, en la práctica, cada interpretación de la sharía llega a conclusiones diferentes sobre cómo deben vestir ambos.

En algunos países se entiende para las mujeres que vestirse de forma recatada es cubrirse la cabeza o la cara con un velo.

Una interpretación literal y extrema significa la obligación de llevar la burka, que cubre a la mujer de pies a cabeza.

Lo mismo en el caso de los hombres, donde una interpretación más extrema los obliga a dejarse la barba y mostrar solo los pies, las manos y la cara.

«En los regímenes autoritarios no es una cuestión de decisión personal, de las mujeres se espera claramente que se vistan de una manera muy conservadora», explica Perfect.

«De los hombres también se espera que se vistan de forma modesta. Algunos van más allá y se tiñen la barba de rojo, como se creía que la usaba el profeta. Lo hace por imitación, como un acto de devoción».

«Todo es sharía», insiste Gutiérrez de Terán «Es que hay una sharía rigorista de los talibanes y otras menos rigoristas. Pero es la misma sharía».

Durante la primera rueda de prensa, los talibanes aseguraron que las mujeres podrán seguir yendo al colegio y al trabajo, aunque no dieron más detalles de lo que significa, en la práctica, esta afirmación.

Habrá que ver con el paso del tiempo, cuánto de estas promesas se harán realidad.

Con información de BBC News 

Cuadro de comentarios de Facebook
Comparte este artículo