Presidente Duque y alcaldes de Sucre, Bolivar y Córdoba; Trazan plan para dique que evitar inundaciones en La Mojana

Totus Noticias
5 Min Lectura
Foto: Cortesía - Juan Carlos Rocha

Tras una reunión entre el presidente Iván Duque y tres de los cuatro gobernadores que hacen parte de la subregión de La Mojana (Sucre, Bolívar y Córdoba) por la emergencia en esta zona debido a las lluvias y la ruptura de jarillones, fuentes que estuvieron en el encuentro confirmaron que el primer mandatario anunció un Conpes para las obras que faltan.

El proyecto será declarado estratégico para la nación

Según Héctor Olimpo Espinosa, gobernador de Sucre, La Mojana es una región clave para la seguridad alimentaria de Colombia, pero desde el Gobierno no se ha hecho una inversión estructural que permita frenar los problemas de cada año.

La importancia de este proyecto es puesto que “Esta región produce el 20 por ciento de arroz del país, entre otras actividades de ganadería y de leche. Es clave, pero año tras año es lo mismo y los 11 municipios que la conforman se ven afectados por las lluvias en el 2010 más la explotación minera en Antioquia”, explica Espinosa a El Tiempo.

En esta región se cultivan 300.000 hectáreas de arroz aproximadamente. Sin embargo, el gremio, por intermedio de sus voceros, ha dado a conocer la problemática de quiebra en la que se encuentran a raíz del mal estado de las vías y las inundaciones.

Información del encuentro indica que el Conpes podría estar listo para octubre, los anuncios los haría en tres semanas el Presidente cuando visite la zona; mientras tanto, se conoció que desde Presidencia se financiará una parte del proyecto y cada región aportará otra parte. Findeter será el ejecutor del proyecto que necesitará estudios actualizados.

La emergencia que vive La Mojana bolivarense y sucreña se mantiene luego de que la fuerza con que bajan las aguas del río Cauca rompiera jarillones afectando a San Jacinto del Cauca, Achí (Bolívar) y Guaranda (Sucre).

Media docena de municipios más están en riesgo y las lluvias no cesan.

El punto más afectado es Cara de Gato, donde la fuerza del río derribó cerca de 150 metros de un jarillón, en San Jacinto del Cauca. Desde allí el agua emprendió un periplo de terror por corregimientos y veredas que hoy tiene sin hogar a 2.000 personas.

“La maquinaria ya llegó a Cara de Gato, pero el agua del río sigue entrando porque el boquete es muy grande”, dijo José Ricaurte, director para la gestión de riesgo de Bolívar.

Vicente Blel, gobernador de Bolívar, explicó que las obras para cerrar este boquete tardarán entre 80 días, pero lo que necesitaLa Mojana es una obra definitiva, así como mitigar las afectaciones ambientales especialmente por causa de la minería ilegal que continúa sedimentando los ríos y abonando una tragedia por inundaciones.

La gran obra estructural de la que hablan los mandatarios de esta región es un dique de contención de 57 kilómetros (desde Nechí hasta Achí, pasando por San Jacinto, Guaranda y Majagual) con 33 compuertas, además de dragado en ciénagas y ríos. Esta sería la gran obra, la cual el Gobierno Nacional -según las fuentes consultadas- espera ejecutar en diciembre. Por ahora, días atrás se anunciaron 20.000 millones de pesos con el fin de atender la emergencia que en la actualidad se vive en esta zona. 

Minería, la otra cara de la moneda

El gobernador de Sucre explica como la explotación minera en Nechí, Antioquia, ha causado grave afectación en el cause del río Cauca, lo que ha provocado sedimentación y daños en el margen izquierdo del río propiciando efectos colaterales aguas abajo, explicó.

Vicente Blel asegura que esta problemática se debe controlar por parte de las autoridades.

La minería ilegal, que tiene su origen en los municipios del norte de Antioquia y sur de Bolívar, está empeorando los riesgos porque los ríos cada vez están recibiendo más sedimentación”, denuncia el gobernador Blel.

Sobre esto, el secretario de Minas de Antioquia, Jorge Alberto Jaramillo, señaló que son múltiples los factores que han causado las emergencias en esta subregión.

Hay muchos factores, como la deforestación o la ganadería extensiva, así como el cambio climático, los que generan afectaciones. Desde la Gobernación de Antioquia se viene trabajando en un plan de reforestación de 10.000 hectáreas en el Bajo Cauca con el fin de contribuir a mejorar la circulación del agua y la recuperación de la capa vegetal, también afectada por los cultivos ilícitos”, explicó Jaramillo.

Cuadro de comentarios de Facebook
Comparte este artículo