Conectate con nosotros

Nacionales

Petro propone que campesinos siembren coca y cultivos sustitutos al mismo tiempo

Leidy Garcia Balvin

Publicado

en

El mandatario sostuvo que considera pertinentes las propuestas entregadas por el campesinado y que deben analizarlas en conjunto.

El presidente Gustavo Petro aceptó una de las principales propuestas de los campesinos cultivadores de coca del Catatumbo: que no se vean obligados a arrancar sus matas hasta que los nuevos cultivos sean efectivamente productivos.

“Les diré a los funcionarios que ideemos el programa para que un campesino pueda cultivar aún hoja de coca mientras va plantando el cultivo sustituto, hasta probar que el cultivo sustituto funciona. Y si funciona, ya no hay necesidad de lo otro” señaló.

La propuesta responde al mayor reclamo de los campesinos cocaleros, no solo del Catatumbo: que la sustitución del cultivo no fue efectiva por incumplimientos del Acuerdo de paz. Sin embargo, Petro se anticipó a las críticas: “‘Ah, nos van a decir: ‘van a convivir con ese satán’, y no, convivimos con la realidad porque tenemos que transformarla. No solamente cometer los errores del pasado. Eso se puede hacer en un proceso de diálogo entre la sociedad y el Estado constantemente”, aseguró el presidente.

El mandatario sostuvo que considera pertinentes las propuestas entregadas por el campesinado y que deben analizarlas en conjunto. En particular, reiteró su apoyo a la gradualidad en la sustitución: “Por ejemplo, ¿y si un campesino productor de hoja de coca no quita su cultivo completamente porque no sabe qué le espera, si es el hambre, si lo dejan abandonado por allí, si no tiene después qué entregarle de comida a su hijo, a su hija, a su esposa, si esa desconfianza no le permite dar el paso?”.

Luego, en un pronunciamiento a medios el presidente Petro aclaró: “Vamos a establecer la gradualidad. En la medida en que va a funcionando el cultivo alternativo, va disminuyendo el cultivo de hoja de coca del campesino. Entonces se establece un periodo en el que conviven ambos hasta que logremos que el sustituto tenga un nivel de rentabilidad que garantice la vida de esa familia campesina”.

Los pronunciamientos se dieron en el marco del Encuentro Cocalero del Catatumbo, desarrollado este jueves y viernes en El Tarra. Allí se congregaron más de 3.000 campesinos de la región para plantearle al gobierno propuestas en tres ejes: paz total, desarrollo regional y ordenamiento territorial del Catatumbo. Todo esto atravesado por la problemática de los cultivos de uso ilícito en la subregión con más siembras del país.

Al encuentro también asistió el Alto Comisionado para la Paz, Danilo Rueda, quien reconoció la labor de las organizaciones de la región en la búsqueda de propuestas constructivas. “Sus apuestas empiezan a tener concreción. Han construido la democracia desde la base. No hubo exclusión para nadie en este espacio. Hombres, mujeres, jóvenes, campesinos e indígenas participaron en la agenda temática. Aquí está expresado el pueblo organizado en sus diferencias con un propósito común: hacer que el Catatumbo sea la primera experiencia de la Colombia potencia mundial de la vida”, celebró.

Petro también coincidió en que los programas deben ser territoriales: “Claro que los funcionarios que tengan que ver con este programa no pueden quedarse en Bogotá donde no hay una sola mata de coca, ni saben cómo es. Tienen que vivir aquí”.

El presidente, además, aplaudió el llamado de los campesinos a transformar el negocio de la coca en conjunto, en vez de pensar únicamente en sustituir la mata. “Tenemos que sacar al campesinado de una economía que ya no va a dar más de lo que dio. Aquí lo decían, la producción en bruto tiene que transformarse industrialmente y esa industria no puede ser de los poderosos, tiene que ser del campesinado que en forma cooperativa se vuelve propietario de la industrialización. No es solo plantar cacao para sacar sus frutos, debe haber una chocolatería en manos de los productores de cacao en la misma región. Si no, la valorización no le va a llegar al campesinado”, aseguró.

Universidad del Catatumbo inicia construcción en abril

Durante la lectura de las propuestas de los campesinos al Gobierno Nacional, todas coincidieron en que la economía de la coca les ha permitido acceder a derechos básicos ante la no presencia integral del Estado. “Ustedes tienen razón. ¿Cómo vamos a salir de una economía ilegal si la juventud no tiene perspectivas? Si su única opción es que lo contraten por uno o dos millones para portar un fusil para matar a otro joven. Debe haber otras alternativas en la región y es el deber del gobierno que es el que tiene con qué hacerlo”, les respondió el presidente.

Por eso, recordó la promesa de construir la Universidad del Catatumbo en el municipio de El Tarra y anunció que su construcción iniciará en abril del 2023. “Hemos cogido los cunchos que nos dejó el Gobierno Duque en el presupuesto, casi 40 mil millones y sé que el gobernador tiene un lote donde puede caber perfectamente un complejo educativo”, explicó. Y añadió que los programas serán pactados con la comunidad para que anualmente ingresen unos 3.500 estudiantes. “Esa universidad será un pilar de la paz en la región”, aseveró.

Fuente: Pulzo

Sigue leyendo
Haz clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nacionales

Petro: “Nadie que viva honestamente en los páramos de Colombia va a ser criminalizado en mi Gobierno”

Leidy Garcia Balvin

Publicado

en

El Presidente, además, manifestó que en “este Gobierno lo que planteamos, con todos los problemas que tenemos, es una alianza entre el Estado y el campesinado de Colombia.

Este viernes, 3 de febrero, durante el diálogo con la comunidad frente a la Ley de delimitación de páramos, el Presidente Gustavo Petro afirmó que en su Gobierno nadie que viva honestamente en los páramos de Colombia será criminalizado y que tampoco se va a permitir que haya desalojos de los campesinos que viven en esos ecosistemas de vital importancia para el país.

Nuestra política no es criminalizar a nuestro pueblo por lo que piensa, por lo que hace, por sus maneras de intentar sobrevivir, en medio de una situación que los ha llevado a muchos y muchas al desespero. Nadie que viva honestamente en los páramos de Colombia va a ser criminalizado en mi Gobierno”, enfatizó el Jefe de Estado, y agregó: “En este Gobierno del Cambio no vamos a criminalizar pobres”.

En el mismo contexto, el Mandatario se refirió al caso de dos campesinos que habían sido objeto de un desplazamiento en el páramo, razón por la que afirmó que “este Gobierno va a permitir ningún desalojo de los páramos de Colombia y si hay alguna denuncia estaremos atentos a corregir ese tipo de circunstancia”.

En su intervención, también hizo referencia a la posición del Gobierno Nacional frente a la minería en los páramos, siendo muy tajante al decir que su prioridad era el cuidado del agua que en ese sentido era el más afectado. 

“No estoy de acuerdo con que en (el páramo de) Santurbán haya minería del oro a gran escala. No estoy de acuerdo”, porque “primero es el agua, lo hemos repetido una y otra vez: es más valiosa el agua que el oro, el agua nos permite vivir”, expresó el presidente.

En el mismo sentido, el presidente Petro manifestó que en su Gobierno no habrá persecución de los campesinos y, por el contrario, fue enfático al señalar que los llamaba a construir una alianza por la paz.

En este Gobierno no habrá una guerra contra el campesinado, en este Gobierno lo que planteamos, con todos los problemas que tenemos, es una alianza entre el Estado y el campesinado de Colombia para construir, de verdad, la paz”, destacó el Jefe de Estado.

Finalmente, se refirió a la importancia de avanzar en un proceso de titulación de baldíos para las familias campesinas de los páramos, con el fin de garantizar el “derecho al páramo, pero también el deber de cuidarlo”, enfatizó en su intervención con los campesinos y agricultores que acompañaron el importante evento. 

Fuente: Colombia.com

Sigue leyendo

Nacionales

Destapan pasión que tenía cura asesinado en Medellín: “Fue a Barranquilla varias veces”

Leidy Garcia Balvin

Publicado

en

La muerte del padre Javier Eduardo González Pertuz ocurrió en la madrugada de este sábado, cuando se encontraba en un bar en el barrio Laureles.

El último adiós para el cura Javier Eduardo González Pertuz está previsto para el mediodía de este lunes. Desde la noche del domingo es velado en el cementerio Campos de Paz y a las 11:00 de la mañana se le hará la misa exequial en la iglesia Jesús de la Buena Esperanza, en el barrio Belén Los Alpes, en la misma donde daba misa cada domingo y en la cual tenía el cariño de sus feligreses.

La muerte de este religioso ocurrió en la madrugada de este sábado, cuando se encontraba en un bar de la carrera 70A con la calle 42, en el barrio Laureles, occidente de Medellín, cuando salió del seminario donde trabajaba como formador para ver el partido de la Selección Colombia sub-20, ya que además del amor por Dios que profesaba, también era un apasionado por el fútbol.

Según la información de las autoridades, después del encuentro de la tricolor juvenil contra Paraguay, que terminó con victoria por 3-0, el padre Javier se quedó departiendo con una persona en este establecimiento.

En la madrugada, el padre quedó inconsciente en una de las mesas y su acompañante salió del lugar con sus pertenencias, como el celular, la billetera y una chaqueta. El propietario del establecimiento lo sacó hasta la entrada, pensando que estaba altamente embriagado, y llamó a la Policía. Cuando los uniformados llegaron encontraron que no tenía signos vitales.

Los agentes del CTI de la Fiscalía hicieron la inspección al cuerpo sin vida y no pudieron establecer las causas de su muerte ni su identidad, puesto que no tenía documentos.

Mediante las labores forenses realizadas por Medicina Legal, en el transcurso de la tarde del sábado se confirmó que esa persona muerta en la mesa del bar era el padre Javier, quien se desempeñaba como formador en el Seminario Misionero San José, ubicado en el barrio Córdoba, noroccidente de Medellín.

En manos de los forenses quedará por establecer si este religioso murió con escopolamina o sustancias similares utilizadas para reducir su resistencia y facilitar el hurto de sus pertenencias.

El padre Javier nació en Planeta Rica, Córdoba, aunque desde su infancia residió en el sector La Matecaña, en el barrio La Esperanza, en la comuna 6 (Doce de Octubre), donde llegó con sus papás y sus otros dos hermanos.

Uno de los familiares del religioso le contó a EL COLOMBIANO que desde hace ocho años se formó como sacerdote, luego de hacer pasado por el seminario en dos etapas. “Desde muy joven tuvo la vocación religiosa porque siempre fue una persona muy amable, dispuesta a ayudar”, comentó su pariente.

Además de su trabajo en el seminario, también daba misas los domingos en la Parroquia Jesús de la Buena Esperanza, en el barrio Belén Los Alpes, donde, según se conoció, contaba con el afecto de sus feligreses.

Su muerte fue lamentada por la comunidad religiosa, tanto que durante las eucaristías de este domingo en todas las iglesias se hizo una oración por su vida y obra. Desde el seminario donde trabajaba también enviaron mensajes de condolencias.

Para los vecinos del barrio que lo vio crecer y volverse de niño a sacerdote como para los feligreses que lo conocieron, es una pérdida lamentable, ya que lo recuerdan “como una persona muy amable y noble, que ahora está junto al Dios del que durante su vida profesó su palabra”.

También se conoció de su labor social con el apoyo a fundaciones que calmaban el hambre a los habitantes de calle en las noches, participando activamente llevando el alimento.

Su amor por el fútbol

Además de su entrega a Dios, el padre Javier era un apasionado por el fútbol, tanto que cada que tenía oportunidad, iba a ver los partidos de Atlético Nacional o de la Selección Colombia en el estadio. Uno de sus familiares relató que “llegó a ir a Barranquilla varias veces para ver los partidos de la selección en las eliminatorias”.

También resaltó que tenía muchas -no especificó cuántas- camisetas de la tricolor y del Verde. Por esta pasión futbolera fue que salió un rato del seminario el pasado viernes, pero nunca más volvió con vida.

Fuente: Pulzo

Sigue leyendo

Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter


Lo más Leído

Copyright © 2023 Totus Noticias. Desarrollado por Totus Agencia Creativa