«No tienen corazón»: general Penilla por viajeros que filmaron y no auxiliaron policías en Frontino

Totus Noticias
3 Min Lectura
Foto: Suministrada a BLU Radio

El atentado dejó dos uniformados muertos, entre ellos el comandante del distrito, y dos más gravemente heridos.

Después de un consejo de seguridad, el general Hoover Penilla, subdirector de la Policía Nacional, se mostró indignado con los viajeros que solo filmaron la tragedia pero no auxiliaron a los uniformados que suplicaban ayuda tras el atentado perpetrado por el Clan del Golfo.

El hecho dejó dos policías muertos y dos más heridos en el sector Chorodó de Frontino.

El oficial se mostró muy dolido con esta emboscada, pero también con el actuar de algunos ciudadanos que pasaron en fila para hacer imágenes pero seguir de largo ante el pedido de auxilio de los dos policías sobrevivientes del atentado.

«Uy, esta camioneta quedó vuelta nada, véalo ahí, ese man quedó vuelto nada», es uno de los comentarios que se escucha en uno de los videos de los transeúntes en la zona.

El general Penilla señaló que entiende que hay miedo por el actuar del Clan del Golfo, pero agregó que es indignante que se detenga la marcha para filmar y tomar fotos sin un mínimo de solidaridad con los uniformados que suplicaban ayuda.

Esto tiene que servir para un llamado de atención de lo que somos como sociedad. Puede que el miedo sea mucho por el actuar de estos delincuentes, pero pasar en un vehículo haciendo una filmación, detener la marcha un poco para tomar unas imágenes, hacer unos comentarios y no ayudar a un ser humano que estaba pidiendo ayuda, independiente que fuese un policía

AGREGÓ EL OFICIAL.

El subdirector dijo que «tal vez callo lo que quisiera manifestar del actuar de una persona de no tener sentido de solidaridad, de corazón o de alma, de saber que hay un ser humano que está suplicando por una asistencia mínima y, simplemente, seguir de largo».

«Eso es inexplicable, me quedaría mal como Policía decir lo que verdaderamente quisiera decir, pero me lo guardo», añadió.

Los dos uniformados sobrevivientes están en el hospital San Vicente de Medellín, donde uno permanece con pronóstico reservado y el otro ya fuera de peligro. Las autoridades reiteran que hay vigente una recompensa de hasta $200 millones por los responsables de este atentado perpetrado por el Clan del Golfo.

Tomado de: Duván Vásquez – Blu Radio

Cuadro de comentarios de Facebook
Comparte este artículo