Conectate con nosotros

Nacionales

Nespresso se propone apoyar la actividad cafetera en territorios como Nariño, Santander y Norte de Santander

Leidy Garcia Balvin

Publicado

en

• Este es el tipo de proyectos que se busca fortalecer en el marco de la Paz Total, que empoderen a las comunidades y les den opciones viables de sostenimiento económico, lejos de las economías asociadas a la violencia.

A través del programa Reviving origins, que nació en 2019, Nespresso busca impactar a comunidades cafeteras que han sido afectadas por condiciones sociales o climáticas adversas para que reconstruyan su tradición en torno al café de alta calidad.

La iniciativa empezó en Colombia y se ha extendido a Puerto Rico, Zimbabue, Uganda y, este año, República Democrática del Congo.

En el caso colombiano, el café ‘Esperanza de Colombia’ es resultado del compromiso a largo plazo de Nespresso con la calidad y la sostenibilidad de la caficultura colombiana.

Esto de la mano con el Programa de Calidad Sostenible AAA, que ha permitido a más de 30.000 caficultores, y fincas cafeteras, de los departamentos de Cauca, Nariño, Antioquia y Caldas, Santander, Cundinamarca y Caquetá acceder a diversos apoyos para su labor.

Por ejemplo, más de 150 agrónomos dedicados a la producción de café reciben asesoría y acompañamiento para la producción de café de alta calidad bajo estándares sostenibles y, a corte de 2020, el programa entregó 135 despulpadores, 141 tanques de fermentación y cerca de 80 secadores solares para mejorar la infraestructura de las fincas.

Por qué en Caquetá

Para Nespresso, este es un departamento de tradición cafetera, ubicado al sur del país, que ha sufrido durante el último medio siglo el impacto directo del conflicto colombiano.

Esto causó que las familias cafeteras abandonaran sus fincas y dejaran de cultivar, lo que puso en riesgo la tradición. Según cifras de la Gobernación de Caquetá, hace 20 años el departamento contaba con unas 5.000 hectáreas de café a lo largo de la Cordillera Oriental, desde el municipio de San José del Fragua hasta San Vicente del Caguán.

Acompañamiento integral a los caficultores

Nespresso ofrece a los caficultores y caficultoras del programa AAA tres beneficios: una asistencia técnica a través de agrónomos, una prima a la calidad, y la implementación y vinculación a proyectos de alto impacto para la caficultura y las comunidades (980 familias cafeteras con las que trabajan en Caquetá y El Rosario, Nariño).

El éxito de este programa ha sido posible gracias a la confianza entre Nespresso, los caficultores, las comunidades y el apoyo de una red de aliados, dentro de los cuales se encuentran la Federación Nacional de Cafeteros (FNC), Cafexport, FairTrade y Rainforest Alliance.

La alianza de Nespresso con la FNC, por ejemplo, ha hecho posible el desarrollo de cafés únicos como Esperanza de Colombia, un café compuesto de granos proviniendo de Florencia y San Vicente del Caguán, Caquetá y El Rosario, Nariño.

Propuesta de expansión

En Colombia existen vastas extensiones de territorio propicio para el cultivo de café de alta calidad. La propuesta es explorar nuevos territorios como Nariño, Santander y Norte de Santander, que son departamentos con las condiciones climatológicas y geográficas propicias para el café y que sus comunidades han sufrido violencia.

Este es el tipo de proyectos que se busca fortalecer en el marco de la Paz Total, que empoderen a las comunidades y les den opciones viables de sostenimiento económico lejos de las economías asociadas a la violencia.

Junto con el Ministerio de Agricultura y la Federación Nacional de Cafeteros, se busca revisar opciones para establecer proyectos piloto en estos territorios y así aportar a la consolidación de una Colombia en paz.

Sigue leyendo
Haz clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nacionales

Escandalosos hallazgos en el Programa de Alimentación Escolar PAE: esto encontró la Defensoría en 4 departamentos

Community Totus

Publicado

en

El Programa de Alimentación Escolar PAE, que brinda un complemento alimentario a niños, niñas y adolescentes de todo el país matriculados en el sistema público de educación, sigue siendo un dolor de cabeza para los organismos de control.

Un reciente informe de la Defensoría del Pueblo revela que en cuatro departamentos donde se hizo una revisión preliminar del PAE se encontró que el 16 % de las instituciones educativas no cuenta con cocina, el 26 % no tiene un lugar de almacenamiento, el 15 % carece de comedor y el 22 % no dispone de un sitio para la refrigeración de alimentos.

También se encontró que a muchos estudiantes se les entregan más productos de panadería que proteínas en los almuerzos, alimentos altos en azúcares y raciones que no cumplen las medidas establecidas.

Igualmente, quedó en evidencia que los tiempos para que los estudiantes almuercen son insuficientes y que hay desperdicio de alimentos.

Los hallazgos corresponden a una auditoría que hizo la Defensoría del Pueblo a instituciones educativas en Boyacá, Chocó, Córdoba y La Guajira.

En las visitas se observaron productos de panadería que no aportan el componente nutricional establecido en las minutas, las cuales exigen que las raciones deben contener variedad y todos los grupos de alimentos. Al respecto, los niños y niñas expresaron que los alimentos suministrados eran repetitivos y con exceso de dulce y harinas.

Así mismo, fue notorio el alto desperdicio de alimentos por los estudiantes, quienes desechan gran parte de las raciones servidas.

Por eso la Defensoría hizo un llamado a las instituciones educativas y a las familias, para generar conciencia en niños, niñas y adolescentes sobre el consumo apropiado de alimentos.

“De manera especial, desde la Defensoría del Pueblo hacemos un llamado a las entidades territoriales para que realicen un ejercicio de verificación que permita identificar el número de estudiantes que necesitan la atención del Programa y así disminuir el riesgo de pérdidas de alimentos y evitar que su almacenamiento en las sedes educativas se haga por periodos prolongados”, sostuvo el Defensor del Pueblo, Carlos Camargo.

Camargo presentó el “Protocolo Defensoría para la verificación de los derechos humanos de la niñez y la adolescencia beneficiaria del Programa de Alimentación Escolar, PAE”, que será implementado en las 42 defensorías regionales durante el 2023 y que permitirá hacerle un seguimiento sistemático al PAE, escuchando especialmente a niños, niñas y adolescentes beneficiarios.

“Durante 2022 detectamos falencias sobre la calidad y la continuidad del PAE, por lo cual el seguimiento que haremos durante el 2023 en todo el país resultará muy importante, de manera especial en aquellas zonas donde el PAE se convierte en una de las principales fuentes de alimentación de niñas y niños del país”, explicó el Defensor del Pueblo.

Otros hallazgos del PAE

La Defensoría del Pueblo trabaja en la verificación de varias denuncias en los departamentos de Risaralda, Casanare y Magdalena, así como en los municipios de Apartadó, Bello, Malambo, Montería, Pereira, Piedecuesta, Pitalito, Sabaneta, Sahagún, Soledad y Yopal donde no se alcanzó el 50 % de la cobertura del PAE.

Según información de la Unidad Administrativa Especial de Alimentación Escolar, del Ministerio de Educación, en 2022, Caquetá, Cesar, Neiva, Magdalena, Sincelejo, Riohacha, Buenaventura y Sucre empezaron su operación con un retraso entre cuatro y seis meses después del inicio del calendario escolar, afectando a cerca de tres millones de estudiantes.

Esta información también está siendo revisada por los organismos de control competentes.

De otro lado, en las visitas, la Defensoría del Pueblo evidenció fallas en la infraestructura requerida para la ejecución del PAE, así como falta de menaje en la mayoría de las sedes educativas visitadas.

Las entidades territoriales certificadas, en articulación con los municipios no certificados, deben trabajar en las fallas existentes del programa de alimentación escolar desde el inicio y durante toda la vigencia del calendario escolar y cumplir lo dispuesto en la Ley 2167 de 2021 para garantizar la estabilidad de los recursos a nivel nacional.

Defensor del Pueblo Carlos Camargo© Proporcionado por Semana

“Desde la Defensoría del Pueblo hacemos un llamado a las entidades territoriales, reiterando el rol fundamental en la implementación adecuada del programa, así como en el proceso de gestión y cobertura educativa. Es decir, la articulación de los recursos humanos, de infraestructura y estrategias de permanencia del sistema educativo, con el fin de garantizar el goce efectivo del derecho a la educación, asegurando el servicio educativo y continuidad durante el calendario escolar que inicia; fortalecer los espacios de participación y control, como los Comités de Alimentación Escolar, y atender lo dispuesto en la Ley 2042 de 2020″, concluyó el Defensor del Pueblo.

El PAE es una estrategia que busca contribuir al acceso y la permanencia escolar de niños, niñas y adolescentes que están registrados en la matrícula oficial, con el fin de potenciar sus efectos sobre el desarrollo y los aprendizajes.

El PAE cuenta con 5.651.455 estudiantes beneficiarios, entre quienes están 1.897.542 estudiantes de zonas rurales y otros 391.531 que hacen parte de la población indígena.

Sigue leyendo

Nacionales

Procuraduría formuló cargos a capitana de la Escuela Militar de Aviación por presunto acoso laboral

Community Totus

Publicado

en

La Procuraduría General de la Nación formuló cargos a la capitana de la Escuela Militar de Aviación (Emavi) Sandra Patricia Sotelo Rojas, por el presunto acoso laboral que denunciaron cerca de 10 de sus subalternos, miembros del Departamento de Contratos de la Escuela de Aviación Militar Marco Fidel Suárez, sede Valle del Cauca.

La Procuraduría Regional de Instrucción del Valle sostuvo que la oficial, en su condición de jefe del departamento de Contratación, pudo incurrir en maltrato, persecución, discriminación y entorpecimiento laboral contra parte del personal que conformaba el equipo de trabajo durante el periodo comprendido entre enero y noviembre de 2017.

Así las cosas, el ente de control señaló que Sotelo Rojas habría cometido actos reiterados y públicos de maltrato y que todo lo anterior puede constituir una falta disciplinaria por el incumplimiento de sus deberes, especialmente los relacionados con el respeto, imparcialidad y rectitud que tendría que mantener hacia el personal a su cargo.

Según el Ministerio Público, al parecer, la capitana manifestó públicamente su desacuerdo por su traslado a la ciudad de Cali y utilizó expresiones verbales despectivas y groseras, expresiones humillantes y degradantes, y desestimó la trayectoria profesional del grupo de trabajo que lideraba.

Provisionalmente, el Ministerio Público calificó la presunta falta como gravísima cometida a título de dolo.

Fuente: Semana.

Sigue leyendo

Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter


Lo más Leído

Copyright © 2023 Totus Noticias. Desarrollado por Totus Agencia Creativa