Mujer se casó con asesino de su hermano; se enviaban cartas desde la cárcel

Totus Noticias
4 Min Lectura
Foto: @kimlawcrimlaw

“La gente no va a entender el tipo de conexión que tenemos”, aseguró la hermana de la víctima.

Una extraña noticia, que se volvió tendencia en las últimas horas, ha puesto a debatir a los internautas sobre los límites del amor.

Se trata de la historia de Crystal Strauss y John Tiedjen, una pareja que se forjó después de que este último pasara más de 30 años en prisión, señalado de asesinar al hermano de quien ahora es su esposa.

¿Cómo llegaron estas personas a casarse a pesar de ser, prácticamente, víctima y victimario?

En Ohio, Estados Unidos, para abril de 1989, Brian Mcgary, un joven de 18 años, compartía apartamento con uno de sus grandes amigos: John Tiedjen, de 25.

Una tarde, aparentemente luego de una acalorada discusión, los ánimos entre los ‘roomates’ se caldearon y la cosa pasó a mayores.

Tras agresiones de parte y parte, Tiedjen, el hombre de mayor edad, habría disparado contra la humanidad de su compañero. En ese momento, comenzó un insólito caso judicial.

A pesar de que su sangre fue hallada en el mango de la pistola homicida, John Tiedjen aseguró en un primer instante que no recordaba qué había pasado esa noche.

Luego, en el juicio, habría aceptado el cargo de homicidio culposo asegurando actuar en defensa propia.

Por lo sucedido, el togado lo condenó a cadena perpetua.

Letras que trascienden los barrotes

Pasados los primeros meses de prisión, el sentimiento de afecto por la familia del fallecido lo llevó a escribirle una sentida carta a Crystal Strauss, la media hermana de Brian Mcgary.

En ella, según contó a medios locales, relató su supuesta inocencia y clamó por el perdón de la mujer.

Yo también creo en Dios, y sé cosas al respecto, pero no lo hice”, cuenta que le habría dicho.

A partir de ahí comenzó un extenso ir y venir de cartas entre el presidiario y la familiar afectada, que, de cinco años para acá, tomó un tinte mucho más cariñoso.

«Empezamos a hablar y simplemente se encendió», contó recientemente la mujer al noticiero ‘5News Cleveland’.

Todo indica que, a pesar de la distancia y el complejo pasado compartido, el amor brotó entre ambos.

Un matrimonio inexplicable

En días pasados, después de 31 años en la cárcel, un nuevo juez le dictó el arresto domiciliario y Tiedjen volvió a ver la luz del día.

Con escasas horas fuera del centro de reclusión, una inesperada noticia despertó a los interesados en el caso: el acusado homicida se casó con la hermana de su víctima.

La gente no va a entender el tipo de conexión que tenemos”, respondió Crystal Strauss a la prensa estadounidense tras ser cuestionada por la decisión.

“Contra todo pronóstico, Dios nos puso juntos», aseguró Tiedjen.

Por lo que se ha conocido hasta el momento, el hombre debe comparecer ante un tribunal antes de su audiencia programada para la última semana de agosto.

Habrá que ver en qué termina su situación judicial, pues por el momento lo único cierto parece ser su estado civil.

Tomado de: El Tiempo

Cuadro de comentarios de Facebook
Comparte este artículo