La guitarra lleva el nombre del hombre que murió en Grecia en 1990. Su sobrino considera que ese instrumento es el mejor homenaje a su memoria.

Se trata de Prince Midnight, músico estadounidense que, ante la repatriación de los restos de su tío fallecido en Grecia, en 1990, quiso rendirle un homenaje fabricando una guitarra con sus restos óseos.

El instrumento ya fue probado por el osado guitarrista, quien decidió hacer un cover de “Transilvanian Hunger”, una de las canciones más destacadas de Darkthrone, agrupación noruega de Black Metal.

El músico decidió llamar a su instrumento “The Skeletcaster”, teniendo en cuenta que el mástil corresponde a una Fender Telecaster. El cuerpo de la guitarra está hecho con la caja torácica de Filip, su tío, quien, según Prince, era un ferviente seguidor del metal.

“Filip estará vivo nuevamente, muy pronto”, dijo el metalero, quien en su cuenta de Instagram compartió con sus seguidores el proceso de fabricación de la guitarra esquelética.

Dijo que lo más difícil del proceso de fabricación fue lograr estabilidad en las conexiones eléctricas y mantener la afinación de las cuerdas en el peculiar cuerpo de la guitarra.

Tomado de: Pulzo

Commentarios

0 commentarios