“Mbappé no quiere jugar con Messi”: estalla el primer escándalo tras la llegada del argentino al PSG

Totus Noticias
6 Min Lectura

Uno de los periodistas más renombrados de París señaló que el francés pidió su salida del equipo.

El sueño del tridente Mbappé, Messi y Neymar se estaría desvaneciendo. El mismo día de la presentación del argentino, se reportó que el francés, al parecer, no quiere compartir vestuario con el argentino y habría pedido no seguir en el equipo.

Thibaud Vezirian, presentador de TV de ”L’Equipe” (el medio más importante de deportes en Francia), aseguró que Mbappé quiere dejar ya el PSG: “Kylian Mbappé quiere irse. Ha solicitado su bono de salida y no desea prorrogar. O es el Real Madrid este verano o un comienzo libre en un año. Ya había advertido hace varias semanas que no quería jugar con Messi”.

Frente al tema se le había preguntado a Nasser Al-Khelaifi en la rueda de prensa en la que se presentó a Messi. “Mbappé dijo: quiero un gran equipo. Ahora mismo tiene un gran equipo, uno de los mejores del mundo. Tiene todo para seguir aquí. Se lo dije, no tiene excusas para salir”, haciendo un gesto en referencia clara a Messi. “¿Qué más se puede pedir que fichar a Messi?”, agregó.

Posteriormente, la noticia de la posible salida de Mbappé del PSG tomó fuerza por declaraciones de Mohammed Saeed Alkaabi, empresario catarí que en los últimos días había dado por cerrada la llegada de Messi, cosa que finalmente sucedió: “Kylian se niega a renovar con el PSG. Por lo que entiendo, quiere dejar el club ahora en el verano (europeo) y ser el jugador número uno en el Real Madrid”.

El futuro de Mbappé

A Mbappé solo le queda un año de contrato con el club francés y las negociaciones para renovar están atascadas. Pero según el periódico especializado, el Real Madrid todavía no ha hecho una oferta al PSG.

La actitud paciente del francés contrasta con la de Neymar, quien en la misma situación contractual llegó a un acuerdo en mayo para quedarse hasta 2025.

El tiempo apremia: si no renueva en las próximas semanas, Mbappé podrá abandonar Francia gratis en junio e incluso formalizar desde el 1.° de enero de 2022 su contrato con un futuro club.

Hay dos opciones: o acuerdo para renovar el contrato, lo que permite ganar tiempo para una eventual salida de Kylian Mbappé y negociar con clubes que pueden pagar por el traspaso, o el PSG se puede resignar a dejar marchar a Mbappé este mismo verano para llevarse una cantidad por el fichaje. La última solución sería verlo marcharse libre el próximo verano, como Messi (esta temporada del Barcelona), y económicamente no sería una buena operación” para el PSG, explicó el viernes a la AFP Christophe Lepetit, economista en el Centro de Derecho y de Economía del Deporte (CDES, por sus siglas en francés) de Limoges.

A finales de mayo, en el momento de recibir su trofeo de mejor jugador de la Ligue 1, Mbappé reafirmó su voluntad de tener un proyecto ganador a su alrededor.

“Todo el mundo sabe que tengo un vínculo profundo con el club. Ahora, lo que quiero es ganar, sentirme en un lugar donde realmente puedo ganar, donde hay un proyecto sólido a mi alrededor. El proyecto deportivo es primordial”, declaró a Canal+ la estrella del PSG, que este miércoles todavía no había reaccionado públicamente al desembarco de Messi.

El mercato de la escuadra parisina ha sido impresionante, atando, además de al argentino, a Sergio Ramos, Gianluigi Donnarumma, Achraf Hakimi y Georginio Wijnaldum.

Y su política de marketing no ha cambiado: el martes el club colocó la remera N.° 7 de Mbappé junto a la N.° 10 de Neymar y una bandera argentina en un video para anunciar la inminente llegada de ‘La Pulga’.

Incluso con un vestuario galáctico, “la renovación de Mbappé no es una cuestión de liquidez” para el PSG, aseguró el lunes a la AFP Raffaele Poli, responsable del Observatorio del Fútbol en el Centro Internacional de Estudio del Deporte (CIES) ubicado en Neuchâtel, Suiza.

Para el Real Madrid, por el contrario, la cuestión sí es económica. El club, muy afectado por la crisis sanitaria, está culminando la renovación de su estadio Santiago Bernabéu y ha perdido este verano a Zidane, Ramos y Raphaël Varane.

Para ajustarse al límite salarial impuesto por LaLiga (473 millones de euros en su caso), el cuadro merengue cuenta con sus bazas: dispone de 120 millones de euros a la espera y podría vender a jugadores (como Martin Ødegaard o Luka Jović) para acercarse a la cantidad que pide el PSG sin hacer explotar su masa salarial.

“El Real siempre quiere a los mejores, eso (la llegada de Mbappé) no me sorprendería”, aseguró Toni Kroos el domingo al diario alemán Bild. La ‘Casa Blanca’ se dispone a soñar.

Fuente: Semana.

Cuadro de comentarios de Facebook
Comparte este artículo