Luego de 25 años, La Secretaria de Medio Ambiente hace actualización de la red hidrográfica de Medellín

Totus Noticias
3 Min Lectura

Este proceso es necesario a la hora de planificar y definir proyectos de intervención y construcción en los diferentes sectores de la ciudad.

Se tiene proyectado que la actualización concluya en 2024 y sirva de insumo en la revisión del POT de la ciudad.

Después de 25 años, se avanza en la actualización de la información de la red hidrográfica de la ciudad, pues en Medellín, según los datos que se tienen desde 1998, hay reportadas 4.217 quebradas, de las cuales 56 son afluentes principales que llegan directamente al Río Medellín y 4.161 son afluentes secundarias.

Se hace necesario registrar esa información precisa, teniendo en cuenta que Medellín ha experimentado un gran crecimiento y desarrollo los cuales han traído transformaciones del espacio físico, además del incremento considerable de la población, pasando de un millón 992 mil 178 habitantes en 1998 a dos millones 541 mil 978 habitantes en 2020, según las proyecciones del Departamento Nacional de Estadística-DANE, y todo lo que trae este aumento en materia de usos del suelo y necesidades de la población.

Este proceso se remonta a la década del noventa, cuando en Medellín y otras ciudades colombianas la intervención, como medio para recuperar el espacio público, adquirió relevancia en los planes de desarrollo. Sin embargo, fue durante el decenio pasado cuando la arquitectura y el urbanismo se consideraron como instrumentos de reivindicación social y expresiones de un buen programa de gobierno.

Su actualización está a cargo de un equipo técnico de especialistas de la Secretaría de Medio Ambiente, conformado por ingenieros sanitarios, hidráulicos y de sistemas de información geográfica, el cual ha avanzado en la revisión de la información de la red de quebradas en el 93 % de la zona urbana.

Con la actualización, que se proyecta esté lista para el 2024, se pretende tener un precedente para los procesos y programas de atención y recuperación de las fuentes hídricas y en la revisión del Plan de Ordenamiento Territorial (POT) de la ciudad; además de lograr la representación gráfica de la red de quebradas para conocer detalles y cambios que se presenten, para que se utilice como recurso oficial de planificación del territorio.

Cuadro de comentarios de Facebook
Comparte este artículo