Conectate con nosotros

Columnistas

Los ambientalistas exageran

Columnistas

Publicado

en

Por: Misael Cadavid Jaramillo

El ortodoxismo ambientalista sin lugar a dudas ha generado pánico en las últimas cinco décadas, sus propósitos son variopintos y se mueven desde el espectro altruista de un mundo más armónico con la naturaleza hasta el politico, ese que siempre deja grandes réditos al alcanzar el poder y todo lo que ello representa. 

El cambio climático ha estado inmerso en las agendas gubernamentales y de los movimientos activistas, atribuido básicamente a la actividad minero energética extractiva. Ahora bien, ¿realmente estaríamos mejor si dejáramos de utilizar los combustibles fósiles? 

Difícil respuesta. Es que, aunque las formas que utilizan los movimientos extremos ambientalistas como por ejemplo destruir obras de arte de importantes museos a nivel mundial, lanzándoles cremas de tomate sin reprochables, peor todavía es el cambio que le están pidiendo al planeta. 

Es que lo que provocaría una catástrofe humanitaria no es una mayor producción de petróleo, sino precisamente lo contrario. 

Quien analizó y explicó este tema en profundidad fue el escritor Alex Epstein en su obra La cuestión moral de los combustibles fósiles. Allí se expone, entre otras cosas, que el aumento en el consumo de combustibles fósiles a lo largo de las últimas décadas es lo que explica la mejora de las condiciones de vida de gran parte del planeta.  

Según los datos aportados por Epstein, entre 1980 y 2012, en los Estados Unidos aumentó un 8%el consumo de petróleo, un 28% el consumo de gas natural y un 12% el consumo de carbón; en ese mismo lapso, el PIB per cápita del país (medido en dólares) se multiplicó por cuatro. 

Por supuesto, es aún más impresionante cuando este análisis se aplica a países como China o India. Entre el año 1980 y el 2021, la cifra de consumo de petróleo se multiplico por 9 y en el mismo período el PIB per cápita de China aumentó un impresionante 2.500%. 

En el caso de la India, mientras el consumo de petróleo se multiplicó por 8, el producto bruto per cápita aumentó 450%. 

Más energía es más producción y esto trae consigo un desplome de los niveles de pobreza, concluye Alex Epstein. 

Y es que la relación entre una cosa y otra es fácil de ver. Un mayor uso de combustibles fósiles permite un mejor uso de las máquinas que sirven para mejorar las condiciones de vida de la población. 

Los combustibles fósiles, que constituyen el 80% de la energía que consume el mundo entero, permiten que funcionen los tractores en los campos, que los aviones, camiones y barcos trasladen alimentos, tecnología, insumos, medicamentos, etcétera a cualquier lugar del mundo, que los hospitales tengan energía eléctrica y ambulancias para salvar vidas  y que los laboratorios médicos pueden desarrollar vacunas y medicamentos, todo lo cual, ha mejorado increíblemente la vida humana en el último siglo. 

¿Cómo es posible que se diga que los hidrocarburos serán responsables de hambrunas, sequías, heladas y otras catástrofes relacionadas cuando esto está en franca contradicción con los datos de la realidad? 

El libro de Epstein también cita un largo número de expertos que vienen pronosticando un apocalipsis climático que nunca termina de llegar. 

¡¡Incumplidos los Mayas y ellos!! 

Entre las predicciones más destacadas están las de El Club de Roma, que en 1972 anticipó que nos íbamos a quedar sin petróleo para 1992 y sin gas natural para 1993. ¿Ocurrió? 

En 1973, el prestigioso ambientalista Paul Ehrlich pronosticó que “para el año 2000, el Reino Unido solo será un pequeño grupo de islas empobrecidas”. ¿Ocurrió? 

En 1962 los científicos predijeron «que el calentamiento más probable al duplicar las emisiones de CO₂ estará cerca de 3℃». ¿Ocurrió? 

En 1970 se decía que habría una edad de hielo para el año 2000. ¿Ocurrió? 

En 1970: “Racionamiento de agua en 1974 y de alimentos en 1980. ¿Ocurrió? 

En 1971 pronosticaban “Nueva edad de hielo en 2020”. ¿Ocurrió? 

En 1974 saldría este titular en el NY Times: “Satélites espaciales muestran que la nueva edad de hielo se acerca”. ¿Ocurrió? 

Llevamos 50 años de erróneas predicciones de los ortodoxos ambientalistas extremos. 

¿Pero cómo pueden errar tanto los supuestos “expertos del clima”? 

Tal vez tenga que ver con lo que confesó en 1996 Stephen Schneider, un climatólogo de Stanford, quien sostenía que lo importante para el activismo del clima era “conseguir una buena presencia en los medios”, con lo cual “tenemos que presentar escenarios aterradores y apocalípticos, hacer afirmaciones simplificadas y contundentes que generen gran pánico en la gente y hacer escasa mención a las dudas que podamos tener”. 

La cuestión moral de los combustibles fósiles es todo lo contrario en este sentido, según Epstein, explica de forma transparente y directa que su estándar de valor es la vida humana, y que su diferencia fundamental con gran parte del ambientalismo es que, para ellos, el estándar de valor es la ausencia de impacto humano sobre el planeta. El problema es que una versión extrema de esta idea nos llevaría a pensar que terminar con la especie humana es algo deseable, producto de todo lo bien que le irá al planeta sin nosotros. 

Concluyendo. En el mejor de los casos, el ambientalismo ortodoxo y recalcitrante con fines políticos, es un movimiento que exagera los costos y riesgos que genera la producción y el consumo de hidrocarburos, pero desconoce abierta y deliberadamente todos sus beneficios. En el peor, es un movimiento directamente antihumano que, al oponerse a la producción de petróleo, carbón y gas, se opone a prácticamente todos los logros de nuestra civilización. 

Proteger nuestro planeta es tan sencillo como no utilizar el celular todo el día para ver o escribir bobadas, ¡posiblemente como está!

Sigue leyendo
Haz clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Columnistas

LA PIFIA DEL PARO

Columnistas

Publicado

en

Por: Gustavo Álvarez Gardeazábal

Desde hace dos o tres semanas, a través de las redes, nos vienen asustando, incitándonos a comprar mercado y agua embotellada, porque dizque el 14 de febrero habría un gran paro nacional contra Petro. Ha sido tanta la insistencia, poniendo a uno y otro actor desconocido a repicar sobre el tema que el presidente Petro se dejó empanicar y ,de manera extraña para un primer mandatario y un manejador de masas, convocó a sus partidarios para que ese mismo día 14 salgan a la calle a respaldar sus reformas y sus controvertidas tesis de cambio de las estructuras de Colombia. Independiente de como pueda juzgarse esa actitud pendenciera del presidente de la república, quien parece preferir el enfrentamiento callejero y no el diálogo de la razón con quienes se le oponen, todo indicaría que el tal paro no tiene patas y salvo que sea una serpiente venenosa, no dejará de ser una pifia. La derecha que lo convoca no tiene ni los cuadros ni la disciplina de la izquierda tradicional, tropera de mil batallas en las calles.Un paro serio y contundente se organiza con esquemas de acción y reacción y con garantías o estorbos que lo precipiten. Salvo que sea clandestino, debería conocerse quienes integran el Comité Organizador y si van a ser marchas de respaldo indicar cuando y por dónde. Nada de eso se le ve a ese paro. Solo blablablá en redes y de vez en cuando unos videos de viejitas simpáticas, pero muy pedorras, diciendo que adelantan la fecha dos días para no enfrentarse a Petro y volcánicamente el fugaz Polo Polo tratando de asumirlo y dizque demorándolo un día, para el 15. Petro, a su vez, midiendo que ya no cala tanto, se fue a Cali a respaldar a los muchachos de la Primera Línea que hicieron el otro paro, buscando que lo apoyen con el cuento de que si no los pudo liberar de la justicia, no fue porque los abandonó . En otras palabras, el paro del 14, o del 15, es un paro digital que logró asustar a Petro y su combo pero que salvo cosas que no conozco y que pueden haber programado, va a resultar siendo una pifia sin liderazgo.

Sigue leyendo

Columnistas

Las Ciclorutas: Símbolos de Modernidad

Columnistas

Publicado

en

Por: Luis Pérez Gutiérrez

Las Ciclorutas son la sensación para la movilidad contemporánea en las ciudades más avanzadas. Toda ciudad, todo territorio que quiera mostrar modernidad, construir ciudadanía y respeto al medio ambiente, realiza grandes inversiones en ciclo rutas y en vías para caminantes.

Una ciudad sin espacios públicos de calidad y sin ciclorutas se ve vetusta y poco atractiva. La humanidad llevaba 150 años haciendo espacios para carros, y se olvidaron del ciudadano y del buen aire.

Hace poco salió una nota en el periódico GENTE, que me llenó de orgullo, recordando que hace 20 años se construyeron LAS PRIMERAS CICLORUTAS EN Medellín. Hace 20 años, la Alcaldía de Luis Pérez construyó las primeras ciclorutas con cerca de 25 kms. Y siguen siendo ejemplo de modernidad.

Luego en 2016, el Plan de Desarrollo de Luis Pérez, Antioquia Piensa en Grande, incluyó un plan de ciclorutas para todo el Departamento, más de 200 kms. En particular, para el bello paisaje de Oriente de Antioquia se hizo un plan de ciclorutas que seguramente se tomarán cinco años más para terminarlas.

La Cicloruta desde el Mall Llanogrande en Rionegro a la Ciudad de Guarne, pasando por el Aeropuerto, es un espectacular bulevar y un espacio público, ejemplo para cualquier territorio en el mundo.

Hay un justo debate público por la demora en terminar esa obra. Hay que buscar la verdad y quien tiene la responsabilidad. Luego de las autorizaciones de la Asamblea Departamental y del banco de proyectos, INDEPORTES como Instituto independiente y descentralizado, recibió los recursos para construir esas ciclorutas. El día 1 de diciembre de 2017, INDEPOPORTES firma con la empresa VIVA, acta de inicio del contrato cuyo objeto fue la construcción de la cicloruta, del Mall Llanogrande en Rionegro, pasando por el Aeropuerto Internacional y llegando a Guarne.

El contrato involucraba a su vez a los Municipios de Guarne y Rionegro, en lo relacionado con el apoyo catastral. Es decir INDEPORTES contrata y paga y la empresa VIVA realiza la construcción de la cicloruta
En síntesis, los responsables de construir la cicloruta de Oriente son INDEPORTES, que por Asamblea Departamental maneja esos recursos por ser entidad descentralizada autónoma; y VIVA como el contratista que Indeportes seleccionó. En temas de ejecución y contratación en los institutos descentralizados, ni el Gobernador Aníbal Gaviria ni el ex Gobernador Luis Pérez tienen ninguna responsabilidad fiscal. Ni contratan ni adjudican ni son de las juntas directivas.

En 2019. La Directora de INDEPORTES en Gobernación de luisperez. al ver el atraso en las obras de la cicloruta de oriente, iba en 52%, solicitó UNA CONCILIACION PREJUDICIAL en contra de VIVA con el fin de, o dar por terminado el contrato con sanciones, o que se pusieran al día en la construcción. Así quedó escrito en el informe de empalme.

En abril de 2020, en la actual administración de Anibal Gaviria, Indeportes desistió de la solicitud de conciliación prejudicial, sin que hubieran cambiado las circunstancias que dieron lugar a la solicitud de conciliación; es decir. la empresa VIVA continuaba incumpliendo el contrato. Hecho jurídicamente anormal porque la única razón que justificaba la decisión de desistir de la conciliación prejudicial era el cumplimiento de las obras, lo cual no sucedió.

Tres años después de desistir de la CONCILIACION, la obra sigue parada. Y el contrato de construcción, INDEPORTES y VIV A, sigue vigente con seis suspensiones justificadas en la emergencia sanitaria y con cero avances.
El informe del contrato para terminar las ciclorutas de Oriente se entregó en el EMPALME con Gobernación de Aníbal Gaviria, como lo exige la ley. Y se dejaron los recursos necesarios. Y no hubo objeción, pero se desistió en 2020 de la conciliación prejudicial-

Cualquiera haya sido el error de VIVA, hay que terminar las ciclovías de Oriente. Son espacios no solo de belleza y deporte sino también hermosos espacios de igualdad. Toda obra pública que no se termine es una ofensa que se le hace a la comunidad y a la región.

Aquí más Columnas de Opinión

Sigue leyendo

Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter


Lo más Leído

Copyright © 2023 Totus Noticias. Desarrollado por Totus Agencia Creativa