Liverpool ama a Luis Díaz: El colombiano salió de Anfield en medio del aplauso, siendo protagonista

Totus Noticias
3 Min Lectura

Por la novena fecha de la Premier League, y por un capítulo más del histórico duelo de Merseyside, Liverpool y Everton se encontraron en Anfield Road, en medio de situaciones diametralmente opuestas y con un equipo azul que, pese a salvarse en la línea, de jugar el torneo de ascenso, sigue sin encontrar el camino y continúa peleando por evitar descender.

Así, el quinto de la Premier recibiría en su casa al decimosexto, en el contexto de uno de los ‘derbies’ más famosos del fútbol de Inglaterra y, como estos partidos se juegan a otro precio, el encuentro entre azules y rojos no desentonó, aunque el local fue amplio dominador del juego, no siendo así en el marcador, que apenas tuvo diferencia de un gol.

Luis Díaz, que venía de una difícil doble jornada de eliminatorias, con la camiseta de la Selección Colombia, fue titular y se instaló en su lugar habitual, como extremo por la izquierda, siendo el protagonista de la mayoría de jugadas ofensivas de su equipo y, además, de los momentos cruciales del partido en Anfield Road.

La primera parte terminó empatada sin goles, aunque con algunas jugadas por destacar. Al 37, por ejemplo, Luis Díaz se escapaba por la izquierda y Ashley Young lo detuvo, derribándolo con dureza, generando una falta. El inglés, que ya había visto la tarjeta amarilla, debió abandonar el terreno de juego, dejando a su equipo con un jugador menos.

La polémica del segundo tiempo estuvo por cuenta de Ibrahima Konaté. El francés, amonestado previamente, cometió una falta sobre los 55 minutos que todo Everton reclamó como amarilla. Al final, Craig Pawson no expulsó al jugador de los reds y Klopp, pendiente de lo que ocurría, de inmediato retiró al jugador, cambiándolo por Joel Matip. Transcurría el minuto 67.

8 minutos después, de nuevo fue el turno del guajiro, que se escapó por su banda, logrando entrar al área por el flanco izquierdo y mandando un centro que golpeó la mano abierta de Michael Keane. Evidente penal para Liverpool que Salah cambió por gol logrando, por fin, la apertura del marcador en Anfield.

El partido del nacido en Barranca terminó a los 81 minutos, cuando Jürgen Klopp decidió darle descanso, enviando a la cancha a Joe Gómez. Gran trabajo del 7 que salió del terreno de juego en medio del aplauso de los hinchas del equipo rojo. Ya en tiempo de adición, un contragolpe letal protagonizado por Darwin Núñez, quien descargó en Salah, se convirtió en el 2 a 0 definitivo, para el equipo de Klopp.

Cuadro de comentarios de Facebook
Comparte este artículo