Licorera de Caldas elevó sus ganancias a $26.700 millones en el primer semestre de 2021

Totus Noticias
5 Min Lectura
Luis Roberto Rivas, gerente Industria Licorera de Caldas - Foto: Cortesía: Industria Licorera de Caldas

La empresa caldense registró entre enero y junio de este año ingresos operacionales por 118.347 millones de pesos, lo que significó un aumento del 98 % en las ventas respecto a 2019 y 2020, para el mismo periodo.

La caída en las unidades vendidas fue tan solo del 4,7 %, pese a la crisis económica desatada por la pandemia del coronavirus, lo que le brindó a la compañía la posibilidad de duplicar las ventas. Los resultados indican que en el primer semestre de 2019 las ventas fueron de 7.426.064 unidades reducidas de 750 ml, en 2020 de 7.100.822 unidades, mientras que para el primer semestre de 2021 fueron de 14.074.157 unidades.

“Ha sido un resultado muy bueno para la Licorera, pues estamos creciendo en ventas tanto en botellas como en pesos y estamos también incrementando la utilidad neta, aun cuando las condiciones no se han normalizado del todo y continuamos trabajando en los retos que la pandemia ha dejado a la industria”, explicó el gerente general de la ILC, Luis Roberto Rivas.

Tras el resultado en las ventas de sus marcas propias y los demás negocios que tiene la compañía caldense, entre enero y junio de 2021, las utilidades netas alcanzaron los 26.768 millones de pesos, lo que significa una recuperación relevante con respecto a las pérdidas de 2020 para este mismo corte y a un aumento considerable a la cifra de utilidad neta de 2019 que fue de 4.637 millones de pesos.

A esto se suma que los ingresos operacionales registraron un aumento del 133 % en este mismo periodo.

“Todo esto debido no solo a las ventas logradas con las estrategias de mercadeo como el e-commerce, los conciertos virtuales y las reaperturas de bares y restaurantes, sino al esfuerzo realizado desde la gestión operativa para lograr eficiencias en planta, y un ejercicio continuo realizado por la gerencia para terminar los litigios que enfrentaba la ILC”, explicó la compañía en un comunicado.

En los últimos años, la ILC se ha enfocado en un plan de expansión de fronteras para vender las marcas propias en más departamentos del país, situación que la ha llevado a ganar participación en el mercado y representar más del 64 % del ron que se consume en el país.

“Pese a las dificultades hemos logrado ganar de nuevo importantes territorios como la costa Atlántica, Antioquia, Cundinamarca y los Santanderes. Pasamos de no vender nada en la costa a tener hoy el 17 % del mercado y en Antioquia logramos una mayoría de mercado con casi el 62 %”, agregó el gerente.

Junto a esto, los mercados internacionales son una meta tanto de Rivas como de la empresa en general. Al cierre de 2020, la ILC exportaba a 14 países, y al cierre del primer semestre de 2021 los productos llegaron por primera vez a Australia y Nueva Zelanda. Así mismo, los esfuerzos están enfocados en recuperar el mercado de Estados Unidos a donde durante este primer semestre han exportado casi 70.000 botellas.

Parte del buen balance en ventas y utilidades Rivas lo atribuye a productos lanzados recientemente, como el Ron Viejo de Caldas Roble Blanco, la crema de ron Cheers (renovó su imagen) y el licor de Ron Viejo de Caldas Esencial, productos que abarcan el 17 % de las ventas de este primer semestre.

“La meta de ventas de la Industria Licorera de Caldas para este 2021 es de $341.000 millones de pesos y 37 millones de unidades reducidas de 750 ml”, finalizó la compañía, señalando que en el segundo semestre se lanzará otro producto bandera al mercado.

Fuente: Semana.com

Cuadro de comentarios de Facebook
Comparte este artículo