InicioColumnistas LAS SOMBRAS DEL FUTURO

 LAS SOMBRAS DEL FUTURO

 Por: William Calderón

La aclaración del panorama ensombrece el futuro… Cada vez se despeja más el panorama político, social y económico del país. El llamado perdón social que propone el gobierno entrante, no es otra cosa que premiar a la delincuencia común con gabelas judiciales y de toda índole, siempre y cuando entreguen las armas (está por verse), reparen a las víctimas y ofrezcan no repetir sus actos criminales.

¿Cuál paz total?

En el entretanto, bandas seguirán asesinando policías con su siniestro ‘plan pistola’ que no les importa en lo más mínimo a quienes han venido liderando la protesta que genera la muerte de líderes sociales, en hechos lamentables que afectan a Colombia… La paz total es indultar y amnistiar a los denominados líderes de la ‘primera línea’ que asesinaron y destruyeron el mobiliario público y privado, las estaciones de transporte masivo, llevaron a la comunidad a la escasez alimentaria y a la quiebra de comerciantes, misceláneas, restaurantes, peluquerías y negocios de toda índole en las ciudades más afectadas por el vandalismo.

¿Otra oportunidad?

Igualmente, buscan darle otra oportunidad a la segunda marquetalia, grupo armado dedicado al narcotráfico, a la intimidación en vastas zonas del país, al reclutamiento de menores y a la comisión de toda suerte de delitos, comenzando por el intento de asesinato en Cúcuta del Presidente de la República, Iván Duque Márquez.

A todo tren

¿Y de los ingenios azucareros qué?

Se abre camino a todo tren, el diálogo con el ELN, para que, a través de 32 mesas regionales, imponga la nueva república, la de las ONG y las minorías étnicas, empezando por el departamento del Cauca, fuertemente afectado por las invasiones reiteradas de los grupos indígenas que, no contentos con tener 1.3 millones de hectáreas escrituradas, de las 2.9 millones existentes, no pagan impuestos y tampoco permiten que lleguen planes de desarrollo a esas tierras. Son 2176 familias originarias que le han decretado la guerra a los ingenios azucareros que con sus impuestos y el trabajo que generan para 52 municipios del país, constituyen base fundamental para el sostenimiento de esos entes territoriales y dan fuerte soporte a la economía nacional.

Cambio geoestratégico.

Delegados de los Estados Unidos, nuestro aliado más cierto en materia comercial y militar desde hace 200 años, han estado visitando al presidente electo Gustavo Petro. Se trata de mirarlo a los ojos y saber qué grado de confianza pueden tener en quien se ha referido con los peores epítetos hacia el país del norte, durante toda su vida. ¿Qué significa el tratamiento holístico al problema del narcotráfico? ¿La regulación global de dicho negocio a donde nos conducirá? ¿Dejaremos de ser socios externos de la OTAN y nos alinearemos con Rusia, China e Irán? ¿Se logrará la nueva Gran Colombia y el sueño de Hugo Chávez de establecer los límites de la Capitanía de Venezuela que llegarán hasta Boyacá? ¿En el Caribe seremos socios de Nicaragua y Rusia, patrullando esa zona? ¿Permitiremos que Irak y el grupo Hezbolá con sus drones de última generación vigilen nuestro territorio para que desde aquí se nutran para sus acciones terroristas en el mundo… Ya nombraron en la Agencia Nacional de Tierras a Giovani Yule, propiciador de invasiones y directivo de la minga indígena y lo que nos espera.

El derrumbe del CONSERVATISMO

El derrumbe del conservatismo o cómo acabar un partido en beneficio de un reducto… Lo primero es apropiarse de los símbolos. Enseguida, sin convenciones regulares, tomar posesión de las jerarquías. Después, dejar de opinar y ponerse al servicio del gobierno de turno que premiará la docilidad de quienes sirvan de comodines al régimen… Luego, el Ministro de Hacienda se vuelve generoso con los cupos indicativos de los parlamentarios en beneficio de sus vasallos y conmilitones. Se les entrega una parte del ponqué burocrático y de la contratación pública. Económicamente, los regalados potencializan su capacidad perturbadora en los departamentos para sacar votos donde no los conocen, previa negociación, generalmente con diputados y concejales de las grandes capitales, quienes de esta manera, bien remunerados, aseguran después su reelección.

Sin representación

Hay casos emblemáticos de cómo fueron dejando sin representación alguna al Partido Conservador del Valle, del Cauca y del Huila. En el gobierno de Santos, castigaron por haber votado por el no, en el plebiscito de la paz, a los grupos de Ubeimar Delgado y José Darío Salazar. Luego cayeron los paracaidistas que no votaron por las listas de cámara del partido y se llevaron el 70% de los votos al senado, los cuales hubieran servido para elegir representantes de estos departamentos del Pacífico colombiano. Y son siempre los mismos: Samy Meregh, Esperanza Andrade de Oso y ahora, Efraín Cepeda y Miguel Barreto.

El concejal de Cali y la enterradora del partido conservador en el Huila

Y se dio la circunstancia de que un concejal de Cali le ofreció sus votos a estos dos últimos, pudiéndole cumplir solo al tolimense Barreto sin que Cepeda, claro está, quedara satisfecho… Meregh acabó con el conservatismo en Risaralda que se dividió en 5 casas distintas, sin representación en la Cámara de Representantes. Y lo de Esperanza Andrade es penoso; el Partido Conservador aún en las épocas de la república liberal fue siempre mayoritario en el Huila, de la mano de Luis Ignacio y Felio Andrade, de los Duque y de Polania Sánchez. Pero dejaron solo a Felipe Lozada, el más votado en ese departamento y el partido no logró llegar ni al umbral. Esperanza Andrade pasará a la historia como la enterradora del conservatismo en el Huila y el departamento del Valle del Cauca. El Partido Conservador no tiene un líder nacional, no tiene mensaje, ha traicionado la doctrina. ¿En qué momento votar conservador se volvió votar por la izquierda comunista? Que nos lo explique el mago y equilibrista ‘Fincho’ Cepeda.

spot_img
Articulos Relacionados
spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí