Ladrón quedó boca abajo cuando intentaba escapar de un robo

Totus Noticias
5 Min Lectura

Hay dos versiones de cómo el hombre terminó en esa posición.

El pasado domingo en horas de la noche, un ladrón en Bucaramanga terminó boca abajo y atrapado en una reja cuando era perseguido por un grupo de policías, en el barrio Balcones de Kennedy, al norte de la capital de Santander.

Todo empezó a las 5:30 a. m., cuando en una estación de buses, una mujer que salía de su vivienda para su trabajo fue víctima de los dos ladrones que viajaban en moto. Los gritos de la víctima alertaron a los vecinos y a un grupo de taxistas que pasaba por el lugar.

Según las autoridades, los hombres iban en moto y escaparon. En este punto hay dos versiones de cómo el hombre terminó en esa posición.

La primera, de Vanguardia Liberal, que aseguró que los hombres al ser interceptados por los taxistas sufrieron un accidente y uno de ellos terminó clavado boca abajo de las rejas.

La segunda hipótesis la tiene Noticias Caracol, que aseguró que los criminales al verse encerrados tomaron caminos diferentes y uno de ellos, al tratar de esconderse en el antejardín de una casa, terminó enredado en la reja

El presunto ladrón no pudo escapar de la incómoda posición en la que quedó, por lo que al lugar tuvieron que llegar unidades del Cuerpo de Bomberos de Bucaramanga para poder rescatarlo.

El teniente Jorge Peña, de los bomberos describió lo sucedido: “Nos reportan un joven que, cuando llegamos al sitio, lo encontramos de cabeza y engarzado en la reja”. Agregó que inicialmente pensaron “que era necesario cortar la reja para poder sacarlo, pero finalmente se pudo sacar con una lesión leve en su pie”.

Ocho socorristas en una máquina realizaron las labores de rescate y lo trasladaron al Hospital Local del Norte, donde quedó bajo custodia de la Policía.

Bucaramanga vive grave crisis de inseguridad

El aumento de los actos delictivos y la inseguridad mantienen preocupados a los habitantes de Bucaramanga. El viernes 27 de agosto, sobre las 7:45 p. m., quedó registrado en video el momento en el que por los menos tres hombres armados ingresaron al restaurante Casalins, en el sector de Cabecera, y asaltaron a los clientes que allí se encontraban.

En la grabación de la cámara de seguridad se observa cuando los sujetos amenazan a la persona que se encontraba en la entrada del establecimiento y, posteriormente, acceden para empezar a robar a quienes se encontraban comiendo, despojándolos de sus pertenencias de valor: celulares, billeteras, joyas, entre otros. Según el testimonio de una de las víctimas conocido por El Tiempo, los delincuentes también se llevaron relojes que están avaluados en más de 20 millones de pesos.

A través de las redes sociales, varios pobladores han expresado su angustia por el aumento en los hechos criminales que se están viviendo en la ciudad. “Todos los días se ven videos de muchos robos en el área metropolitana de Bucaramanga. Roban a cualquier hora, en cualquier lugar y sin el mínimo pudor. La inseguridad que se vive en la ciudad es terrible”, expresó uno de los usuarios.

Otros tantos han extendido el llamado a la Policía y a la Alcaldía para atender estos delitos: “Y usted @JCardenasRey que plan estratégico y oportuno tiene para la inseguridad en Bucaramanga? Esto es nuevamente terrible. Por favor @PoliciaBmanga más diligencia y efectividad”; “qué mamera ya uno tenga que optar a no ir a restaurantes y ciertos lugares de Bucaramanga, ante la inseguridad desbordada es una zozobra una incertidumbre terrible salir a la calle a merced de delincuentes en moto. En qué está fallando la Policía y autoridades de la ciudad”.

Tomado de: Infobae.com

Cuadro de comentarios de Facebook
Comparte este artículo