La Barca de Calderón – La conspiración

9 Min Lectura

Por William Calderón Z.

La conspiración

Los gobiernos de izquierda, que se autodenominan progresistas, tienen características comunes: empobrecen a la población, aborrecen la libertad de expresión y de prensa, no les gustan las protestas sociales, pero eso sí, la élite goza de todos los privilegios que le niegan al pueblo: viajan, engañan, abusan de la función pública y no se subordinan a la ley o a fallos de los jueces sino a sus propios caprichos. En materia de transparencia, ocupan los dos últimos lugares en América con tan solo 17 y 18 puntos sobre 100, Maduro de Venezuela y el binomio siniestro de Ortega y Murillo de Nicaragua. Violan sistemáticamente los derechos humanos, encarcelan por causas políticas a quienes no piensan como ellos y torturan con el manual cubano que les sirve como ejemplo a seguir.

Las garantías de la oposición

Cuando tienen que hacer elecciones para aparentar democracia, meten presos a sus opositores, les decretan el destierro o los desaparecen. Hoy, produce vergüenza ver como Maduro, Cabello, Jorge y Delsy Rodríguez, de manera chapucera están asegurando su permanencia en el poder, haciendo todo tipo de maniobras para dejar por fuera de la competencia a María Corina Machado. Estos sujetos no honran ni siquiera su propia palabra y se creen muy vivos porque pueden engañar a los Estados Unidos y la comunidad entera que les importa un higo, con tal de seguir robando como ya lo han hecho con 600 mil millones de dólares, dejando a los venezolanos, en un 90%, en situación de pobreza y a un 85%, viviendo en la miseria.

Lo que más les gusta

Los señalamientos y el silencio cómplice

Además de apropiarse de lo ajeno, les fascina señalar a cualquier opositor como traidor a la patria o como integrante de una red de conspiración. Ya el Ecuador, Argentina, Uruguay, Perú, e incluso Boric en Chile, censuraron este proceder del dictador Maduro. En cambio, Petro y López Obrador guardan un silencio cómplice con los tiranos.

Gustavo Petro ya está encasillando a quienes le hacen oposición abierta y beligerante como conspiradores, invocando informes de inteligencia. Para él, Carlos Alonso Lucio, María Fernanda Cabal, Paloma Valencia, David Luna y otros, hacen parte de una asociación ilícita para tomarse el poder. Tanto Maduro y Ortega, como también Petro, volvieron a la prensa libre parte de un supuesto complot en marcha que, bajo los auspicios de la Fiscalía General de la Nación, prepara un golpe blando.

La verdad

Simón Bolívar decía: “El tiempo purifica los hechos, modera los arrebatos de la imaginación y coloca las cosas en su real dimensión”. Hoy, van quedando menos dudas acerca la financiación irregular de la campaña Petro Presidente. La violación de los topes es un hecho contundente tanto de la confesión libre y espontánea del encartado Nicolás Petro Burgos, como de los aportes triangulados de Fecode que han dejado una huella documental irrebatible. Además, ahora aparecen los viajes realizados por Petro y sus amigos en la campaña, a través de Sady SAS que inicialmente emitió 9 facturas pero que después eliminó 6, sin saberse quién pagó esos desplazamientos.

La ley es clara: aquí no cabe si ‘fue a mis espaldas’ o no. Se trata de un hecho objetivo que no está sujeto a interpretación. Si se volaron los topes, no solo hay consecuencias penales, sino que el favorecido con estas maniobras pierde el cargo. Así de sencillo.

Una perlita

Según el acta de la sesión de Fecode del 2 de mayo de 2022, cuando se autorizó el aporte de 500 millones a la campaña de Petro Presidente, no podría ser para las elecciones en que participó la Colombia Humana como integrante de las listas del Pacto Histórico, pues estas se efectuaron en el mes de marzo. Es evidente entonces que el dinero se gastó, así sea en vigilancia electoral, en el propósito convenido por los maestros.

Pastrana y su talante

Andrés Pastrana Arango, de la estirpe de Carlos Arango Vélez y de Misael Pastrana Borrero, demostró que no le tiene miedo a quien quiere imponer en Colombia el delito de opinión, arropándolo en una supuesta injuria y calumnia. Los hechos, que como diría Laureano Gómez, son tozudos, le dan la razón al expresidente Pastrana.

En Colombia, el combate al narcotráfico es al revés. El Fiscal Barbosa Delgado trajo el tema a colación, sugiriendo que se viene legalizando sutil y silenciosamente la cadena de este delito que tanto daño le está haciendo hoy, no solo a nuestro país, sino toda Suramérica, minando la autoridad del Estado en Ecuador, Perú, Bolivia y Centroamérica, por nombrar algunos países y regiones.

La máquina destructora del Pacto Histórico
Los bomberos

A la Agencia Nacional de Bomberos, de 85.400 millones, solo le presupuestaron para este año 62.050. De 401 helicópteros con que cuenta la Nación, se hallan fuera de servicio el 40% por falta de repuestos y mantenimiento. Tampoco le suministraron a la Fuerza Espacial, como llaman ahora a la Fuerza Aérea Colombiana, la plata para el mantenimiento del Hércules C-130 que es el único dotado para la atención de incendios forestales, vale decir, que la gran mayoría de estas conflagraciones son de origen antrópico. Antiguamente, para ser bombero profesional, había que realizar una capacitación estricta de 860 horas, ahora, el curso es de solo 161 horas.

La vivienda se derrumba

Por cambiar las reglas a fin de llevar las viviendas VIS a la llamada Colombia profunda, dejaron a más de 50 mil familias sin coronar el sueño de tener su casa propia. La flamante ministra Catalina Velasco destruyó empleos, quebró empresas constructoras y solo ejecutó el 8.6% de su presupuesto.

El desastre de los Panamericanos

Astrid Rodríguez, la ministra del deporte, además de dejar caer el Centro de Alto Rendimiento en Bogotá que hoy amenaza ruina, generó la mayor vergüenza mundial para el deporte colombiano con la pérdida de la sede de los Juegos Panamericanos 2027 de Barranquilla por absoluta incompetencia, irresponsabilidad y falta de gestión.

La mala educación

Los indicadores de la calidad de la educación en Colombia son cada vez peores. Los jóvenes que terminan el bachillerato no entienden lo que leen y mucho menos saben escribir. Las universidades hacen ingentes esfuerzos por tratar de elevar el nivel básico de comprensión de lectura necesario para cursar un pregrado por lo menos. La ministra Vergara no da pie con bola y a toda costa sus áulicos buscan apoderarse del mando en las instituciones universitarias. Curioso que siempre en público, es tratada de manera displicente por el Presidente de la República, como dice el refrán: “quien te puso Aurora, no ha visto amanecer”.

Y la paz total
«Estamos perdiendo La Patria»

Hoy en Colombia no hay guerrilla con tinte ideológico, las ideas quedaron archivadas. Lo que hay son bandas criminales que imponiendo el terror en vastos territorios la patria, casi 300 municipios, cobran vacunas, secuestran, reclutan a menores para sus fechorías, explotan la minería ilegal y ya han extendido por toda la república el microtráfico.

La paz total es la desactivación del ejército, el amorcillamiento de la policía. Estamos perdiendo la patria y como dice el General Zapateiro, nadie hace nada.

Cuadro de comentarios de Facebook
Comparte este artículo