Irene Vélez: renunció la ministra de Minas y Energía luego de conversar con Gustavo Petro

Totus Noticias
3 Min Lectura

Irene Vélez, una de las funcionarias más polémicas del Gobierno Nacional y cabeza del Ministerio de Minas y Energía renunció a su cargo en la mañana del viernes luego de sostener una charla en Bruselas con el presidente de la República, Gustavo Petro.

Información revelada por el diario El Tiempo indicaba que la reunión que sostuvieron Gustavo Petro e Irene Vélez tenía como finalidad ultimar detalles de la salida de la funcionaria debido a que ha estado involucrada en escándalos que también han tocado a su familia.

Debido al caso de la presunta salida irregular del país del hijo menor de Irene Vélez se originó gran revuelo porque el viaje del joven menor de edad pudo haberse dado por ´arreglos´ con un funcionario de Migración Colombia, y por tal razón, la Procuraduría General de la Nación comunicó que abrirá una investigación por lo sucedido.

Irene Vélez también se había visto envuelta en un caso ético porque su esposo, un ciudadano neerlandés, tiene contratos millonarios con el Estado, y aunque no es algo ilegal, si deja mucho que desear por tratarse del compañero de una alta funcionaria.

La salida de Irene Vélez como ministra de Minas y Energía es algo que muchos pedían desde sus primeras salidas en falso, las cuales se produjeron casi desde que fue designada en la cartera debido a que no parecía ser la persona idónea para llevar las riendas de un ministerio clave para los planes de Gustavo Petro relacionados con la transición energética.

Luego de los escándalos suscitados alrededor de Irene Vélez se creía que sus horas al frente del Ministerio de Minas estaban contadas, a pesar de que en anteriores oportunidades sus desatinos con asuntos relacionados con el tema energético no lograron sacarla del puesto, incluso enfrentó una moción de censura por su aparente desconocimiento sobre la naturaleza de la cartera que encabezaba.

En una carta en la que anuncia su salida, Irene Vélez aseguró que el cambio no será fácil y que hay que sobreponerse a las burlas y ataques en beneficio de la lucha por la justicia y la dignidad.

«Nadie dijo que el cambio sería fácil, pero ni los ataques, ni las burlas, lograrán distraernos de lo importante, ni arrebatarnos nuestras luchas, ni hacer claudicar nuestras banderas de justicia y dignidad», dijo Irene Vélez en su carta.

Un presunto tráfico de influencias fue el detonante para que Irene Vélez dejara su cargo en medio de un final de primer semestre e inicios de segundo de mucha turbulencia en el interior del Gobierno Nacional.

Fuente consultada: Colombia.com

Cuadro de comentarios de Facebook
Comparte este artículo