InicioColumnistasGota, Gota, Gota, Gótica De Viche

Gota, Gota, Gota, Gótica De Viche

Por: Juan José Hoyos

Como México tiene su mezcal, Colombia tendrá su viche. De ahora en adelante ya no será perseguido como un licor de contrabando, sino tratado como lo que es: una bebida preparada desde hace siglos por los negros del Pacífico colombiano, como lo hacían sus antepasados en África. Por eso, muy pronto podrá tener su puesto en las tiendas de licores al lado de los aguardientes y rones andinos y caribeños y de los whiskies escoceses y estadounidenses, las ginebras inglesas y el vodka ruso.


Asó lo anunció la ministra de Cultura, Angélica Mayolo, después de celebrar la aprobación por parte del Congreso de la República, en penúltimo debate, de la ley que convierte al viche en una nueva bebida que podrá ser producida y comercializada legalmente en Colombia.


Colombia, entonces, podrá cantar al viche como canta Lila Downs al mezcal: “Gota, gota, gota, gotita de mezcal… Mezcalito, mezcalito, mezcalito de maguey… Pa todo mal Mezcalito… Y pa todo bien, también…” ¡Y se podrá tomar un mojito con viche y no solo con ron blanco!


El origen de la palabra viche viene de las lenguas bantúes del oriente y el centro africano, que también llamaban a este destilado de la caña bichi o vichí. Ambos significaban verde o crudo. Hoy, el viche se produce principalmente en los ríos Naya, en el Valle del Cauca, y Micay, en Cauca.


Durante siglos, los habitantes de la región del Pacífico han usado el viche para el control de los parásitos intestinales, para las mordeduras de culebras, para curar dolores estomacales, y también para aumentar el vigor y la fertilidad.


Hoy en día esta bebida del Pacífico colombiano está estrechamente vinculada a la economía y las prácticas culturales de Cali, debido −ante todo− a la relativa proximidad geográfica entre las dos ciudades y a los eventos masivos de música popular como el festival de música del Pacífico Mono Núñez y la Feria de Cali. Últimamente, también se destaca el apoyo recibido por el proyecto de Industrias Culturales de la Alcaldía de Cali.


“Este es un proyecto muy importante que reconoce el viche como una práctica de identidad cultural de las comunidades negras del litoral Pacífico y crea instrumentos para propiciar su producción de manera formal, garantizar mejores prácticas que permitan optimizar las condiciones sanitarias en su producción, y permitirán dotar a esta bebida de registro sanitario y denominación de origen, con el fin de que las comunidades puedan producirla dentro de la formalidad y mejorar de este modo sus ingresos” dijo la ministra.


Los negros de esta zona de Colombia llegaron a nuestro país como parte de la abominable trata de negros de la época colonial. La mayoría de ellos fueron cazados como animales en África y entraron en forma legal, como “mercancía legítima”, por Cartagena de Indias; también, como “mercancía” de contrabando por el Litoral Pacífico, en puertos como Buenaventura, o en otros lugares como Charambirá y Gorgona. Otros entraron por el Atlántico a las costas de Tolú, el Darién y Urabá.


La ministra Angélica Mayolo dijo a El Tiempo que el hecho de que se reconozca el viche como bebida ancestral crea los instrumentos legales para que esta bebida pueda contar con registro del Invima y con registro de la Superintendencia de Industria y Comercio. Esto facilita que el producto pueda ser comercializado en el mercado nacional. Adicionalmente, la nueva ley permite hacer inversiones en la cadena productiva y la transformación del producto en la región del Pacífico.


El viche, según la ministra, será como el mezcal en México: una bebida producida de manera artesanal y, por décadas, un símbolo de la cultura mexicana. “Eso es lo que queremos hacer con el viche, que se convierta en otro símbolo de lo colombiano”, dijo.

Siguenos en Redes Sociales
20,380FansMe gusta
3,571SeguidoresSeguir
665SeguidoresSeguir
2,480suscriptoresSuscribirte
Articulos Relacionados

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here