InicioUltimas NoticiasEste Halloween no puede ser normal. Los disfraces tienen que ser en...

Este Halloween no puede ser normal. Los disfraces tienen que ser en la casa, los niños no deben salir: Daniel Quintero

[ad_1]

La Alcaldía de Medellín, en coordinación con el Gobierno Nacional y la administración departamental, adopta diferentes medidas preventivas para este fin de semana con el objetivo de evitar el incremento en los contagios de COVID-19 durante la celebración de Halloween.

El toque de queda para mayores de edad regirá entre las 10:00 p.m. y las 6:00 a.m. de los días viernes, sábado y domingo. Durante estas jornadas las personas no podrán circular en las vías ni en espacios públicos de la ciudad.

Para menores de edad, el toque de queda aplicará de forma diferenciada y continua. La restricción iniciará el viernes 30 de octubre a las 6:00 p.m. y se extenderá hasta las 6:00 p.m. del lunes 2 de noviembre.

“Este halloween no puede ser normal. Los disfraces tienen que ser en la casa, los niños no deben salir. Por eso la restricción, para que los niños no salgan en todo el fin de semana. Habrá restricción también para evitar las fiestas, no solo en bares y restaurantes, sino incluso en los hogares, por eso se pone ley seca”, explicó el alcalde Daniel Quintero Calle.

La ley seca para este fin de semana iniciará el viernes 30 de octubre a las 6:00 p.m. y se extenderá hasta el próximo martes 3 de noviembre a las 00:00 horas.

El objetivo en el departamento de Antioquia es incrementar la capacidad instalada de Unidades de Cuidados Intensivos a 1.400. La ciudad de Medellín, para llegar a esta meta, cumplió con el Plan Mil y como parte de este activará 176 camas que ya están instaladas.

“Vamos haciendo la tarea de ampliación de UCI. Con la Gobernación está esa meta de llegar a 1.400 camas de Cuidados Intensivos, pero la tarea más importante es que no tengamos que utilizarlas. Esa debe ser la misión más importante de todas”, agregó el alcalde Daniel Quintero.

La administración toma estas medidas con el objetivo de controlar el incremento de casos de COVID-19, manteniendo una reactivación económica sostenida en el territorio. A la fecha Medellín presenta 3.358 casos de COVID-19 activos, de ellos 230 se encuentran en UCI lo que representa el 42% de la ocupación total.

Desde la Alcaldía de Medellín se reitera la adopción de todas las medidas de autocuidado, distanciamiento y bioseguridad como el uso permanente del tapabocas en el espacio público y el constante lavado de manos.

La Alcaldía de Medellín, en coordinación con el Gobierno Nacional y la administración departamental, adopta diferentes medidas preventivas para este fin de semana con el objetivo de evitar el incremento en los contagios de COVID-19 durante la celebración de Halloween.

El toque de queda para mayores de edad regirá entre las 10:00 p.m. y las 6:00 a.m. de los días viernes, sábado y domingo. Durante estas jornadas las personas no podrán circular en las vías ni en espacios públicos de la ciudad.

Para menores de edad, el toque de queda aplicará de forma diferenciada y continua. La restricción iniciará el viernes 30 de octubre a las 6:00 p.m. y se extenderá hasta las 6:00 p.m. del lunes 2 de noviembre.

“Este halloween no puede ser normal. Los disfraces tienen que ser en la casa, los niños no deben salir. Por eso la restricción, para que los niños no salgan en todo el fin de semana. Habrá restricción también para evitar las fiestas, no solo en bares y restaurantes, sino incluso en los hogares, por eso se pone ley seca”, explicó el alcalde Daniel Quintero Calle.

La ley seca para este fin de semana iniciará el viernes 30 de octubre a las 6:00 p.m. y se extenderá hasta el próximo martes 3 de noviembre a las 00:00 horas.

El objetivo en el departamento de Antioquia es incrementar la capacidad instalada de Unidades de Cuidados Intensivos a 1.400. La ciudad de Medellín, para llegar a esta meta, cumplió con el Plan Mil y como parte de este activará 176 camas que ya están instaladas.

“Vamos haciendo la tarea de ampliación de UCI. Con la Gobernación está esa meta de llegar a 1.400 camas de Cuidados Intensivos, pero la tarea más importante es que no tengamos que utilizarlas. Esa debe ser la misión más importante de todas”, agregó el alcalde Daniel Quintero.

La administración toma estas medidas con el objetivo de controlar el incremento de casos de COVID-19, manteniendo una reactivación económica sostenida en el territorio. A la fecha Medellín presenta 3.358 casos de COVID-19 activos, de ellos 230 se encuentran en UCI lo que representa el 42% de la ocupación total.

Desde la Alcaldía de Medellín se reitera la adopción de todas las medidas de autocuidado, distanciamiento y bioseguridad como el uso permanente del tapabocas en el espacio público y el constante lavado de manos.



[ad_2]

Source link

spot_img
Articulos Relacionados
spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí