Conectate con nosotros

Columnistas

Estamos pasando de moda

Columnistas

Publicado

en

Por: Gustavo Álvarez Gardeazábal

Si algo nos garantiza que nos hemos vuelto viejos es cuando confirmamos que lo que hacemos, lo que pensamos o lo que aspiramos ya no vale la pena. 

Cuando me pongo a recordar cómo había que vestirse con traje dominguero para ir a la misa de 11 en San Bartolomé, donde chocaban las competencias por quien llegaba estrenando y quién se podía dar el lujo de ir siempre con la misma pinta, me estrello contra la realidad.  

El problema era para quien entrara en la competencia porque quien seguía yendo vestido siempre igual sobrevivió sin que finalmente nadie le dijera nada. Quizás por eso, cuando me dejaban estrenar, hacía lavar una y otra vez la ropa alegando que el traje nuevo me picaba, aunque en verdad era que pretendía ser desconocido vistiendo ropa usada.  

Hoy, cuando la moda ya no es moda, ni ella incomoda. Cuando la combinación de mechas de tierra fría con pintas calentanas no respeta ni climas ni resfriados y las tetas pueden estar al aire o bien cubiertas que nadie se sorprende, vuelvo y confirmo que me estoy quedando viejo y, por ende, estoy pasado de moda. 

Como no he sido capaz de componer un poema con esas gafas hilarantes del metaverso. Pero al mismo tiempo me puedo montar en un avión vestido como un mamarracho, con unas bermudas raídas, una camiseta de marinero varado y unos tenis sin medias y nada me importan las piernas varicosas o lánguidas que exhibo, confirmo que aparezco no como un habitante de la tierra en el año 2023 sino como un pobre viejo que pretende vestirse como la gente de ahora, cuando debería estar todavía trepándome al avión enchuspado en un terno de príncipe de Gales. 

El hecho de saber usar computador y no enredarme con el celular ni sentirme mal combinando colores y estilos que nos ha hecho olvidar de la estética que hasta como filosofía nos obligaron a aprender, choca de nuevo con la realidad.  

Sigue leyendo
Haz clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Columnistas

LA PIFIA DEL PARO

Columnistas

Publicado

en

Por: Gustavo Álvarez Gardeazábal

Desde hace dos o tres semanas, a través de las redes, nos vienen asustando, incitándonos a comprar mercado y agua embotellada, porque dizque el 14 de febrero habría un gran paro nacional contra Petro. Ha sido tanta la insistencia, poniendo a uno y otro actor desconocido a repicar sobre el tema que el presidente Petro se dejó empanicar y ,de manera extraña para un primer mandatario y un manejador de masas, convocó a sus partidarios para que ese mismo día 14 salgan a la calle a respaldar sus reformas y sus controvertidas tesis de cambio de las estructuras de Colombia. Independiente de como pueda juzgarse esa actitud pendenciera del presidente de la república, quien parece preferir el enfrentamiento callejero y no el diálogo de la razón con quienes se le oponen, todo indicaría que el tal paro no tiene patas y salvo que sea una serpiente venenosa, no dejará de ser una pifia. La derecha que lo convoca no tiene ni los cuadros ni la disciplina de la izquierda tradicional, tropera de mil batallas en las calles.Un paro serio y contundente se organiza con esquemas de acción y reacción y con garantías o estorbos que lo precipiten. Salvo que sea clandestino, debería conocerse quienes integran el Comité Organizador y si van a ser marchas de respaldo indicar cuando y por dónde. Nada de eso se le ve a ese paro. Solo blablablá en redes y de vez en cuando unos videos de viejitas simpáticas, pero muy pedorras, diciendo que adelantan la fecha dos días para no enfrentarse a Petro y volcánicamente el fugaz Polo Polo tratando de asumirlo y dizque demorándolo un día, para el 15. Petro, a su vez, midiendo que ya no cala tanto, se fue a Cali a respaldar a los muchachos de la Primera Línea que hicieron el otro paro, buscando que lo apoyen con el cuento de que si no los pudo liberar de la justicia, no fue porque los abandonó . En otras palabras, el paro del 14, o del 15, es un paro digital que logró asustar a Petro y su combo pero que salvo cosas que no conozco y que pueden haber programado, va a resultar siendo una pifia sin liderazgo.

Sigue leyendo

Columnistas

Las Ciclorutas: Símbolos de Modernidad

Columnistas

Publicado

en

Por: Luis Pérez Gutiérrez

Las Ciclorutas son la sensación para la movilidad contemporánea en las ciudades más avanzadas. Toda ciudad, todo territorio que quiera mostrar modernidad, construir ciudadanía y respeto al medio ambiente, realiza grandes inversiones en ciclo rutas y en vías para caminantes.

Una ciudad sin espacios públicos de calidad y sin ciclorutas se ve vetusta y poco atractiva. La humanidad llevaba 150 años haciendo espacios para carros, y se olvidaron del ciudadano y del buen aire.

Hace poco salió una nota en el periódico GENTE, que me llenó de orgullo, recordando que hace 20 años se construyeron LAS PRIMERAS CICLORUTAS EN Medellín. Hace 20 años, la Alcaldía de Luis Pérez construyó las primeras ciclorutas con cerca de 25 kms. Y siguen siendo ejemplo de modernidad.

Luego en 2016, el Plan de Desarrollo de Luis Pérez, Antioquia Piensa en Grande, incluyó un plan de ciclorutas para todo el Departamento, más de 200 kms. En particular, para el bello paisaje de Oriente de Antioquia se hizo un plan de ciclorutas que seguramente se tomarán cinco años más para terminarlas.

La Cicloruta desde el Mall Llanogrande en Rionegro a la Ciudad de Guarne, pasando por el Aeropuerto, es un espectacular bulevar y un espacio público, ejemplo para cualquier territorio en el mundo.

Hay un justo debate público por la demora en terminar esa obra. Hay que buscar la verdad y quien tiene la responsabilidad. Luego de las autorizaciones de la Asamblea Departamental y del banco de proyectos, INDEPORTES como Instituto independiente y descentralizado, recibió los recursos para construir esas ciclorutas. El día 1 de diciembre de 2017, INDEPOPORTES firma con la empresa VIVA, acta de inicio del contrato cuyo objeto fue la construcción de la cicloruta, del Mall Llanogrande en Rionegro, pasando por el Aeropuerto Internacional y llegando a Guarne.

El contrato involucraba a su vez a los Municipios de Guarne y Rionegro, en lo relacionado con el apoyo catastral. Es decir INDEPORTES contrata y paga y la empresa VIVA realiza la construcción de la cicloruta
En síntesis, los responsables de construir la cicloruta de Oriente son INDEPORTES, que por Asamblea Departamental maneja esos recursos por ser entidad descentralizada autónoma; y VIVA como el contratista que Indeportes seleccionó. En temas de ejecución y contratación en los institutos descentralizados, ni el Gobernador Aníbal Gaviria ni el ex Gobernador Luis Pérez tienen ninguna responsabilidad fiscal. Ni contratan ni adjudican ni son de las juntas directivas.

En 2019. La Directora de INDEPORTES en Gobernación de luisperez. al ver el atraso en las obras de la cicloruta de oriente, iba en 52%, solicitó UNA CONCILIACION PREJUDICIAL en contra de VIVA con el fin de, o dar por terminado el contrato con sanciones, o que se pusieran al día en la construcción. Así quedó escrito en el informe de empalme.

En abril de 2020, en la actual administración de Anibal Gaviria, Indeportes desistió de la solicitud de conciliación prejudicial, sin que hubieran cambiado las circunstancias que dieron lugar a la solicitud de conciliación; es decir. la empresa VIVA continuaba incumpliendo el contrato. Hecho jurídicamente anormal porque la única razón que justificaba la decisión de desistir de la conciliación prejudicial era el cumplimiento de las obras, lo cual no sucedió.

Tres años después de desistir de la CONCILIACION, la obra sigue parada. Y el contrato de construcción, INDEPORTES y VIV A, sigue vigente con seis suspensiones justificadas en la emergencia sanitaria y con cero avances.
El informe del contrato para terminar las ciclorutas de Oriente se entregó en el EMPALME con Gobernación de Aníbal Gaviria, como lo exige la ley. Y se dejaron los recursos necesarios. Y no hubo objeción, pero se desistió en 2020 de la conciliación prejudicial-

Cualquiera haya sido el error de VIVA, hay que terminar las ciclovías de Oriente. Son espacios no solo de belleza y deporte sino también hermosos espacios de igualdad. Toda obra pública que no se termine es una ofensa que se le hace a la comunidad y a la región.

Aquí más Columnas de Opinión

Sigue leyendo

Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter


Lo más Leído

Copyright © 2023 Totus Noticias. Desarrollado por Totus Agencia Creativa