Escándalo de una mujer hizo que se retrasara un vuelo Bogotá-Medellín por más de dos horas

Totus Noticias
2 Min Lectura

En el aeropuerto El Dorado de Bogotá, un vuelo de Avianca que cubría la ruta Bogotá a Medellín experimentó un retraso inesperado debido a la actitud de una mujer de aproximadamente 35 años. El incidente, que generó indignación y preocupación entre los pasajeros, ocurrió el martes 23 de enero en el vuelo AV 9318.

Álvaro Vergel, testigo del hecho, relató que la mujer alertó a la tripulación al pulsar repetidamente el botón de servicio de la azafata, exigiendo ser bajada del avión. El motivo detrás de su comportamiento fue el llanto de una niña a bordo, alegando que no podía soportarlo y le resultaba molesto.

A pesar de las indicaciones del personal del avión de que no podían regresar debido a las instrucciones del piloto, la mujer insistió en que la bajaran, amenazando con acusar a Avianca de secuestro si no cumplían con su demanda. Aunque se le ofreció cambiar de asiento, ella continuó exigiendo ser bajada, argumentando que el vuelo se estaba demorando.

Ante la negativa de la mujer de viajar, el avión tuvo que regresar a la puerta de embarque, donde fue desembarcada y recibida por agentes de la Policía Nacional para una inspección. Preocupados por la posibilidad de que la mujer hubiera dejado algún artefacto, todo el avión tuvo que ser revisado antes de poder reanudar el vuelo.

Después de la requisa y la espera, el avión finalmente despegó unas dos horas después del horario previsto. Aunque los demás pasajeros lograron llegar a Medellín con normalidad, la experiencia generó temor y angustia entre ellos debido a la inusual situación provocada por la mujer.

Te gustaría leer también:  Malestar en la Junta de ISA por filtraciones de proceso de elección de Presidente

El incidente destaca la importancia de mantener la calma y la cooperación en situaciones a bordo, ya que las acciones individuales pueden tener un impacto significativo en el funcionamiento regular de los vuelos y generar incomodidades para el resto de los pasajeros.

Cuadro de comentarios de Facebook
Comparte este artículo