Escándalo de corrupción en el Mundial 2022: Orden de captura contra Mohamed bin Hammam, artífice de la elección de la sede

Totus Noticias
4 Min Lectura

El escándalo de corrupción que ha rodeado la elección de Catar como sede de la Copa del Mundo 2022 ha alcanzado un nuevo nivel con la emisión de una orden de captura internacional contra Mohamed bin Hammam, el influyente artífice detrás de la designación del torneo en su territorio.

La noticia de esta orden de captura, emitida desde Francia, ha sacudido el mundo del fútbol y se suma a la larga lista de controversias que han marcado la preparación y organización del Mundial de 2022. Desde sus inicios, el proceso de selección de Catar como sede ha estado plagado de polémicas, incluyendo preocupaciones sobre los derechos humanos de los trabajadores que estaban involucrados en la construcción de los estadios para el evento.

Amnistía Internacional, la ONG de derechos humanos, denunció las condiciones laborales inhumanas en las que se encontraban los migrantes indocumentados que realizaban trabajos extenuantes en condiciones de hacinamiento y sin garantías laborales. Además, se informó que muchos de estos trabajadores no estaban recibiendo sus salarios de manera adecuada.

Ahora, el enfoque se ha desplazado hacia las acusaciones de corrupción que rodearon la elección de Catar como sede. Se alega que Mohamed bin Hammam, el jeque catarí multimillonario, estuvo involucrado en pagos ilegales destinados a obtener los votos necesarios para asegurar la organización del Mundial en su país.

Las denuncias incluyen supuestos pagos de sobornos por valor de 3,6 millones de dólares con el objetivo de garantizar que Catar fuera la sede de la Copa del Mundo de la FIFA en 2022.

Este no es el primer escándalo en la carrera de Mohamed bin Hammam. En 2011, fue destituido de su cargo como presidente de la Confederación Asiática de Fútbol (AFC) por intentar comprar votos para llegar al liderazgo de la organización.

El juez Serge Tournaire, encargado de este caso en Francia, emitió la orden de captura internacional contra Mohamed bin Hammam desde los tribunales franceses el pasado 22 de junio. Esta orden representa la tercera vez que se emite en el caso de Hammam, quien hasta el momento no ha comparecido ante las autoridades judiciales.

Es importante destacar que estas investigaciones también han alcanzado al expresidente francés Nicolas Sarkozy, quien enfrenta acusaciones de corrupción en relación con la atribución de la Copa del Mundo de 2022 a Catar. La asociación anticorrupción Anticor presentó una demanda que incluye a figuras como Claude Guéant, François de la Brosse y el ex primer ministro catarí Hamad Ben Jasem al Thani. Se les acusa de tráfico de influencias, corrupción de un agente público extranjero, asociación de malhechores, financiación ilegal de campaña electoral y ocultación de estos delitos.

El caso continúa desarrollándose, y las implicaciones de este escándalo de corrupción en el Mundial 2022 son de alcance internacional, con el fútbol mundial observando de cerca cada desarrollo en este asunto.

Cuadro de comentarios de Facebook
Comparte este artículo