Conectate con nosotros

Ciencia

¿Es real que los animales tienen sentimientos? Esto dice la ciencia

Leidy Garcia Balvin

Publicado

en

Un estudio de dos prestigiosas universidades reveló que algunos animales experimentan placer, dolor y miedo igual que los humanos.

Aunque para muchos es obvio que los animales sufren y sienten igual que los humanos, hay quienes creen que estas especies no son capaces de sintetizar las emociones y mucho menos expresarlas. Lo cierto es que algunos estudios recientes han confirmado que realmente los animales tienen sentimientos tanto positivos como negativos y los manifiestan de diferentes formas. 

Biológicamente, “desde las aves hasta los mamíferos -pasando por los peces y hasta los moluscos- los animales sienten porque tienen circuitos y estructuras neurológicas que generan conciencia, aunque a los humanos nos cueste interpretar lo que sienten sólo con observarlos”, así lo afirma la organización de bienestar animal Certified Humane.

La plataforma indica que este hallazgo fue publicado en 2012 por los miembros más selectos de la comunidad científica en la Declaración de Cambridge sobre la Conciencia en animales humanos y no humanos.

De acuerdo con varios estudios realizados por neurocientíficos norteamericanos, los mamíferos como las ratas y los ratones activan los mismos circuitos neuronales que en una persona al sentir emociones. Otra investigación realizada por miembros de la Universidad de Emory en los EE. UU. estableció que las gallinas tienen personalidad propia, entienden los números y sienten miedo, ansiedad y empatía. 

Adicionalmente, Certified Humane explica que incluso “se ha identificado el sentido de la justicia (al negarse a cooperar con quienes los maltratan) en primates y elefantes, e incluso episodios de venganza contra adiestradores y cuidadores agresivos”. 

De acuerdo con el último estudio de Universidad de Leiden y la Universidad de Utrecht, animales como los perros, gatos, primates, aves y abejas realmente experimentan sentimientos de placer, dolor y miedo. Esto se comprobó al identificar reacciones fisiológicas similares a las que sentimos nosotros ante imágenes agradables y aterradoras.  

«Observamos que estos grupos de especies en particular presentaban una mayor sudoración y contracción muscular al ver imágenes aterradoras de la que tenían cuando se les mostraban imágenes de la naturaleza y de otros animales”, dijo Mariska Kret, psicóloga en la Universidad de Leiden.

Según el portal Tekcrispy, estas especies pueden expresar otras emociones como la tristeza o ansiedad y hacerle saber a sus dueños que las padecen. “Es algo que los dueños de mascotas claramente podemos percibir cuando estas se sientan apáticamente en un rincón o se niegan a comer”, señala.

Fuente: Colombia.com

Sigue leyendo
Haz clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ciencia

Este 4 de enero la Tierra alcanzará su velocidad máxima ¿qué implica este fenómeno?

Leidy Garcia Balvin

Publicado

en

Expertos de National Geographic, explicaron que cuando la Tierra completa su ciclo al rededor del Sol no lo hace de manera circular, sino que su trayectoria forma un eclipse, por lo cual hay ocasiones en que el planeta está más cerca o alejado del astro rey.

Según lo anterior, todos los años hay una época en la que la tierra alcanza su velocidad máxima dentro del recorrido de 930 millones de kilómetros o 365 días que corresponden a un año.

Para el 2023, el día en que la Tierra llegará a su velocidad máxima será mañana jueves 4 de enero, en donde aumentará aproximadamente 3.420 kilómetros por hora, de su velocidad habitual que es al rededor de 107.280 km por hora. Los expertos explican que su velocidad aumenta, puesto que ese día se encontrará en su punto de órbita más cercano al sol.

Fuente: CHN

Sigue leyendo

Ciencia

Un extraño fenómeno iluminó el cielo de Noruega

Leidy Garcia Balvin

Publicado

en

Hace algunos días el cielo de Tromsø, al norte de Noruega se iluminó con un curioso fenómeno natural y aquí le contamos a qué se debe.

Fue el pasado tres de noviembre que unas auroras boreales de color rosa vibrante se hicieron presentes en el firmamento. La razón de este suceso, el cual un experto guía nunca había visto algo parecido, se produjo ya que una tormenta solar provocó una grieta en el campo magnético invisible que rodea a la Tierra. Ese agujero hizo que las partículas energéticas penetraran en la atmósfera del planeta y desencadenaran esas auroras boreales rosas, tal como rescata Spaceweather.

La tormenta solar que produjo la fisura fue denominada como G-1. De acuerdo a Markus Varik el guía experto en auroras boreales quien pertenece a una agencia de turismo en Noruega llamada Greenlander, comentó que las auroras rosas aparecieron alrededor de las 6 de la tarde y duraron cerca de dos minutos, una verdadera suerte para quienes las deleitaron. “Estos fueron los amaneceres rosas más fuertes que he visto en más de una década de giras dedicadas, y fue una experiencia aleccionadora”, dijo Varik.

Y es que la rareza, radicó en que cuando las partículas solares interactúan con el campo magnético, las auroras boreales se presentan en tonalidades verde y esmeralda. En consecuencia, se debe entender de qué manera se producen las auroras boreales.

Estas, ocurren cuando corrientes de partículas cargadas de alta energía, conocidas como viento solar, pasan alrededor de la magnetosfera. El campo magnético del planeta nos protege de la radiación cósmica, pero el escudo es naturalmente más débil en los polos norte y sur, lo que permite que el viento solar atraviese la atmósfera, generalmente entre 62 y 186 millas (100 y 300 kilómetros) sobre la superficie de la Tierra. A medida que las partículas solares atraviesan la atmósfera, sobrecalientan los gases, que luego brillan intensamente en el cielo nocturno, tal como lo explica la Nasa.

Su color verde, explica LiveSciencie se da porque los átomos de oxígeno, que abundan en la parte de la atmósfera a la que normalmente llega el viento solar, emiten ese tono cuando se excitan. En esta oportunidad, durante el episodio de la tormenta, la grieta en la magnetosfera de la Tierra permitió que el viento solar penetrara por debajo de las 62 millas, donde el nitrógeno es el gas más abundante. Como resultado, las auroras emitieron un brillo rosa neón cuando las partículas supercargadas se estrellaron en su mayoría en átomos de nitrógeno. 

Por: Jessica Mutis • Colombia.com

Sigue leyendo

Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter


Lo más Leído

Copyright © 2023 Totus Noticias. Desarrollado por Totus Agencia Creativa