Conectate con nosotros

Columnistas

EL GOBIERNO TOTALITARIO DE PETRO

Columnistas

Publicado

en

Por: Julio Enrique González Villa

En la guerra civil española entre 1936 y 1939 se atacaron por parte de los comunistas las autonomías que habían sido creadas a partir de la constitución de 1.930: “La otra dirección importante de la acción política comunista fue la progresiva eliminación de los poderes que los Estatutos de autonomía correspondientes concedían a vascos y catalanes. El Estado comunista debía ser unitario.” Gonzalo Redondo, Historia Universal, Tomo XIII, Las Libertades y las Democracias; EUNSA, Pamplona, 1984; El Totalitarismo de los Sistemas Democráticos (1934-1939); La Guerra de España (1936-1939) Pag 322

Eso es el comunismo, como fase final del socialismo: La centralización. El irrespeto a las regiones, a las autonomías, a la construcción del País a partir del pensamiento en el territorio. Es la economía centralizada y la creación, por ende, de una burocracia gigante y centralizada para imponer la economía, pues todo es una estructura determinada por el poder.

Esa es la mejor explicación para entender cómo es y será el gobierno de Gustavo Petro en Colombia para el período 2022-2026 y esa es la razón de este gobierno comunista o socialista para acabar con los regionalismos y las regiones que han creado de forma inmemorial una forma de ser.

El Gobierno de Petro hará una reforma constitucional para centralizar el país y acabar con las, en su concepto, “peligrosas autonomías” creadas a partir de la constitución de 1991. Esa es la razón para empezar a hacerle guiños al despedazamiento de Antioquia cercenándonos a Urabá y al Magdalena Medio.

Creo que se equivoca el Presidente Alvaro Uribe Vélez al tratar de mantener un diálogo o cercanía con quien claramente tiene una misión “mesiánica” que cumplir para Colombia: hacer de esta República una “República Socialista”. En mi opinión, hay que ser claros y hacer una clara, férrea y dura oposición para convertirse en una verdadera alternativa de poder.

Las autonomías es un concepto natural a Colombia desde el concepto existente durante la colonia, como fue el régimen provincial: Las provincias de Santa Marta (Hoy Magdalena, Guajira, Cesar), de Cartagena (Hoy Atlántico, Bolívar, Sucre, Córdoba), de Antioquia (Hoy Antioquia, Caldas, Quindío y Risaralda), de Pamplona (Hoy Norte de Santander), del Socorro (Hoy Santander del Sur), de Tunja (Hoy Boyacá), de Casanare, de Bogotá (Hoy Cundinamarca), de Neiva (Hoy Huila), de Mariquita (Hoy Tolima), del Cauca (Hoy Chocó, Valle del Cauca, Cauca, Nariño, Caquetá, Putumayo) y de Panamá.

Posteriormente, durante la independencia, las Provincias Unidas de la Nueva Granada que le dieron poderes a Simón Bolívar, y la discusión con Antonio Nariño (de la Provincia de Bogotá) porque en su concepto durante la guerra contra España por la declaración de independencia no era conveniente un régimen federal. Tal vez pudiera éste tener razón, pues ya durante la discusión de la Constitución de 1821, después de las batallas de Pantano de Vargas, Boyacá y Carabobo que dieron la independencia a la Nueva Granada y a Venezuela y que dio lugar a la creación de Colombia, el mismo Nariño luchó porque se estableciera un régimen federal que es lo mismo que autonómico.

Se impuso Bolívar que no era partidario de las autonomías y quería a toda costa la unión total de la América Latina: la Gran Colombia: Panamá, Nueva Granada, Venezuela, Ecuador, Perú y Bolivia (Alto Perú).

Sin embargo, después de la salida de Bolívar y Santander del escenario político por su muerte, volvieron las autonomías con la Constitución de 1853, la de 1858 que creó la Confederación Granadina, la de 1863 o de Rionegro que creó la de los Estados Unidos de Colombia.

Solo la Regeneración de Rafael Nuñez (Cartagenero) unido al autoritarismo de los Caro de Ocaña (Santander), dio lugar al centralismo que hizo olvidar las autonomías. Esta Constitución de 1886 que atacó duro el concepto de la libertad para imponer el orden duró hasta 1991 que hizo renacer las autonomías.

No podemos permitir que este nuevo régimen de izquierda, y amigo del totalitarismo, resuelva acabar con las autonomías constitucionales, así como en España “estuvo a punto de cumplirse la profecía de Lenín, en 1921, de que el segundo país europeo que llegaría a ser comunista sería España” Ob cit. Pag. 323.

Julio Enrique González Villa

Profesor Universitario

Abogado

Concejal de Medellín.

Sigue leyendo
Haz clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Columnistas

Las Ciclorutas: Símbolos de Modernidad

Columnistas

Publicado

en

Por: Luis Pérez Gutiérrez

Las Ciclorutas son la sensación para la movilidad contemporánea en las ciudades más avanzadas. Toda ciudad, todo territorio que quiera mostrar modernidad, construir ciudadanía y respeto al medio ambiente, realiza grandes inversiones en ciclo rutas y en vías para caminantes.

Una ciudad sin espacios públicos de calidad y sin ciclorutas se ve vetusta y poco atractiva. La humanidad llevaba 150 años haciendo espacios para carros, y se olvidaron del ciudadano y del buen aire.

Hace poco salió una nota en el periódico GENTE, que me llenó de orgullo, recordando que hace 20 años se construyeron LAS PRIMERAS CICLORUTAS EN Medellín. Hace 20 años, la Alcaldía de Luis Pérez construyó las primeras ciclorutas con cerca de 25 kms. Y siguen siendo ejemplo de modernidad.

Luego en 2016, el Plan de Desarrollo de Luis Pérez, Antioquia Piensa en Grande, incluyó un plan de ciclorutas para todo el Departamento, más de 200 kms. En particular, para el bello paisaje de Oriente de Antioquia se hizo un plan de ciclorutas que seguramente se tomarán cinco años más para terminarlas.

La Cicloruta desde el Mall Llanogrande en Rionegro a la Ciudad de Guarne, pasando por el Aeropuerto, es un espectacular bulevar y un espacio público, ejemplo para cualquier territorio en el mundo.

Hay un justo debate público por la demora en terminar esa obra. Hay que buscar la verdad y quien tiene la responsabilidad. Luego de las autorizaciones de la Asamblea Departamental y del banco de proyectos, INDEPORTES como Instituto independiente y descentralizado, recibió los recursos para construir esas ciclorutas. El día 1 de diciembre de 2017, INDEPOPORTES firma con la empresa VIVA, acta de inicio del contrato cuyo objeto fue la construcción de la cicloruta, del Mall Llanogrande en Rionegro, pasando por el Aeropuerto Internacional y llegando a Guarne.

El contrato involucraba a su vez a los Municipios de Guarne y Rionegro, en lo relacionado con el apoyo catastral. Es decir INDEPORTES contrata y paga y la empresa VIVA realiza la construcción de la cicloruta
En síntesis, los responsables de construir la cicloruta de Oriente son INDEPORTES, que por Asamblea Departamental maneja esos recursos por ser entidad descentralizada autónoma; y VIVA como el contratista que Indeportes seleccionó. En temas de ejecución y contratación en los institutos descentralizados, ni el Gobernador Aníbal Gaviria ni el ex Gobernador Luis Pérez tienen ninguna responsabilidad fiscal. Ni contratan ni adjudican ni son de las juntas directivas.

En 2019. La Directora de INDEPORTES en Gobernación de luisperez. al ver el atraso en las obras de la cicloruta de oriente, iba en 52%, solicitó UNA CONCILIACION PREJUDICIAL en contra de VIVA con el fin de, o dar por terminado el contrato con sanciones, o que se pusieran al día en la construcción. Así quedó escrito en el informe de empalme.

En abril de 2020, en la actual administración de Anibal Gaviria, Indeportes desistió de la solicitud de conciliación prejudicial, sin que hubieran cambiado las circunstancias que dieron lugar a la solicitud de conciliación; es decir. la empresa VIVA continuaba incumpliendo el contrato. Hecho jurídicamente anormal porque la única razón que justificaba la decisión de desistir de la conciliación prejudicial era el cumplimiento de las obras, lo cual no sucedió.

Tres años después de desistir de la CONCILIACION, la obra sigue parada. Y el contrato de construcción, INDEPORTES y VIV A, sigue vigente con seis suspensiones justificadas en la emergencia sanitaria y con cero avances.
El informe del contrato para terminar las ciclorutas de Oriente se entregó en el EMPALME con Gobernación de Aníbal Gaviria, como lo exige la ley. Y se dejaron los recursos necesarios. Y no hubo objeción, pero se desistió en 2020 de la conciliación prejudicial-

Cualquiera haya sido el error de VIVA, hay que terminar las ciclovías de Oriente. Son espacios no solo de belleza y deporte sino también hermosos espacios de igualdad. Toda obra pública que no se termine es una ofensa que se le hace a la comunidad y a la región.

Aquí más Columnas de Opinión

Sigue leyendo

Columnistas

CALI ZOZOBRA

Columnistas

Publicado

en

Por: Gustavo Álvarez Gardeazábal

No hay nada más preocupante para una ciudad que terminar admitiendo su incapacidad de detener el acelere hacia la equivocación permanente. Es probable que la medición no sea objetiva y ella obedezca a experiencias personales de quien las haya vivido. Pero aún a riesgo de ser subjetiva, y como tal de ayudar a seguirse equivocando, me resulta mejor decirlo y de una vez. Estoy asombrado con el clima de zozobra que vive la capital del Valle . Y lo digo con dolor porque yo, que realicé mis estudios universitarios en esa ciudad, que trabajé más de una década en ella, que llegué a ser miembro del Concejo Municipal y de la Asamblea Departamental con sus votos. Yo, que el 58% de la votación, entonces abrumadora, que obtuve hace 25 años para ser gobernador los conseguí en sus barriadas, no me puedo quedar callado ante una realidad apabullante que hace percibir a Cali como un escaparate que voltearon a la fuerza y quedó patas arriba con los cajones afuera. No soy muy partidario de las estadísticas sobre seguridad, pero cuando uno ve las cifras de “Cali como vamos” en donde los poquitos que denuncian los hurtos han aumentado de 1.650 denuncias en 2005 a 24.009 en 2022,hay que admitir la gravedad de lo que pasa. Y como cuando uno llega a Cali siente que ha entrado en una ciudad donde las normas elementales de convivencia ya no rigen, palpa hasta donde llega el cáncer que la consume. En Cali los semáforos existen, prenden y apagan y cambia de color pero cada vez menos gente los respeta. En el estadio y en los sitios de diversión pública donde venden los puestos, cada vez se respeta menos ese derecho adquirido y la gente se apropia del asiento ajeno sin inmutarse. Y vaya proteste. Corre el riesgo de morir en el acto, como se siente que le puede pasar si cuando queda metido en uno de los eternos trancones del irrespeto semafórico se le acercan par greñudos con cara de zombis a exigirle que deje limpiar los vidrios o que les paguen por lo que no han hecho. Y ni sigo, porque da escalofrío contarlo.

Sigue leyendo

Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter


Lo más Leído

Copyright © 2023 Totus Noticias. Desarrollado por Totus Agencia Creativa