Denuncian desplazamiento forzado de más de 1.200 personas en Chocó

Totus Noticias
2 Min Lectura

La Defensoría del Pueblo emitió alerta temprana al respecto.

La Defensoría del Pueblo emitió una alerta temprana sobre el riesgo que enfrentan los habitantes de los municipios de Medio San Juan e Istmina, Chocó, ante la grave situación de desplazamiento forzado, confinamiento y homicidios que se presentan en la zona.

Esto producto de los combates que hay desde el pasado 15 de agosto entre el ELN y el Clan del Golf, luego de que se acabó un pacto entre esos dos grupos armados ilegales por el control del territorio.

Estos grupos se pelean las rentas de las economías ilegales, el narcotráfico, cultivos ilícitos y la extracción ilícita de recursos naturales, entre otras actividades criminales.

Producto de esto, los pasados 12 y 13 de agosto, el Clan del Golfo ingresó a la comunidad de la Unión, de Dipurdu y El Guasimo, en el municipio de Medio San Juan, donde pintaron las viviendas con logos alusivos a ese grupo armado. Además, retuvieron e interrogaron a civiles.

Por otro lado, el pasado 14 de agosto el ELN asesinó a un civil en cercanías de la comunidad de Negría (Istmina), porque habría sido acusado y señalado de ser informante de las AGC.

Al día siguiente hubo combates entre el ELN y el ‘Clan del Golfo’ en la parte alta de la comunidad de Dipurdú y por la zona del cementerio.

Estos enfrentamientos causaron que aproximadamente 965 familias y 1.227 personas se desplazaran hacia la comunidad de San Miguel. Otras familias se habrían desplazado de la comunidad la Unión (Medio San Juan), al municipio de Istmina.

Los que resisten al desplazamiento forzado se encuentran en situación de confinamiento, es decir, cerca de 1.391 personas pertenecientes a las comunidades de la Unión, San Miguel e Isla de Cruz.

Colprensa

Cuadro de comentarios de Facebook
Comparte este artículo