InicioTotus CuriosidadesCae una extraña lluvia de peces en Texas: "No es una broma"

Cae una extraña lluvia de peces en Texas: «No es una broma»

La ciudad de Texarkana ha vivido lo que se conoce como ‘lluvia animal’, un fenómeno inusual, pero con una explicación científica y con precedentes en la historia.

La ciudad tejana de Texarkana, en la frontera con Arkansas, vivió el pasado miércoles una situación de magnitudes bíblicas a eso de las 16:30 (hora local) cuando del cielo comenzaron a llover peces, ranas, crustáceos, y otros animales marinos, ante la estupefacción de algunos de los vecinos de la localidad, que no podían creer lo que estaban viviendo.

Muchos de los habitantes de la zona, encontraron peces de pequeño tamaño al salir de sus casas o de los establecimientos tras la lluvia, quedando un poco desconcertados, aunque los que vivieron uno de los momentos más surrealistas de su vida, son aquellos que veían caer animales del mismísimo cielo: ‘¡Están lloviendo peces!’. Me dijo: ‘No, no lo están’ y yo respondí: ‘¡No, de verdad lo están!’. Y los peces caían aquí y en todas partes», relató el hombre, relataba un comerciante de la ciudad tras observar con claridad este fenómeno conocido como lluvia de animales.

Los peces, no más grandes que la palma de una mano, los de mayor tamaño, han sido, con el paso de los días, objeto preciado para fotografiar, así como centro de las bromas en Texarkana, y en algunos casos como específica una vecina, están sirviendo como cebo de pesca tras lanzarse a la calle a recogerlos del suelo.

¿Qué es la lluvia de animales?

A pesar de lo que pensaron algunos de los residentes de Texarkana, estos peces no se originaron en las nubes, como el agua de lluvia, sino que fueron arrastrados hasta el cielo por una corriente de aire, precipitándose posteriormente al vacío. Para que esto ocurra, se necesita una corriente de aire ascendente de carácter fuerte, y un banco de peces y animales lo suficientemente ligeros para verse atrapados en el flujo de aire, de hecho, es más habitual de lo que se pudiera pensar, lo que ocurre es que rara vez, estos animales caen en zonas habitadas como ocurrió aquí.

Según explica National Geographic, estas corrientes ascendentes en algunos casos, son más poderosas que las trombas marinas y pueden capturar animales de un pequeño tamaño, incluidos pájaros, murciélagos, ranas y serpientes. Cuando esta corriente comienza a perder energía, no es capaz de sostener en el aire el peso de estos animales, que empiezan a caer, dando la impresión de ser un fenómeno atmosférico totalmente sacado de película.

La historia de la lluvia de animales

Existen testimonios que datan de la Edad Media, que hablan de animales de todo tipo cayendo del cielo, algo que no pudo ser demostrado en aquella época, pero que posteriormente sí se ha documentado y registrados en varias ocasiones.

  • Por ejemplo, «la revista Scientific American registró el informe de un chubasco de serpientes que alcanzaban alrededor de 45 cm en Memphis, el 15 de enero de 1877″. En Estados Unidos, se registraron más de quince informes de lluvias de animales durante el siglo XIX.
  • En el caso de España, «el 25 de septiembre de 1872 cayeron con el aguacero una gran número de codornices sobre San Fernando (Cádiz); sirvieron de «rancho» para las tropas del ejército de tierra y el de marina de ese día», según datan informes de la época.
  • Uno de los casos más curiosos, captado en un reportaje de ‘History Channel’, es el caso de la Lluvia de peces de la ciudad de Yoro, en Honduras, donde según el folclore popular, este fenómeno ocurre de forma anual y periódicamente. Algunos lugareños afirman haber sido testigos oculares de este suceso, que según cuentan, lleva ocurriendo en la zona desde hace varios siglos.

Tomado de As.com

Articulos Relacionados
spot_img

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here