28.3 C
Medellín
viernes, diciembre 2, 2022

Arrepentidos regresan

Por: Raúl E. Tamayo Gaviria.

Vivía en Sopetrán un muchacho, buena gente y estudioso, de apellido Quijano, que cuando terminó el cuarto año de bachillerato en el Liceo José María Villa, dijo que se iba del pueblo, pues él era un hombre para cosas muy grandes.

Aventurero, como don Alonso Quijano El Bueno, se despidió de sus compañeros y les dijo que se iba a recorrer el mundo. Que volvería con plata.

Quijano llegó a Medellín a buscar empleo para conseguir los pasajes para viajar al extranjero, pero no pasó de Guayaquil. Haciendo mandados en los negocios de abarrotes y en los transportes. De cotero, barrendero y paje o “todero” como para sobrevivir, pero nada de un empleo firme y bien pagado.

A los seis meses, desesperado, se volvió para Sopetrán, de donde no debió haber salido. Con ropas sucias y descuidadas, se bajó del camión de Moná, con un taleguito al hombro, como equipaje.

En la plaza al ver llegar a Quijano, uno de sus compañeros le gritó:

–Hola míster, ¿le llevo la maleta?

Eso les está pasando a mis amigos de Belén de Bajirá, corregimiento que fuera de Mutatá, Antioquia y que por culpa de Juan Manuel Santos y sus compinches del IGAC, pasó a ser parte del municipio chocoano Riosucio.

Cuando eran parte de Antioquia, tuvieron hospital, con médicos y enfermeras, colegios y escuelas con dotación y profesores, canchas para deportes y vías de comunicación, como la de Mutatá, Caucheras hasta Bajirá, con mucha parte pavimentada, más la que de Bajirá conduce a Riosucio.

En Bajirá quedaron los edificios de hospital, colegio y escuelas, canchas y demás dotación, pero sin docentes, personal de salud, ni mantenimiento de edificios.

El municipio chocoano de Riosucio, ha dicho que no tiene recursos para hacerse cargo de las necesidades del corregimiento y el gobierno departamental chocoano tampoco asume su responsabilidad. Antioquia no puede, ni como Departamento, ni Mutatá, como municipio, atender con funcionarios, ni con presupuesto las necesidades de los bajireños, ya no son antioqueños.

Ahora ya quieren ser municipio. No saben los requisitos que se necesitan para la creación de un municipio. En la Asamblea Departamental, me correspondió intervenir en la creación de muchos municipios. Uramita, San Francisco, Puerto Triunfo, San Pedro de Urabá, San Juan de Urabá, Hispania. Tal vez los diputados del Chocó, puedan, aunque ya fracasaron una vez.

Ahora quieren los bajireños obstruir la Vía al Mar, en Mutatá. En un paro que tienen para el lunes 15 de marzo. Como en otro paro chocoano les dieron el corregimiento, ahora con este, les darán el municipio, pero del Chocó.

No agradecen lo que recibieron de Antioquia, nos van a perjudicar cerrando la vía.

Ya lo dijo Shakespeare: “Mendigo como soy, soy pobre también en dar las gracias”.

Ñapa: Muy grave, que el narcoterrorista Santrich esté haciendo alarde de su organización de bandidos desde Venezuela bajo la protección del dictador Nicolás Maduro, para amenazar a Colombia, a su gobierno y a dos connotadas periodistas como son Claudia Gurizati y Vicky Dávila. Esta columna condena esas amenazas

spot_img
Articulos Relacionados
spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí