InicioInternacionales¿Aprendieron a vivir con el virus? Dinamarca ya vive sin restricciones

¿Aprendieron a vivir con el virus? Dinamarca ya vive sin restricciones

EFE/EPA/CLAUS BECH/Archivo

Con una de las tasas más altas de vacunación más progresiva a nivel mundial de un (75%) y una de las más bajas en muertes, el país nórdico se convirtió en el primero de la Unión Europea en eliminar el barbijo y cualquier protocolo sanitario vigente aún en resto del mundo.

Desde el 10 de septiembre, el coronavirus dejó de ser considerado como una amenaza crítica para la sociedad danesa y se terminaron de eliminar todas las restricciones, lo cual estaba dispuesto que ocurriría a partir del 1 de octubre, pero se adelantó.

Consideran que la enfermedad se encuentra controlada, aunque inmersos en la globalidad, siempre existen posibilidades de volver atrás si aumentan los contagios.

Así, ya viven sin ningún tipo de limitaciones: sin barbijos en exteriores ni interiores, sin distanciamiento social, sin aforos limitados en grandes eventos ni exigencias de presentar certificación de vacunación para ingresar a diferentes sitios.

Ya no es necesario presentar ningún certificado de vacunación ni de tests negativos para circular en Dinamarca (AFP)

“Cuando se alcanza el 75% de vacunación, está en la famosa inmunidad de rebaño, con lo cual cada vez va a haber menos casos porque la mayoría ya está inmunizada. Pero hay que ser muy prudentes, hay 25% de la población no vacunada, eso es muchísima gente que se puede ir enfermando, y un porcentaje lo va a hacer gravemente”, advirtió la Dra. Gabriela Piovano, infectóloga de Terapia Intensiva del Hospital Muñiz, en diálogo con Infobae.

¿Qué significa ´convivir con el virus´ y ´normalizar la enfermedad´? 

“Es aceptar como algo habitual que dentro de la comunidad transcurran determinados casos, pero con casos graves en menor medida. Sin embargo, la circulación del virus puede generar nuevas variantes que pueden escapar a la inmunidad obtenida por infecciones o vacunas, y en ese caso reproducirse brotes con una mortalidad que puede ser importante”.

Con el anuncio de hoy sobre la posibilidad de no usar barbijos en la vía pública, en Argentina se empieza a vivir de alguna manera una ´nueva normalidad´. Según la Dra. Piovano, se trata de “un premio” al esfuerzo que ha hecho la sociedad, pero “debe ir acompañado de un discurso muy fuerte”, en consideración de la tendencia del comportamiento de la población en general. “La transmisión es mucho más baja en lugares abiertos pero en Argentina, el hecho de que no se use al aire libre puede conducir a que no se utilice en lugares cerrados y así se pueden ir generando nuevas transmisiones”.

“Llegaremos a la inmunidad de rebaño cuando logremos las dos dosis en por lo menos arriba del 60% de la población. Aún estamos con una cobertura incompleta”, enfatizó a Infobae el Dr. Lautaro de Vedia, médico infectólogo del Hospital Muñiz y ex presidente de la Sociedad Argentina de Infectología.

En Dinamarca, además de la sede de la Iglesia de la Cienciología, el único sitio en el que aún se conservan restricciones es en el aeropuerto. No existe el distanciamiento ni en restaurantes, festivales ni conciertos. Las discotecas y bares no tienen límites de horarios ni de aforo, y ya no se pide siquiera su famoso documento que acredita la vacunación o un test reciente, el corona passport.

Siguenos en Redes Sociales
20,380FansMe gusta
3,571SeguidoresSeguir
665SeguidoresSeguir
2,480suscriptoresSuscribirte
Articulos Relacionados

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here