Alerta Roja: Huracán Hilary Amenaza California – Declarado Estado de Emergencia

Totus Noticias
5 Min Lectura

El huracán Hilary mantiene en vilo a Estados Unidos, generando pánico en California. El gobernador Gavin Newsom ha tomado medidas extremas, proclamando el estado de emergencia para gran parte del sur del estado. Mientras la furia de la tormenta se cierne, los esfuerzos de respuesta y recuperación están en marcha antes de los impactos pronosticados para este domingo.

Newsom, líder del estado dorado, ha demostrado liderazgo en la crisis al reunirse con socorristas y funcionarios locales, incluido el alcalde de San Diego, Todd Gloria. Con una determinación incansable, Newsom firmó la proclamación de emergencia en medio de una visita a las tropas de la Guardia Nacional de California, según informes oficiales.

La urgencia se ha sentido en todos los niveles, con Newsom manteniendo comunicación constante con funcionarios federales, incluso con la Casa Blanca, en busca de apoyo para enfrentar a Hilary, que se ha clasificado como categoría 1 con vientos a 85 km/h. La advertencia del Centro Nacional de Huracanes sobre inundaciones «catastróficas» y lluvias intensas en la región ha mantenido en vilo a las autoridades y a la población.

En un llamado de unidad y determinación, Newsom declaró: «California está movilizando todos sus recursos, equipos y experiencia para enfrentar esta tormenta sin precedentes. Miles de personas están trabajando incansablemente en terreno, colaborando con equipos federales y locales para respaldar a las comunidades».

La trayectoria de Hilary ha mantenido en alerta a las autoridades, ya que se espera que se desplace desde Baja California, México, hacia el sur de California el próximo domingo 20 de agosto en horas de la tarde. Sin embargo, los impactos del huracán podrían sentirse mucho antes, según los informes de la cadena CNN.

La amenaza también se extiende al condado de San Diego, que ha anticipado la emergencia al igual que la frontera mexicana. Desde Punta Abreojos hasta Cabo San Quintín, las poblaciones están en alerta máxima, preparándose para enfrentar los efectos de Hilary.

Previo a su llegada a Estados Unidos, Hilary dejó su marca en México, provocando un fallecimiento y daños significativos. El huracán, clasificado como categoría 1, azotó la península de Baja California, generando intensas lluvias que causaron estragos y dañaron infraestructuras.

El domingo, Hilary presentaba vientos máximos sostenidos de 130 km/h, ubicándose a 460 km al suroeste de San Diego, California, según el Centro Nacional de Huracanes. El huracán ha mantenido a las poblaciones costeras en vilo, especialmente en la región fronteriza con Estados Unidos, donde se encuentra la ciudad de Tijuana.

A pesar de la disminución de su intensidad de categoría 4 a categoría 1, Hilary continuó desencadenando fuertes lluvias en la península de Baja California y gran parte de México, incluso en la capital, Ciudad de México. Las calles inundadas y los árboles caídos pintaron un cuadro de caos y desafíos.

Las autoridades de Protección Civil del gobierno mexicano han enfrentado situaciones peligrosas, recorriendo zonas como Mulegé y Loreto en Baja California Sur. Deslizamientos de tierra y carreteras bloqueadas han sido parte de los estragos. Mientras se trabaja en la restauración de la circulación, las corrientes desbordadas han generado pérdidas humanas y materiales.

En medio de este panorama, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) ha logrado restablecer el suministro eléctrico en un 81% de la península de Baja California, demostrando la resilencia ante la adversidad. La región se encuentra en pie de lucha, preparándose para el impacto de Hilary y enfrentando los desafíos de recuperación en su estela.

Esta es la trayectoria estipulada del huracán Hilary | Foto: National Oceanic and Atmospheric Administration

*Con información de Europa Press y AFP.

Cuadro de comentarios de Facebook
Comparte este artículo