Alejandro Osorio, de celebrar en Táchira a Campeón Nacional. Venció a Egan y a Higuita

Totus Noticias
3 Min Lectura

Este domingo Boyacá fue noticia, pues sus carreteras sirvieron de escenario para la prueba de ruta de los Campeonatos Nacionales de Ciclismo, en su categoría élite. Nairo Quintana, Rigoberto Urán y Egan Bernal, entre otros, conformaron el grupo de ciclistas World Tour que esperaban vestirse con el jersey que acredita al campeón por todo el año, mismo que obtuvo Esteban Chaves, del EF Education, hace un año.

La competencia fue dura, pero emotiva y 6 ciclistas conformaron el grupo de fuga, uno de ellos Alejandro ‘el Pony’ Osorio, que venía de celebrar etapa en la Vuelta al Táchira, hace unos cuantos días y que ahora se prepara para competir en el Tour Colombia con su equipo, el GW Shimano.

La brecha entre los escapados y el lote principal se abría, a medida que avanzaba el recorrido de los competidores, alcanzando a estar cerca de 5 minutos por delante. Sin embargo, ya sobre las últimas vueltas en el circuito dentro de la ciudad de Tunja, los grandes despertaron y empezaron a luchar por un lugar en el podio.

Para Nairo, Rigo, Daniel Martínez y otros fue tarde. Pero el que sí lograba comenzar a levantarse y a recortar tiempo respecto a la fuga, era el llamado niño maravilla, el único campeón del Tour de Francia que tiene Colombia: Egan Arley Bernal. Él, acompañado de Sergio Andrés Higuita, del Bora – Hansgrohe, comenzaban a brindar espectáculo por las atractivas carreteras tunjanas.

Los fugados comenzaron a temblar, haciendo lo posible por mantener a raya al dúo que se acercaba, pero no lo lograron: El nivel que mostró el zipaquereño en esta carrera fue simplemente increíble, e ilusiona respecto a todo por lo que competirá en este 2024 en Europa. Así, tanto el del Ineos como el del Bora pasaron como si hubiesen puesto un motor en sus caballitos de acero, alcanzando al único que se mantenía luchando arriba: Alejandro Osorio.

Este último, ya no como un pony, sino como un caballo andaluz, se batió contra estos dos monstruos y, parado sobre los pedales, parecía que no se dejaba alcanzar. La meta empezó a aparecer en el horizonte y Osorio, con pocos segundos sobre Higuita y Bernal, no daba crédito a lo que ocurría en la capital boyacense.

El ciclista nacido en Carmen de Bivoral, al oriente antioqueño se agarraba la cabeza a dos manos, con la incredulidad de un niño que está venciendo a un gigante, mientras que cruzaba la meta, apenas a 4 segundos de Higuita y Bernal, que ahora acompañarían al nuevo campeón de ruta en el podio, uno a la izquierda y otro a la derecha. ¡Hermoso final en Tunja!, que corona a un guerrero que pareció invencible.

Cuadro de comentarios de Facebook
Comparte este artículo