¡Aberrante! Adulto Mayor Abusa Sexualmente de su Hermana con Síndrome de Down en Apartadó

Totus Noticias
3 Min Lectura

Un caso aberrante de abuso sexual sacude a la comunidad de Apartadó, Antioquia, luego de que se revelara que un hombre de 75 años presuntamente abusó sexualmente de su propia hermana, quien padece de síndrome de Down, durante un período de tres años. La Fiscalía General de la Nación ha tomado medidas legales contra el presunto agresor, quien ahora enfrenta un proceso judicial por estos graves delitos.

El hecho ha generado consternación en la sociedad, pues el presunto agresor, un hombre de 75 años, es acusado de cometer abusos sexuales contra su hermana, una mujer de 42 años con síndrome de Down. Según la investigación de la Fiscalía, los abusos habrían ocurrido entre los años 2020 y 2023, dentro de la vivienda familiar ubicada en la zona urbana del municipio de Apartadó.

El presunto agresor habría perpetrado los abusos tanto realizando tocamientos de carácter sexual como accediendo carnalmente a su hermana con síndrome de Down. La gravedad de los delitos ha llevado a que la Fiscalía obtenga una medida de aseguramiento en centro carcelario contra el victimario, quien fue capturado por la Policía Nacional el 24 de enero de 2024.

Según informó la fiscal a cargo del caso, durante las audiencias preliminares, el presunto agresor no se allanó a los cargos imputados por el delito de acceso carnal o acto sexual en persona puesta en incapacidad de resistir agravada y en concurso homogéneo y sucesivo.

Este caso pone de manifiesto la vulnerabilidad de las personas con síndrome de Down ante el abuso sexual. Factores como las dificultades en la comunicación, la dependencia de cuidados, la falta de educación sexual y la falta de apoyo social pueden contribuir a exponer a estas personas a situaciones de riesgo.

La sociedad debe estar alerta y tomar medidas para proteger a las personas con síndrome de Down y otras discapacidades contra el abuso sexual. Es necesario promover la educación sexual inclusiva, fortalecer las redes de apoyo y garantizar que estas personas puedan denunciar cualquier situación de abuso de manera segura y efectiva. El caso en Apartadó es un recordatorio del compromiso continuo que se necesita para proteger los derechos y la seguridad de las personas con discapacidad.

Cuadro de comentarios de Facebook
Comparte este artículo